Volvo V60 D3 Summum Geartronic, vástago de la maestría:

Agencia EFE25 ene 2011
A Volvo se le ha de reconocer que sabe hacer turismos familiares, atendiendo a una fuerte demanda de este concepto en los países nórdicos y en los mercados centroeuropeos. Siempre ha sabido resolver el reto de la arquitectura trasera.

Y en ningún modelo como en el nuevo V60, un vástago de la maestría de Volvo en la materia, ya que ha sido capaz de dar forma deportiva, con un claro estilo coupé, a un familiar que difícilmente pasa desapercibido.

La pronunciada forma de cuña de su silueta caracteriza el estilo deportivo de un diseño sin objeciones, aunque no se puede decir lo mismo sobre otros apartado del coche, como en el de los motores diesel, excesivamente consumidores si son tenidos en cuenta los resultados de sus competidores con prestaciones similares o superiores.

Al V60 le caracteriza una marcada personalidad, desde el frontal a la zona trasera. Cualquier perspectiva es original y tiene poco o ninguna semejanza con sus competidores e, incluso, con el resto de los familiares de la marca sueca, mucho más cuadrados de formas.

El frontal perfecciona la geometría estrenada por el XC60, el SUV de la familia que llegó primero al mercado. Está caracterizado por dos grupos de luces a los extremos de formas modernas y muy limpias, y dos luces de día de trayectoria oblicua que blanquean la calandra.

A partir del frontal las líneas emergen en pronunciada subida hacia el techo, y, por los costados a la parte superior de unos hombros marcados por dos ópticas muy parecidas a las del XC60.

La línea del techo asciendo, pero la línea superior a la de cintura dibujan una curvatura que cae hacia el último pilar. La subida de la línea de cintura y la bajada de la línea que enmarca las ventanas de las puertas y la última ventanilla lateral, general una perspectiva peculiar que hace distinto a este coche del resto.

En el interior el aire es de familia. Diseño sobrio y limpio, sin derroche de luces o botones, crea un ambiente elegante, con algunas cesiones a la modernidad, como la utilización de varios tonos en el tablero de a bordo, marcando varios niveles, o la combinación de dos colores de tapicería, en este caso de piel.

Notable en el habitáculo son los asientos, especialmente los delanteros, creados con principios ergonómicos que ningún fabricante es capaz de igualar con la misma calidad.

En la zona trasera, la arquitectura de los asientos es similar, aunque los pasajeros disponen de espacio limitado para las piernas. Sorprende que sea tan agosto en un coche de más de 4,6 metros de longitud.

El maletero no es de los más capaces del segmento, pero es espacioso y, sobre todo funcional, sin espacios desaprovechables que impiden una correcta distribución de la carga.

Con el V60 llega una nueva gama de motores, especialmente el que monta la versión probada, ya que se trata de un 2,0 de cinco cilindros que en potencia se equipara a la competencia, pero no en consumo, un apartado en el que este propulsor puede mejorar notablemente, ya que la competencia llega a ofertar un gasto homologado por debajo de los cuatro litros y, consecuentemente, unas emisiones de CO2 muy bajas en relación al Volvo.

Este motor, bajo la denominación D3, es, en principio, el mismo modelo que el 2.4D actual, aunque con el cubicaje reducido para mejorar el consumo de combustible, que se sitúa, oficialmente, por encima de los 6 litros en este caso, asociado a una caja automática de seis velocidades. Con la caja manual, el consumo homologado se sitúa en 5,2 litros cada cien kilómetros.

En la prueba dinámica con recorridos de todo tipo, el consumo medio se situó, de forma estable, en los 9 litros cada cien kilómetros.

El motor, siempre presente con un suave ronroneo, responde en el arranque con una gran potencia. el par de 400 Newton por metro hace acto de presencia enseguida y hace perder motricidad al tren delantero si se exige demasiado al acelerador.

