Volvo XC60: El anti X3 para 2009

Enrique Marco18 dic 2006
Volvo tiene preparado para 2009 el SUV compacto de lujo denominado XC60 que, con una agresiva imagen de coupé y unos sistemas de seguridad de vanguardia, competirá con lo más premium del segmento.
El anti X3 para 2009
El inminente Salón del Automóvil de Detroit es el escenario elegido por Volvo para mostrar un adelanto de su futuro SUV compacto de lujo, el XC60. Y es que todos los fabricantes de han dado cuenta de que el segmento de los pequeños todoterreno premium es uno de los más jugosos, y estiman su crecimiento entre 2007 y 2009 en un 75%, llegando a los 443.000 coches. Además, casi todas las marcas de prestigio han confirmado su presencia en la categoría, por lo que en un par de años podrá haber más de 10 vehículos de este tipo, los cuales lucharán con el hasta ahora líder destacado: el BMW X3.

a fondo Volvo XC60 1

De momento, el XC60 que Volvo presenta en Detroit está en fase de prototipo, pero la marca de origen sueco perteneciente al Grupo Ford asegura que el modelo de calle, que saldrá a la venta a principios de 2009, no diferirá mucho del prototipo que aquí mostramos. Completará la gama Volvo de vehículos con aptitudes fuera de carretera, junto al XC70 y XC90, buscará un perfil de usuario de vida moderna y activa, como el del recién llegado modelo compacto C30, y se caracterizará por una línea robusta hasta la “cintura” y de coupe en la parte superior; un concepto que en el de los SUV compactos generalistas acabamos de ver en el nuevo Ssang Yong Actyon.
Debido a que todavía faltan un par de años para su lanzamiento, todavía no se han facilitado datos de los motores ni de los sistemas de transmisión que montará, aunque se tratará de conceptos similares a los de los vehículos actuales de la gama Volvo. Tampoco se ha hablado de medidas, pero lógicamente será el “hermano pequeño” del XC90; más o menos como el X3 respecto al X5 en BMW.
Únicamente se ha avanzado en cuanto a características tecnológicas que tendrá nuevos sistemas de seguridad, como el City Safety. Este sistema parece que será muy útil para evitar los típicos golpes por alcance tan habituales en la ciudad, ya que hasta una velocidad de 30 km/h es capaz de frenar de coche automáticamente si detecta un obstáculo ante él.