VW Golf Cabrio 2.0 TDI DSG Bluemotion Technology, el precio de un placer:

VW Golf Cabrio 2.0 TDI DSG Bluemotion Technology, el precio de un placer 1
Agencia EFE14 ago 2012
La conducción en contacto con el aire libre a bordo de un descapotable es un placer que tiene su precio, como la gran mayoría de las actividades placenteras de la humanidad, y en este caso elevado, que hace de este estilo de automóvil un capricho rodante.

Teniendo muy presente este inconveniente, básicamente económico, y al margen de los derivados del uso de un techo de lona, el Golf Cabrio de última generación es el descubierto más logrado de este compacto desde que en 1979 llegará al mercado el primero de la saga, que ha llegado a ser, temporalmente, el descapotable de más éxito del mundo.

El problema endémico de estos Cabrio, resultado de la transformación de arquitecturas cerradas no diseñadas desde un principio para ser descubiertas, es el de una falta de rigidez que deja libres las torsiones del bastidor en todas las direcciones llegando a envejecer prematuramente un coche por el que se paga un extra a veces excesivo.

El nuevo Golf Cabrio resuelve en gran medida este inconveniente con un buen trabajo de ingeniería sobre el bastidor, de forma que sólo las vibraciones del espejo retrovisor delatan alguna de esas incómodas torsiones que, de todas formas son sólo evidentes cuando se circula sobre malos asfalto o en enlazadas de curvas muy rápidas.

En este Cabrio, la contención de estos esfuerzos torsionales es una cualidad asociadas a la construcción de una capota de buen aspecto general, que ha ganado en calidad de estética y de construcción, con un bajo nivel sonoro a alta velocidad y muy rápida de plegado.

Sólo son necesarios 9,5 segundos para que el sistema eléctrico haga la apertura o cierre completo de la capota, lo que, además se puede hacer en marcha, siempre que no se supere la velocidad de 30 km/h.

Otro rasgo distinto de la última generación del Golf Cabrio es el sistema de protección antivuelco activo que emerge automáticamente en un cuarto de segundo, sustituyendo a la barra antivuelco fija de los modelos anteriores.

De gran importancia en el Cabrio es el aspecto. En este caso, la variación descapotable parte de la arquitectura de tres puertas con techo cerrado, pero con algunos retoques en la parte trasera y en el parabrisas, al que se le ha dado una mayor inclinación para crear una silueta más deportiva que resuelve la difícil tarea de crear un conjunto dinámico sin excesiva lona a la vista.

Las líneas de expresión laterales, en combinación con una baja altura del techo y la mayor inclinación del parabrisas, crean una figura más alargada. El techo no es excesivamente intrusivo en la estética de este Golf que remata en la trasera con una mayor inclinación.

La huella del Golf Cabrio también se caracteriza en la lumínica, ya que la frontal se ilumina con tecnología LED (sólo en la luz de día) y en la trasera igualmente, con los dibujos de las versiones R, aunque con interpretación propia.

El maletero es el punto débil del Cabrio. El portón queda reducido a la mitad, por lo que la boca de carga se estrecha demasiado para dar acceso a un volumen que no es excesivamente generoso.

Volkswagen presenta el Golf Cabrio con un único equipamiento personalizable con varios paquetes combinados con una amplia paleta de colores (9 de carrocería y 7 tapicerías)

El interior es inconfundiblemente Golf. La atmósfera no varía en relación a las versiones GTI y el techo pasa desapercibido, gracias en gran parte a la calidad de ejecución, a la utilización de luneta trasera de cristal en lugar de plástica y a la baja sonoridad en marcha. Con lluvia, por ejemplo, llega a ser más silencioso que el techo metálico.

La nueva capota del Golf está compuesta por el varillaje, un techo interior, una estera de acolchado que cubre toda la superficie y el revestimiento de tela exterior.

Un detalle de construcción de la capota es la ubicación de las costuras longitudinales que unen el área central y las áreas laterales, que así sirven de bateaguas adicional.