Otra característica de este motor, al menos asociado a la caja automática, es la perezosa recuperación cuando el coche está lanzado a una velocidad de crucero y se le exige un cambio de ritmo para elevar la prestación.

El nuevo V60 comparte las cualidades dinámicas de la berlina -hasta ahora sólo existía en la gama de Volvo la arquitectura sedán-, de forma que en el chasis de esta nueva generación han sido pulidas algunas parcelas que se han traducido en un comportamiento de tono deportivo, aunque sin perder de vista el confort que caracteriza a los modelos de la marca sueca.

El chasis dinámico con el que ha sido dotado el S60 y V60 ha sido desarrollado para proporcionar respuestas rápidas, gracias a los cambios introducidos en dirección, muelles y cojinetes más resistentes, así como una mayor amortiguación.

El chasis FOUR-C autoajustable ha sido modificado y perfeccionado para ofrecer un mejor control y una mayor sensación de confort. Este chasis es equipo estándar en los mercados europeos, mientras en el resto es una opción, ya que los coche incorporan de serie el chasis confort con la variante deportiva disponible como opción.

La diferencia entre las dos alternativas de chasis se encuentra en los amortiguadores y en los bastidores auxiliares delanteros y traseros.

El nuevo chasis dinámico está respaldado por un conjunto de sistemas electrónicos que mejoran la conducción deportiva. En primer lugar, un control de estabilidad avanzado que gracias a un nuevo sensor del ángulo de balanceo, es posible identificar cualquier tendencia de derrape en una fase prematura.

Otra nueva característica es el control de tracción en curva, es una nueva característica que utiliza la distribución variable de par, de tal modo que el coche tome las curvas aún con mayor suavidad.

Al tomar una curva, la rueda conducida interna del coche se frena a la vez que se transmite más potencia a la rueda exterior, de modo que el conductor puede tomar la curva más cerrada mientras reduce cualquier tendencia al subviraje.

En cada nueva entrega de Volvo aumentan las medidas de seguridad electrónica, tales como la detección de peatones con frenado automático completo.

Este sistema puede detectar peatones que caminan por la carretera delante del coche, advertir al conductor y aplicar toda la potencia de frenado si el conductor no responde a tiempo. El dispositivo es capaz de evitar colisiones con peatones de hasta 35 km/h

En caso de emergencia, el sistema envía primero una advertencia acústica al conductor, acompañada de una luz parpadeante que aparece en la pantalla head-up display situada en el parabrisas, y, al mismo tiempo, los frenos se precargan, para que el caso de que el conductor no reaccione a la advertencia el circuito de frenado responda con toda la potencia.

A velocidades por encima de los 35 km/h, la prioridad del sistema es la reducción de la velocidad para reducir los daños en todo lo posible.

Según el fabricantes, una velocidad de impacto más baja implica una reducción significativa del riesgo de lesiones graves, de forma que si se reduce la velocidad de 50 km/h a 25 km/h, se espera que la detección de peatones con frenado automático completo reduzca la mortalidad en hasta un 20% y, en algunos casos, hasta un 85%.

El V60 también embarca el City Safety estrenado con el modelo XC60. Este sistema frena automáticamente si el conductor no reacciona a tiempo cuando el vehículo de delante reduce la velocidad o se detiene.

El dispositivo, que funciona con tecnología láser, puede atenuar y llega a evitar los impactos traseros con otros vehículos a velocidades de hasta 30 km/h.

Estos sistemas pueden formar parte de un paquete de seguridad que también incluye el control de velocidad adaptativo (ACC) con función de apoyo en caso de caravana y alerta de distancia, advertencia de colisión con freno automático y detección de peatones, el control de alerta al conductor (DAC), aviso de cambio de carril (LDW) y sistema de alerta de puntos ciegos (BLIS).

