VW e-up! 2014: Volkswagen ya es eléctrica

portada_eae48b242c75688118d02c477.jpg
Raúl Toledano14 nov 2013
Conducimos en Madrid el primer vehículo cien por cien eléctrico fabricado en serie por el Grupo Volkswagen. Denominado e-up!, es la adaptación de un motor eléctrico de 82 cv y unas baterías de iones de litio al urbano up! Para disfrutar de sus 160 kilómetros de autonomía máxima habrá que desembolsar 26.300 euros a partir de junio de 2014.
Volkswagen ya es eléctrica. Marca y Grupo avanzan por un camino común, iniciado hace tres años con los primeros modelos híbridos (VW Touareg Hybrid, 2010; Porsche Panamera S Hybrid, 2011; y VW Jetta Hybrid, 2012), continuando este 2013 con la tecnología híbrida enchufable “Pluig-in Hybrid” en el Panamera S E-Hybrid y la serie limitada del coupé VW XL1 (sistema que también adoptarán en 2014 la gama Audi A3 y VW Golf); y será en 2014 cuando arranque la comercialización de su primer modelo eléctrico puro: este e-up!, otro gran paso hacia la estrategia “2018” con la que el gigante alemán pretende ser líder absoluto de ventas globales y también encabezar la electromovilidad mundial.
El up! nos espera en el céntrico y exclusivo barrio de Salamanca, Madrid. Para conducirlo debemos esperar hasta la tarde. Antes, toman la palabra los ingenieros y jefes de producto del e-up!, venidos de Bratislava, Eslovaquia, donde se ha producido este coche basado en el up! de cinco puertas y con el acabado High-up! Con 82 cv producidos por energía eléctrica, una aceleración de 0 a 100 km/h de 12,4 segundos, y un diseño tan distintivo como su equipamiento de serie, se puede hablar del up! más caro, sí, pero también del up! más potente, limpio, rápido y equipado.
Será el up! más potente, eficiente, rápido, equipado... y caro
Hasta hoy, el PVP máximo de la gama up! se establece en 14.935 euros, una cifra que casi duplica este up! eléctrico: 26.300 euros para un coche que estará disponible en España a mediados de 2014. ¿Caro? Desde luego, las posibilidades de amortizarlo son escasas, pero el coste de utilización es realmente competitivo. Volkswagen habla de que con este e-up! se puede realizar un trayecto de 100 kilómetros por menos de dos euros (estimando que su consumo de electricidad es de 11,7 kWh/100 km).
Sobreprecio y sobrepeso
Volkswagen ha trabajado en este e-up! con una idea clara: es un up! como otro cualquiera de la gama que en vez de motores de combustión, gasolina o gasoil, necesita de energía eléctrica para moverse. Esa filosofía se implantará en los venideros modelos eléctricos de la marca. Pero claro, adaptar todas las tripas voltaicas y las correspondientes baterías, en el caso del e-up de iones de litio, tiene un sobreprecio (ya indicado) y un sobrepeso. En el caso del e-up! la báscula indica 1.139 kilos, 230 kg más que un up! estándar, en ambos casos con 3,54 metros de longitud. De esta manera, los ingenieros han tenido que trabajar en la disposición de la batería: entre ambos ejes, distribuida en 204 celdas y 17 módulos, para rebajar el centro de gravedad del coche (la altura libre de la carrocería no varía) y así reducir el coeficiente aerodinámico a 0,308 (un 4% menos que otro up!). Las baterías de iones de litio aumentan el peso en 230 kg respecto al up! gasolina
AERODINÁMICA
En la mejora aerodinámica también han colaborado los nuevos retoques que ha sufrido la carrocería. Unos, como los logos en color azul, las ópticas en forma de “C” con LED diurno en el paragolpes inferior delantero o el logotipo up! en el portón trasero, son meros adornos; otros, como una minúscula entrada de ventilación superior del motor de faro a faro delantero, las estriberas de las puertas más pronunciadas, o unas llantas de aleación 15” incrustadas en unos neumáticos de baja resistencia a la rodadura (reducida también en un 7%) con un tamaño de 165/65 R15, van encaminados a lograr una mejora aerodinámica que permita alcanzar los 160 kilómetros de autonomía que oficializa el Volkswagen e-up!