El techo de lona se fija a los arcos mediante listones de fijación de tela atornillados, lo que evita que la lona se hinche cuando el Golf circula a grandes velocidades con la consiguiente mejora aerodinámica.

Frente a las versiones anteriores, la capota es más reducida, lo que favorece un accionado tan rápido, de igual manera que el sistema de apertura, confiado a dos bombas hidráulicas activadas mediante un interruptor central y un cierre electromecánico automático que hace innecesario el bloqueo o desbloqueo manual adicional.

La capota se remata atrás con una luneta de cristal calefactable que queda integrada en la lona mediante soldaduras de alta frecuencia.

La línea que divide el metal de la carrocería y la lona está marcada por un listón cromado que se ve bien desde fuera y no tanto desde el interior del coche, porque transmite una percepción de baja consistencia.

En el capítulo motriz, la unidad probada es la movida con el motor diesel 2.0 TDI de 140 caballos, el último en incorporarse a la familia de este convertible, un probado motor que en cada entrega recibe mejoras que afinan el funcionamiento.

En este caso, por ejemplo, el sonido mecánico que caracteriza a estos diesel, especialmente a ralentí, queda desde el interior neutralizado por un buen trabajo de aislamiento en el bastidor y la salida de escape que ahora deja salir sonidos de matices graves sin la agudeza metálica anterior.

El 2.0 TDI de 140 caballos es la opción más potente del Cabrio en el caso de la unidad probada está asociado a la imbatible transmisión de doble embrague DSG en la versión de seis velocidades, una opción en la que sí merece la pena invertir el sobrecoste. Se gana en confort y respuestas dinámicas y se obtiene una mayor velocidad de cambio que ni el conductor más avezado puede igualar.

Además se ahorra carburante, hasta un 20 %, un extremo difícil de creer pero que se confirma prueba tras prueba de cada uno de los modelos del grupo Volkswagen que equipan este tipo de cambio, sea el de 6 velocidades o el de 7. El empleo de uno u otro depende de la entrega de par del motor.

También está asociado al paquete de medidas de ahorro BlueMotion Technologies, consistente en el sistema de parada y arranque Start/Stop, capaz de un ahorro en ciudad de hasta 0,2 litros de carburante cada 100 kilómetros, y en el dispositivo de recuperación de la energía de frenado.

Con un bastidor que ha sido dotado de una elevada rigidez y los buenos acabados generales del coche, especialmente del sistema de plegado del techo de lona, el Golf Cabrio exhibe un aplomo muy similar al mostrado por la versión cerrada de tres puertas.

Sólo un pequeño temblor delata una menos rigidez que el vehículo cerrado, pero ya a gran distancia de la de su antecesor. El tamaño del coche y la arquitectura general de los trenes rodantes hacen que este convertible sea tan ágil en curva como cualquier otro Golf.

Llama la atención, una vez conduciendo al descubierto, la baja sonoridad del motor. De él se reciben tonos que pueden confundirse con los de un escape de gasolina. Sólo en un lugar cerrado, como un garaje, se escuchan claramente las señales diesel.

Pero las curvas no son el mejor medio para este Cabrio. La línea recta es la más placentera, para disfrutar de la conducción al descubierto.

El coche, por la inclinación del parabrisas, contiene el ruido aerodinámico, con las ventanillas bajas hasta una velocidad por debajo de los 90 km/h. En este punto se mejora notablemente con las ventanillas subidas y sobre todo si impera una conversación y se puede llegar incluso por encima de los 120 km/h sin alterar demasiado el ambiente acústico para escuchar música o charlar.

En los demás, el Cabrio es un Golf más, es decir, un compacto que no defrauda en comportamientos deportivos.

Al nuevo Golf Cabrio no se le puede negar un precio de ataque 'interesante' (24.840 euros para la versión equipada con el motor de gasolina de 1.2 TSI de 102 caballos de potencia), pero a poco que se quiera una versión más completa o equipada con uno de los motores diesel la cosa cambia notablemente, hasta situarse como un compacto con pretensiones de gama alta, al menos en tarifa.