Especialmente interesante es el DAC, que avisa a un conductor cansado o distraído a velocidades superiores a 65 km/h. El dispositivo usa señales de una cámara digital para monitorizar el tramo de carretera delantero, junto con datos de los movimientos del volante, para determinar un comportamiento errático del conductor provocado por una distracción o somnolencia.

La iluminación es otro apartado en el que Volvo ha iniciado, con faros de gas xenon activos, con capacidad de giro, que aumentar la visión en un 230% en relación a los faros halógenos convencionales.

En la parte trasera, el sistema de luz de frenos es adaptativa y se activa por encima de 50 km/h y avisa al resto de los conductores entre un frenado normal y uno de emergencia. En situación de emergencia, todas las luces de freno parpadearán cuatro veces por segundo y dejarán de hacerlo cuando la velocidad esté por debajo de 10 km/h, para pasar a hacerlo las luces de emergencia.

El Volvo V60 probado responde a las premisas deportivas del fabricante. Incluso en el modo confortable del chasis dinámico este V60 ofrece al conductor unas sensaciones muy sólidas, de coche pegado al suelo, salvo las pérdidas de tracción en las fuertes aceleraciones, y fiel a las órdenes de conducción.

Sorprende cómo se mueve en curva. Se siente como un coche ligero. El tren delantero obedece, a pesar de cierta tendencia natural a subvirar, y el trasero copia la línea marcada por el tren directriz, aunque sin peso sobre el eje tiende a levantar, pero sin peligro. La frenada es consistente pero acusa fatiga si el uso es muy intenso.

Estamos ante un familiar que es, probablemente, el más equilibrado de la gama de Volvo, que podría mejorar con motores más económicos y un precio no tan elevado.

El V60 se sitúa entre dos segmentos, el de las berlinas compactas y las medias y entre dos categorías, la premium y la subpremium, dispuesto a captar clientes de las cuatro.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

------------------------

Longitud 4,628 m.

Anchura 1,865 m.

Altura 1,484 m.

Distancia entre ejes 2,776 m.

Ancho de vía delantera 1,588 m.

Ancho de vía trasera 1,585 m.

Chasis Monocasco de acero

Peso 1.624 kg.

Coeficiente aerodinámico 0,29

Capacidad depósito 67,5 l.

Capacidad maletero 430 l.

Posición del motor Delantero, longitudinal

Alimentación Inyección directa por

"common rail" con

turbocompresor

de geometría variable

e intercooler

Cilindros 5 en línea (20 válvulas)

Cilindrada 1.985 c.c.

Potencia 163 CV a 2.900 rpm

Par máximo 400 Nm a 1.400-2.850 rpm

Velocidad máxima 215 km/h

Aceleración 0-100 9,4 seg.

Emisiones de CO2 162 g/km

Impuesto de matriculación 9,75%

Consumo mixto 6,1 l.

Dirección Cremallera.Asistida

Diámetro de giro 11,5 m.

Frenos delanteros Discos ventilados (300 mm)

Frenos traseros Discos (302 mm)

Suspensión delantera McPherson, muelles

helicoidales,

amortiguadores

hidráulicos, barra

estabilizadora

Suspensión trasera Independiente con muelles

helicoidales,

amortiguadores

hidráulicos, barra

estabilizadora.

Tracción Delantera

Neumáticos 215/50 R 17

Transmisión Automática de seis

velocidades (convertidor

de par)

Equipamiento ABS, EBD, EBA

Precio 40.471 euros

RESTO DE GAMA

-------------

Versión Cilindrada Pot. PVP

-----------------------------------------------------------------

Diesel:

