Volvo XC70: Excursionista de lujo

Diego Zotes26 oct 2004
Volvo acaba de actualizar su “crossover” XC 70 con diversos retoques estéticos, mejoras en su habitáculo y mayor equipamiento opcional, como la eficaz suspensión activa Four C. La gama –cuyos precios oscilan entre 41.000 y 47.940 euros- sigue estando compuesta por dos opciones mecánicas, el diesel D5 de 163 cv y el gasolina 2.5 turboalimentado de 210 cv, y tres niveles de equipamiento: Kinetic, Momentum y Summun.
Inicio
EXCURSIONISTA DE LUJO
Volvo acaba de actualizar su “crossover” XC 70 con diversos retoques estéticos, mejoras en su habitáculo y mayor equipamiento opcional, como la eficaz suspensión activa Four C. La gama –cuyos precios oscilan entre 41.000 y 47.940 euros- sigue estando compuesta por dos opciones mecánicas, el diesel D5 de 163 cv y el gasolina 2.5 turboalimentado de 210 cv, y tres niveles de equipamiento: Kinetic, Momentum y Summun. De este modo el Volvo XC70 –que en sus orígenes se llamó Cross Country- sigue resultando muy atractivo en un segmento que se encuentra a caballo entre las berlinas familiares y los todoterreno tipo SUV de lujo. Sus rivales son pocos, pues tan sólo el Audi All Road, los Subaru Forester y Outback, o el inminente Alfa Romeo Crosswagon Q4 poseen unas características similares. Sin embargo este tipo de turismos familiares con tracción integral, suspensión algo más elevada y aspecto estético más agresivo, se convierten en la opción más acertada para quien desee un vehículo con las características de un turismo y que ocasionalmente lo utilice en caminos o terrenos resbaladizos.
  La tendencia estética a la hora de remodelar el XC 70 ha sido la de darle una mayor agresividad, cambiando el frontal y sus placas protectoras, las cuales vienen ahora en una nueva tonalidad gris piedra. Los grupos ópticos también has experimentado modificaciones y vienen “carenados” ahora por un plástico duro más resistente que el cristal ante las piedras. Exteriormente también se diferencia por las llantas de aleación de nuevo diseño con neumáticos 215/65 R16. En el interior cambian los asientos –ahora todavía más cómodos- y algunos detalles de la consola y mandos. Pero los nuevos elementos opcionales tales como la suspensión activa Four C, el BLIS y el WRG son quizá las novedades más importantes. El BLIS es un sistema que mediante cámaras nos informa de la presencia de vehículos en los ángulos muertos existentes entre los retrovisores; mientras que el WRG actúa como repelente del agua en las ventanillas laterales y en los retrovisores, mejorando así la visión.
En la jornada de pruebas tuvimos la oportunidad de conducir el en XC 70 2.5 T con cambio automático, aunque bien es cierto que esta motorización no ha experimentado modificaciones. Sí lo hizo la también turboalimentada T5, al pasar de 250 a 260 cv, pero dicha versión, que sí está disponible en el S60 y V70, no puede montarse en el XC 70. No obstante, el potencial que ofrece el motor de cinco cilindros y turboalimentado es tal, que sólo algún conductor extremadamente exigente deseará más potencia. A pesar de dar en la báscula más de 1.700 kilos y contar con los rozamientos extra de la tracción integral, el XC 2.5 T es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 8,1 segundos (8,5 segundos la versión automática que condujimos). Eso sí, los 10,2 l/100 km que declara como consumo medio (11,1 l/100 km con el automático) pueden incrementarse sensiblemente si abusamos del acelerador. Otra de las virtudes del Volvo XC70 es la comodidad de marcha, además de su excelente nivel de seguridad. Si como guinda le añadimos que sus nuevos asientos son comodísimos y también le montamos la suspensión Four C opcional, éste se convierte en un auténtico salón rodante ¡incluso para caminos!
Enrique Marco, Autocity
26 de Octubre de 2004