Por ejemplo, el paquete Excellence que monta la unidad de prueba incrementa el precio básico de la opción motriz en 2.610 euros.

El aumento de precio en comparación con el Golf compacto, según Volkswagen, se debe a los refuerzos de la carrocería y al sistema de la capota y sus elaborados motor electrohidráulico y sistema de protección antivuelco activo.

Asegura Volkswagen que teniendo en cuenta todos estos datos y el amplio equipamiento de serie que ofrece el Golf Cabrio, la compra del descapotable para todas las estaciones del año será una decisión muy fácil. Una afirmación tan atrevida como la elección de compra de un descapotable, cualquiera que sea su condición dinámica o de clase.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

------------------------

Longitud 4,246 m.

Anchura 1,782 m.

Altura 1,423 m.

Distancia entre ejes 2,578 m.

Ancho de vía delantera 1,535 m.

Ancho de vía trasera 1,508 m.

Peso 1.545 kg.

Coeficiente aerodinámico 0,

Capacidad depósito 55 l.

Capacidad maletero 250 l.

Posición del motor Delantero transversal

Cilindros 4 en línea (16 válvulas)

Cilindrada 1.968 c.c.

Alimentación Inyección directa por

'common rail',

turbocompresor e

intercambiador de calor

Potencia 140 CV a 4.200 rpm

Par máximo 320 Nm a 1.750 a 2.500 rpm

Transmisión DSG de 6 velocidades

Embrague Dos embragues electro

hidráulicos en baño

de aceite

Velocidad máxima 205 km/h

Aceleración 0-100 9,9 s.

Emisiones de CO2 134 g/km

Consumo mixto 5,1 l.

Dirección Electromecánica por corona

y piñón

Diámetro de giro 10,9 m.

Frenos delanteros Discos ventilados (288 mm)

Frenos traseros Discos sólidos (253 mm)

Suspensión delantera Estructura McPherson

con triángulo inferior

Suspensión trasera Independiente con

4 anclajes, conjunto

muelle-amortiguador

independiente. Barras

estabilizadoras delante

y detrás

Tracción Delantera

Neumáticos 205/55 R 16

Impuesto de matriculación 4 %

Equipamiento de seguridad

y estabilización ABS, ASR, ESP, EPBD

y asistente de frenada

Precio 32.680 euros

RESTO DE GAMA

-------------

VERSIÓN CILINDRADA POTENCIA PVP

-----------------------------------------------------------------

Gasolina

--------

Cabrio 1.2 TSI 1.197 c.c. 105 CV 25.390

Cabrio 1.4 TSI 1.390 c.c. 122 CV 27.310

Cabrio 1.4 TSI DSG 7 vel. 1.390 c.c. 122 CV 29.100

Cabrio 1.4 TSI 160 CV 1.390 c.c. 160 CV 29.470

Cabrio 1.4 TSI DSG 7 vel. 1.390 c.c. 160 CV 31.270

GTI Cabrio 2.0 TSI 1.984 c.c. 210 CV 35.270

GTI Cabrio 2.0 TSI DSG 6 vel. 1.984 c.c. 410 CV 37.120

Diesel

------

Cabrio 1.6 TDI CR DPF B.T. 1.598 c.c. 105 CV 28.510

Cabrio 2.0 TDI CR DPF B.T. 1.968 c.c. 140 CV 29.690

COMPETENCIA DIRECTA

--------------------

Modelo Cilindrada Pot. PVP

-----------------------------------------------------------------

Audi A3 Cabrio 2.0 TDI Amb. Stronic 1.968 c.c. 140 CV 36.970

BMW 118d Cabrio 1.995 c.c. 143 CV 35.100

Peugeot 308 CC 2.0 HDI Active 1.997 c.c. 163 CV 30.519

Renault Mégane CC 2.0 dCi Privilege 1.995 c.c. 160 CV 31.410

VW Eos 2.0 TDI Sport DSG 1.968 c.c. 140 CV 35.340

Fernando A. Marqués