Volvo V60 D4: De calidad y muy competitivo

vd_principal_10730216cdaf80bb44b6eb51b.jpg
Enrique Marco09 jun 2014
Con el nuevo motor de cuatro cilindros diésel y 181 cv, asociado a la nueva caja automática de 8 velocidades, el Volvo V60 D4 se convierte en uno de los familiares premium más recomendables, superando en la relación entre prestaciones y consumos a sus más directos rivales de Audi, BMW o Mercedes.
Volvo siempre ha sido considerada una de las marcas más seguras y de mayor durabilidad, pero a partir de ahora, con los nuevos motores Drive-E recientemente introducidos, ofrece también una relación entre prestaciones y consumos muy competitiva, tanto, que el “famoso trío alemán premium” no puede igualar las magníficas cifras que homologan los nuevos Volvo. Para comprobarlo nos subimos al Volvo V60 D4 automático, el cual monta la nueva generación de motores de cuatro cilindros más eficientes y refinados que los aún vigentes en otras versiones de 5 cilindros en línea. Este familiar premium con la nueva mecánica diesel de 181 cv y la nueva caja automática de 8 velocidades está disponible desde 38.560 euros, un precio entre 2.500 y 4.000 euros más económico que el de sus rivales de Audi, BMW y Mercedes.  
El Volvo V60 nació a finales de 2010, un moderno familiar que no obstante en 2013 recibió un importante cambio de imagen junto a otros modelos de la gama. Poco después llegaron los cambios mecánicos de los que ya hemos hablado, de modo que hoy día el familiar sueco cuenta con una interesante y completa gama en la que nuestro protagonista es seguramente el más recomendable y el que mejor parado sale frente a la competencia. Para la horquilla de precio que antes comentábamos nos hemos fijado en el los Audi A4 Avant 2.0 TDI 177 cv Multitronic, en el BMW 320d 184 cv Touring automático y en el Mercedes C220 CDI 170 cv Estate automático. Este último es el que peor lo tiene, aunque las cosas cambiarán en breve cuando se lance el nuevo Mercedes Clase C Estate.

vd_xa_624136b4ccf530de934634d98.jpg

Respecto a los aclamados Audi y BMW, con el Volvo V60 no sólo nos ahorraremos un dinerillo, sino que para sorpresa de muchos que confían ciegamente en el liderazgo tecnológico de BMW o Audi, el sueco, con el nuevo conjunto motor-caja, acelera más que el A4 y tanto como el 320 y consume unas décimas menos que ambos. Las cifras oficiales del nuevo V60 D4 de cuatro cilindros y 181 cv con la caja de 8 velocidades son de 7,6 segundos en aceleración de 0 a 100 km/h y 225 km/h de velocidad máxima junto a un consumo medio de 4,3 l/100 km; unas cifras extraordinarias si tenemos en cuenta además es Volvo es un poco más pesado que su dos rivales alemanes: pesa 1.696 kilos.La cifras de consumo y prestaciones de este nuevo V60 D4 son las mejores de la categoría
Nos ponemos al volante de este familiar de 4,63 metros de largo y lo primero que nos sorprende es la modernidad de su cuadro de mandos, que es totalmente digital y configurable. No tiene relojes analógicos, sino un display que permite tres estilos, dos muy similares entre sí y en tonos azulados y discretos y un tercero más excitante con la iluminación en rojo, la representación de un reloj de aguja para el cuentarevoluciones en el centro y en su interior la cifra numérica de velocidad máxima. Arrancamos (mediante botón y quitando el freno de estacionamiento de accionamiento eléctrico) y rápidamente percibimos que esta mecánica de dos litros es más refinada y silenciosa que la más veterana 2,4 litros de 5 cilindros.

vd_xb_71e7f6e556cc81c8ce9a68c0d.jpg

Iniciamos la marcha y bien podemos situar la palanca en D o bien cambiar con las levas ubicadas tras el volante. Los cambios se suceden de forma rápida y suave, y los 400 Nm de par que genera el muevo motor Drive-E empujan de maravilla. La verdad es que Volvo ha dado un paso de gigante en competitividad mecánica y modernidad de sus mandos (sobretodo con el cuadro digital), si bien en el estilo de su salpicadero ya habíamos conocido al consola flotante de estilo minimalista (aunque cargada de botones) desde hace más de una década. Lo que no cambia en Volvo es la comodidad, tanto por lo cómodos que son sus asientos como por lo bien puesto a punto que está a nivel chasis. Este V60 consigue mimar a los ocupantes y a la vez hacer sentir la carretera al conductor, notándose una pisada firme y segura que le permite devorar kilómetros así como sinuosas carreteras de montaña.Este nuevo modelo conserva los valores tradicionales de Volvo en materia de confort y estabilidad
Tras destacar los muchísimos puntos fuertes del Volvo V60 y poner de manifiesto lo competitivo que resulta frente a sus rivales, vamos a ver lo único en lo que se encuentra superado por sus rivales: la capacidad del maletero, que es de 430 litros. Sus rivales más directos de BMW y Audi, así como el próximo Clase C de MB, se acercan a los 500 litros, y ya no digamos los “familiares generalistas”, los cuales superan en algunos casos los 600 litros de capacidad. Es el único aspecto en el que el propietario del Volvo V60 podrá decir que no tiene lo mejor de la categoría, ya que por el resto de apartados, con este nuevo motor, tenemos al familiar sueco claramente en la cima; así como por su relación precio/producto. 

vd_xc_f9b46734433f09772cb8d2948.jpg

Finalizando con el tema de los precios, ya anticipamos que con el nuevo motor D4 y la caja de cambios automática de 8 velocidades sólo está disponible con tracción delantera (hay un V60 AWD diesel asociado al D5 de cinco cilindros y 215 cv) por un precio que arranca en los 38.650 € del acabado Kinetic, el cual ya lleva todo el equipamiento de seguridad habitual en esta categoría de automóviles, los leds diurnos, el climatizador bizona, las llantas de aleación de 16 pulgadas, el cruise control o el volante de cuero entre otras cosas. Con el acabado Momentum (41.222 €) se añaden las llantas de 17 pulgadas, el sistema de ayuda al parking y diversos detalles; mientras que con el completo acabado Summun (43.158 €) también se incluyen los asientos de cuero y con regulación eléctrica. Además, por unos precios similares a los dos acabados más completos existen dos líneas R-Desing de estilo deportivo y llantas de 18 pulgadas; mientras que entre la larga lista de elementos opcionales encontramos los extras habituales y una gran cantidad de elementos de seguridad (control de ángulo muerto, aviso de cambio de carril, cruise control adaptativo, etc).