VW California T5 Comfortline TDI 140: Con la casa a cuestas...

gen_rep_california_3ff381d3f463397478803c571.jpg
Diego Zotes18 jun 2013
Nos vamos de aventura con la nueva Volkswagen California T5, una furgoneta legendaria cada vez más funcional y atractiva, perfecta para hacer vida a bordo en familia en períodos vacacionales sin necesidad de hospedaje.
Nunca me había sentido un caracol, pero después de probar a fondo la nueva Volkswagen California T5 en su versión Comfortline Edition, que recientemente celebró su vigésimo aniversario de su creación, ya conozco plenamente el significado de ir con la casa a cuestas. Se trata exactamente de una furgoneta derivada del modelo Transporter totalmente adaptada a un estilo de vida en absoluta libertad con el fin de disfrutar del tiempo libre vacacional en familia o de excursiones esporádicas sin problemas de hospedaje y de la forma más económica posible. Pasar la noche en cualquier lugar retirado en esta furgoneta es toda una experiencia, muy divertida por cierto. Y os lo confirmamos con razón de ser, puesto que nos tomamos la prueba en serio y pasamos en familia una noche en el campo haciendo vida dentro de la California.
a favor-Casa con ruedas muy polivalente-Motor muy potente y económico-Interior completísimoen contra-Tremendo frío en la cama superior-Como vivienda, la comodidad es relativa-Los nada menos que 55.000 euros que cuesta
Los California mantienen su personal y peculiar concepto de movilidad que invita a la aventura, a explorar nuevas rutas y a adentrarse en la naturaleza y en parajes desconocidos gracias a su gran facilidad de adaptación.
Además, para este “caracol” moderno la agilidad y la velocidad no son un problema. A pesar de desplazar un peso más que considerable, de unos 2.500 kilos, se mueve con una agilidad sorprendente gracias a su motor diésel 2.0 TDI de 140 cv, que le permite acelerar con gran soltura hasta los 100 km/h en algo más de 10 segundos y alcanzar más de 170 km/h.
La gama T5, con sus diferentes versiones, se sitúa como el referente dentro de este segmento de vehículos tan original, por sus valores de habitabilidad y confort, máxima funcionalidad y una conducción sencilla y eficiente. Rivales directos en este segmento tiene más bien pocos, puesto que el único que encontramos, por lógica, con las mismas capacidades y características de nuestra California es el Mercedes Viano Marco Polo.La California es un 'todo en uno', lo mismo sirve de furgoneta de carga que de vivienda con ruedas para cuatro personas
Una casa con ruedas
El verdadero valor de la California es su polivalencia “todo en uno”, que igual sirve como vehículo de transporte cómodo para cuatro pasajeros, como una furgoneta al uso que nos puede servir incluso para cargar objetos voluminosos de trabajo, y como cometido fundamental, hacer las funciones de vivienda con ruedas que permite a una familia hasta de cuatro miembros disfrutar de unas vacaciones alrededor del mundo con el hospedaje incluido.
Con un diseño similar al de la Multivan, la California destaca con un completo y funcional interior. Todos los componentes se han diseñado aplicando ideas y materiales innovadores en busca de la máxima funcionalidad. Por ejemplo, la segunda fila de asientos y la encimera flexible plegable junto al bloque de cocina se pueden desplazarse y montarse sin dificultad mediante un sistema de guías.
Un vistazo al interior nos deja con la boca abierta pensando que es imposible que un vehículo de su tamaño tenga tanto aparejo. Está repleto de elementos propios de una casa, como cantidad de armarios integrados con puertas deslizantes, una cocina con dos fogones de encendido eléctrico, nevera hermética con capacidad para 42 litros y fregadero con cajón y cubertero situado debajo, todos ellos ocultos con tapas de cristal. Lleva también dos depósitos de agua, una limpia y otra residual, con 30 litros de capacidad cada uno, así como hay destinado un hueco en un armario para el camping-gas de 2,8 kg que abastece a la cocina.
Además, para poder hacer vida a bordo y convertir el interior en toda una sala de estar en segundos, incluye asientos giratorios 180º, una mesa interior plegable que también es encimera para la cocina, una mesa exterior integrada en el portón de apertura lateral corredero para el acceso de los pasajeros, con dos sillas de aluminio también plegables ocultas en el guarnecido del portón trasero. Todos estos elementos se acompañan por un toldo exterior retráctil manualmente, enchufes convencionales de 220 voltios, y dos camas dobles, una inferior de 1,14 metros de ancho x 2,00 metros de largo formada por el asiento posterior y su respaldo y otra sobre el techo, algo más grande, con somier de lamas y acolchonamiento, que deja al descubierto el techo elevable eléctrico realizado en aluminio propio de la versión Comfortline de la California. No falta por supuesto el climatizador independiente que hace las noches más amenas, alimentado por un pequeño motor conectado a una batería auxiliar de gran tamaño que abastece de toda la electricidad necesaria dentro del vehículo cuando está parado.
Además de este equipamiento exclusivo, la California cuenta con sistemas como Radio CD con lector de MP3 y entradas auxiliares y Climatronic de serie, mientras que entre los elementos opcionales hay infinitos, como la calefacción estacionaria, sistema de navegación en color, control de velocidad Tempomat o sensores de aparcamiento, entre otros.
De todas formas si se buscan las comodidades que hay en una casa no se van a encontrar. Es otra forma de vida. Primero el espacio disponible es muy limitado, de tan sólo 4 m2. Por otra parte el piso superior es muy frío y nos obliga a dormir con mantas hasta en verano. Y finalmente, se necesita una ligera adaptación para dormir en este tipo de cama, evidentemente muy duras.Con el motor diésel intermedio 2.0 TDI de 140 cv las prestaciones son suficientes y el consumo está sujeto
Motor suficiente y muy cómodo
El motor de nuestra unidad es el intermedio de la gama, el 2.0 TDI de 140 cv con common rail, por encima del 2.0 TDI de 114 cv y por debajo del 2.0 Bi-TDI de 180 cv. Este propulsor intermedio para nuestra California nos ha encantado y más aun combinado con el cambio automático de doble embrague DSG de 7 velocidades que hace la conducción absolutamente cómodo y muy dinámica, puesto que con su buena potencia nos permite movernos con la suficiente soltura como para integrarnos perfectamente entre el tráfico rodado, a pesar de arrastrar un peso de casi 2.500 kilos. Además, gracias a la tecnología TDI Bluemotion y a sus 7 velocidades los consumos no se disparan, consiguiendo a velocidades elevadas no superar los 8,5 litros reales a los 100 km.
De todas formas y a pesar de todas estas comodidades, los más de 55.000 euros que hay que desembolsar por la California básica, que en nuestra unidad con 140 cv y cambio automático DSG se va hasta los más de 62.000 euros se nos hacen demasiado grandes, aunque hay que contar con el buen pico de dinero que vamos a poder ahorrarnos en hoteles cuando salgamos de vacaciones.