V60 Kinetic D3 1.984 c.c. 163 CV 33.840

V60 Kinetic D3 1.984 c.c. 163 CV 35.902

V60 Momentum D3 1.984 c.c. 163 CV 36.071

V60 Kinetic D5 2.400 c.c. 205 CV 38.090

V60 Momentum D3 Geartronic 1.984 c.c 163 CV 38.133

V60 Summum D3 1.984 c.c. 163 CV 38.409

V60 Momentum D5 2.400 c.c. 205 CV 40.321

V60 Kinetic D5 Geartronic 2.400 c.c. 205 CV 41.721

V60 Summum D5 2.400 c.c. 205 CV 42.659

V60 Kinetic D5 AWD Geartronic 2.400 c.c. 205 CV 42.740

V60 Momentum D5 Geartronic 2.400 c.c. 205 CV 44.048

V60 Momentum D5 AWD Geartronic 2.400 c.c. 205 CV 45.062

V60 Summum D5 Geartronic 2.400 c.c. 205 CV 46.482

V60 Summum D5 AWD Geartronic 2.400 c.c. 205 CV 47.496

Gasolina:

V60 Kinetic 2.0T 1.999 c.c. 203 CV 34.940

V60 Kinetic 2.0T Powershift 1.999 c.c. 203 CV 37.086

V60 Momentum 2.0T 1.999 c.c. 203 CV 37.262

V60 Momentum 2.0T Powershift 1.999 c.c. 203 CV 39.408

V60 Summum 2.0T 1.999 c.c. 203 CV 39.696

V60 Summum 2.0T Powershift 1.999 c.c. 203 CV 41.841

V60 Kinetic T6 AWD Geartronic 2.596 c.c. 305 CV 47.190

V60 Momentum T6 AWD Geartronic 2.596 c.c. 305 CV 49.603

V60 Summum T6 AWD Geartronic 2.596 c.c. 305 CV 52.132

COMPETENCIA DIRECTA

-------------------

Modelo Cilindrada Pot. PVP

-----------------------------------------------------------------

A. Romeo 159 Sportwagon 2.0 JTDm S.P. 1.956 c.c. 170 CV 31.710

Audi A4 Avant 2.0 TDI 1.968 c.c. 170 CV 38.861

Audi A6 Avant 2.0 TDI 1.968 c.c. 170 CV 40.650

BMW 320d Touring 1.995 c.c. 183 CV 38.850

BMW 520d Touring 1.995 c.c. 183 CV 44.400

Citroën C5 Tourer 20 HDi Exclusiva 1.997 c.c. 160 CV 31.050

Fiat Croma 1.0 Mtj EMotion 1.910 c.c. 150 CV 30.400

Ford Mondeo Sportbk. 2.0 TDCi Tit. P. 1.997 c.c. 163 CV 34.750

Honda Accord Tourer 2.2 i-DTEC Luxury 2.199 c.c. 150 CV 34.100

Mazda6 SW 2.2 DE Sportive 2.183 c.c. 163 CV 38.375

MB Estate C220 CDi BE Elegance 2.143 c.c. 170 CV 40.512

MB Estate E220 CDi Avantgarde 2.143 c.c. 170 CV 50.084

Opel Insignia ST Cosmo 2.0 CDTI 1.956 c.c. 160 CV 30.737

Peugeot 407 SW 2.0 HDI Sport aut. 1.997 c.c. 163 CV 33.370

Renault Laguna G. Tour 2.0 dCi GT aut. 1.995 c.c. 175 CV 32.500

Saab 9-3 Sport Hatch 1.0 TTiD Vector 1.910 c.c. 160 CV 36.034

SEAT Exeo ST 2.0 TDI Sport 1.968 c.c. 170 CV 30.860

Skoda Octavia Combi 2.0 TDI RS DSG 1.968 c.c. 170 CV 31.160

Skoda Superb Combi 2.0 TDi Eleg. DSG 1.968 c.c. 170 CV 34.480

Subaru Legacy SW 2.0 Boxer Lim. Plus 1.968 c.c. 150 CV 36.900

Toyota Avensis Wagon 2.2D-CAT Prem. 2.231 c.c. 150 CV 36.350

VW Passat Variant 2.0 TDI High. DSG 1.968 c.c. 170 CV 38.160

Fernando A. Marqués