VW Passat 1.4 TSI 160 cv: Más downsizing

passatportada_1a449fd993fd6e05aa3a926b1.JPG
Enrique Marco09 nov 2012
Cada vez resulta más habitual ver ejemplos de downsizing, y el último en hacerlo es el Volkswagen Passat, que sustituye al anterior 1.8 TSI de 160 cv por un 1.4 TSI con doble sobrealimentación de la misma cifra de potencia. Corre lo mismo y gasta casi un litro menos.
Ya llevamos un tiempo hablando del downsizing, o lo que es lo mismo, la tendencia que lleva a los fabricantes a reducir las cilindradas de sus motores para ahorrar combustible y disminuir las emisiones. Con una alta tecnología se puede, además, mantener o incluso mejorar las cifras de potencia y prestaciones; por lo que a priori todo son ventajas. El último ejemplo de esta tendencia es el superventas de las berlinas, el Volkswagen Passat, que en su gama de gasolina “jubila” el motor 1.8 TSI de 160 cv para sustituirlo por el 1.4 TSI de esos mismos 160 cv. El primero llevaba turbo, mientras que el más moderno lleva turbo y un compresor, es decir, doble sobrealimentación.
De este motor 1.4 TSI con turbo y compresor ya hemos hablado mucho en los diferentes modelos del Grupo VW que desde hace unos años lo montan. De hecho, en la gama Passat, ya existía un 1.4 TSI, sólo que la versión sencilla sin compresor de 122 cv, que se venden como modelo de acceso a gama con el acabado Edition y por 26.050 €. Ahora esta mecánica 1.4 TSI de 160 cv se ofrecerá en lugar de la antigua de 1,8 litros tanto en el Passat berlina como en el familiar Variant o en la versión tipo coupé CC. Curiosamente dicho cambio no es una política generalizada dentro del Grupo VW, ya que, por ejemplo, el recién presentado Audi A3 sigue recurriendo a un bloque 1.8 TSI, en este caso con la potencia elevada a 180 cv.
Pero vamos a ver cómo afecta la sustitución del 1.4 TSI por el 1.8 TSI en la gama Passat y CC. De la mecánica de 1.390 cc se logran sacar los mismos 160 cv que de la anterior de 1.790 cc gracias a que, además del turbo, se añade un compresor. El régimen al que se obtiene dicha potencia es 500 rpm superior en el nuevo modelo (ahora a 5.500 rpm), por lo que resultará ligeramente más puntiagudo. En cuanto a la cifra de par motor se reduce 10 Nm, de 250 a 240 Nm, pero en este caso el régimen al que se registra el mejor rendimiento el igual de bueno en ambos casos: desde 1.500 rpm. En teoría es “un pelín” superior el rendimiento del viejo motor, pero al ser más pequeño y ligero el nuevo hace que el peso total del Passat se reduzca en casi 20 kilos.

passatxa_89c6665993574f8549083f301.jpg

Así las cosas en materia de prestaciones las cosas quedan “en tablas”, ya que el nuevo 1.4 TSI calca las prestaciones del viejo 1.8 TSI, con 220 km/h de velocidad punta y 8,5 segundos en aceleración de 0 a 100 km/h. La mejoría y razón de ser de este cambio la encontramos en las cifras de consumos y emisiones, que descienden hasta los 6,1 l/100 km y 142 g/km de CO2 en el caso de equiparlo con la caja de cambios DSG (con el 1.8 TSI las mejores cifras eran de 6,9 l/100 km y 160 g/km de CO2).
Con el nuevo motor 1.4 el Passat corre lo mismo que con el anterior 1.8 y además gasta casi un litro menos
Como decíamos al principio, esta nueva motorización en la gama Passat está disponible en las dos carrocerías más la tercera tipo coupe denominada CC. En todos los casos va asociada al completo nivel de equipamientos Highline y se puede solicitar tanto con cambio manual de seis marchas como con el DSG de siete. Los precios varían dependiendo de la caja de cambios y de la carrocería, y oscilan entre los 32.190 € del Passat 4p manual y los 37.500 del CC DSG.

passatxb_226bdb6d4e61a1c67676a9270.jpg