vweuppruebaapoyo_3e3571e0a82b5d6f2474acd2b.jpg

El e-up!, únicamente disponible con la carrocería de cinco puertas, es un acabado en sí que se coloca por elementos de serie en la cima de la gama, dejando únicamente como equipamiento opcional el techo panorámico. Nos espera un coche que sobre el acabado High-up! añade asientos delanteros calefactados, climatizador automático, una tapicería específica de color gris claro con los bordes forrados en polipiel y costuras azules, o guarnecidos en puertas y salpicadero en tonos blancos. Las otras grandes diferencias en el interior corresponden a la iluminación verde/azul y diseño del cuadro de instrumentos y la pantalla Maps&More que, como siempre, hace las veces de sistema de navegación, bluetooth y ordenador de viaje, y que en este e-up! añade nuevas funcionalidades encaminadas a realizar una conducción más eficiente y conocer información sobre el estado de las baterías.
Las baterías, que no restan espacio de maletero (se mantienen los 250 litros), permiten almacenar una energía eléctrica máxima de 18,7 kWh, de tal manera que el motor desarrolla 82 cv de potencia máxima (60 kW), y lo que es más importante, con una transmisión monomarcha engranada al eje delantero es capaz de alcanzar los 210 Nm al acelerar de cero. Cuando comprobamos la respuesta del acelerador, ya en marcha, a la salida de un semáforo, los números oficiales son fieles a lo que ocurre sobre el asfalto: su aceleración de 0-60 km/h es de 4,9 segundos y de 0 a 100 en 12,4 s. La velocidad punta, de 130 km/h, tampoco es muy complicada de alcanzar.El sorprendente par desde parado acelera al up! hasta los 60 km/h en 4,9 segundos
Tanto en conducción urbana como extraurbana, el e-up! se comporta como otro coche de su tamaño. No es especialmente cómodo de suspensiones, pero sí que provoca una sensación adictiva y muy agradable el hecho de conducir a más de 100 km/h sin ruidos mecánicos. La aceleración desde parado resulta al oído como una especie de silbido suave y agudo. Esa sensación como de flotar sobre el asfalto que en otros eléctricos ya os hemos contado. También, como buen eléctrico, la información que transmite la dirección es muy baja y el freno regenerativo tiene un tacto muy especial, con cinco ajustes diferentes gestionados por el propio conductor desde el pomo del cambio: “D” (recuperación de energía solamente al frenar), “D1”, “D2”, “D3” y “B”, de menor a mayor el grado de intervención del servofreno y por lo tanto también la recuperación de energía, siendo recomendables estas últimas en situaciones de tráfico denso, notando como el coche frena (más o menos, en función del nivel) sin necesidad de pisar el freno. A partir del “D2”, también se encienden automáticamente las luces de frenado.Los números salen: en poco más de 40 kilómetros, consumimos un cuarto de energía de las reservas de las baterías
Por último, os queremos hablar del sistema de recarga del nuevo e-up. De serie, Volkswagen incluirá el doble sistema de recarga: bien a un enchufe convencional de 230 V o al sistema de carga rápida (CCS). En el primero de los casos, y con un cálculo medio energético realizado por Volkswagen España sobre una red de 2,3 kW, las baterías totalmente descargadas del e-up se recargarán del todo en un tiempo estimado de nueve horas. Con la tecnología CCS, disponible en estaciones de servicio con potencias de hasta 40 kW, la batería se recargaría al 80% de su capacidad en tan solo 30 minutos. Además, por unos 1.000 euros (precio todavía no cerrado), el cliente podrá contratar una wallbox para su garaje, con instalación y certificación incluidas, suministrando una potencia de carga de 3,6 kW que reduciría el tiempo de carga a siete horas.

La garantía del coche es de dos años; la del motor eléctrico, cinco; y la de las baterías, ocho.