Volvo S60: En verano, más deportivo

a fondo Volvo S60 1
Enrique Marco09 feb 2010
Inicialmente la gama estará compuesta por dos motores de gasolina y dos diésel, a los que unos meses más tarde se sumarán tres nuevas versiones de gasolina con tecnología GTDi y un diésel ecológico.
Volvo había creado mucha expectación con el prototipo S60 Concept, una berlina con tintes de coupe que debería sustituir al veterano S60 actual. Ahora, a falta de menos de un mes para su puesta de largo en el Salón del Automóvil de Ginebra (del 4 al 14 de marzo), la marca de origen sueco facilita las primeras informaciones del nuevo modelo, el cual, a partir de este verano, deberá pelear frente a los pesos pesados de la categoría: los Audi A4, BMW Serie 3 y Mercedes Clase C.
Finalmente su diseño no es tan afilado como lo era en el prototipo, pero gracias a su deportiva silueta tipo coupe y agraciadas proporciones hace gala de un estilo muy personal que puede convencer a muchos conductores. Todavía no sabemos las medidas exactas ni la capacidad de su maletero, pero Volvo asegura que en su interior hay más espacio que en el modelo actual. Por lo demás, podemos decir que presenta unas señas de identidad ya vistas en el XC60 o en los restylings del C30 y C70.
Asimismo, en materia de seguridad y confort añade un equipamiento muy superior al del S60 actual y similar al de los nuevos XC60, con elementos como el sistema que detecta peatones y llega a frenar el coche por sí solo sin necesidad de que el conductor intervenga, el control de crucero adaptativo, los faros bixenón que giran en las curvas e incluyen luces diurnas o la cámara trasera para ayuda a aparcar.
Inicialmente la gama estará compuesta por dos motores de gasolina y dos diésel, a los que unos meses más tarde se sumarán tres nuevas versiones de gasolina con tecnología GTDi y un diésel ecológico. De las opciones iniciales destaca el S60 2.0 GTDi de 203 cv, disponible bien con el cambio manual o con el automático de doble embrague Powershift. Esta nueva mecánica asociada al nuevo S60 arroja unas cifras de consumo de 7,9 l/100 km de media, mientras que el registro de aceleración de 0 a 100 km/h es de 7,7 segundos (8,2 segundos el automático).
Las otras tres versiones que se comercializarán este verano tienen como tope de gama al T6, un seis cilindros en línea turboalimentado de tres litros de cilindrada y 304 cv de potencia; en este caso asociado a una caja automática Geartronic y a la tracción integral AWD. El Volvo S60 T6 acelera de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos y su velocidad máxima se limita electrónicamente a 250 km/h. En diésel los dos primeros en llegar serán los D5 y D3, ambos de cinco cilindros en línea. El primero cubica 2,4 litros y desarrolla 205 cv mientras que el segundo es un dos litros de 163 cv; ambos disponibles con cambio manual o automático, y el D5 con tracción delantera o total AWD a elegir.
Más adelante llegarán los motores de gasolina GTDi clasificados en T5, T4 y T3, el primero de dos litros y los dos siguientes de 1,6 litros. Los tres son turboalimentados y sus potencias son de 240 cv, 180 cv y 150 cv respectivamente. Se podrán combinar bien con la caja manual o bien con la nueva Powershift de doble embrague. Asimismo, en diésel la gama se completará con el S60 1.6 DRIVe de 115 cv, el cual sólo necesitará 4,3 l/100km y emitirá 115 g/km de CO2.