Volvo S40 2.4 Kinetic: Prestigio a precio razonable

Diego Zotes12 mar 2004
En breve llegarán más versiones, pero actualmente la más económica es la versión 2.4 Kinetic, que por un razonable precio de 24.600 euros ofrece un cinco cilindros de 140 cv, calidad y amplio equipamiento que incluye control de estabilidad y un comportamiento notable.
Inicio
GRAN BERLINA EN FORMATO PEQUEÑO

a fondo Volvo S40 2.4 Kinetic 1

Volvo acaba de inciar la comercialización de su nuevo modelo de acceso a gama, el S40, una berlina que con unas dimensiones compactas proporciona una habitabilidad y un espacio de carga más que razonable. Su posicionamiento en el mercado resulta un tanto complejo, pues con 4,46 metros de longitud está más cercano por medidas a las versiones sedán de los modelos compactos que a la mayoría de las berlinas medias. Sin embargo, por motorizaciones, calidad y equipamiento se sitúa justamente en el segmento "premium". Por tanto, aunque la mayoría de las berlinas del segmento hayan "crecido" hasta los 4,60 metros, todavía quedan algunos protagonistas de prestigio con medidas casi idénticas, como el BMW Serie 3 (4,47 metros) o el Alfa Romeo 156 (4,44 metros), sus directos rivales.

a fondo Volvo S40 2.4 Kinetic 2

El nuevo S40 resulta un automóvil muy importante para la marca de origen sueco y ahora perteneciente al Grupo Ford, pues se puede decir que representa una nueva era, en la que se imponen las sinergias del Grupo, por lo que no es raro encontrar elementos idénticos en otros coches de Mazda o Ford. Por ejemplo, con el recién llegado Focus C-Max comparte varias piezas.
  Aunque en breve llegarán más versiones, la más económica de cuantas se venden hasta ahora es la versión de gasolina 2.4 Kinetic, la cual por un precio más que razonable de 24.600 euros ofrece un motor de cinco cilindros en línea de 140 cv, amplio equipamiento que incluye el control de estabilidad de serie, comportamiento dinámico notable, calidad y agrado de conducción.
Al acceder al interior del nuevo S40 comprobamos que no es tan grande como un Mondeo, Passat o Vectra, pero sí ofrece un espacio suficiente y una comodidad estupenda. Llama la atención la moderna consola flotante de aluminio, de diseño minimalista y realmente atractiva. El maletero tampoco destaca por su capacidad, conformándose con 404 litros. En marcha el Volvo S40 2.4 es todo suavidad y eficacia, con un cambio manual impecable de preciso y agradable manejo, una buena respuesta, y una excelente calidad de rodadura. Las prestaciones son más que correctas (más de 200 km/h y menos de 10 segundos en el 0 a 100 km/h), y aunque no destaca por las marcas obtenidas, sí lo hace por la forma tan homogénea y agradable de entregar la potencia. Además, el sonido, discreto pero muy bonito, contribuye a lograr una conducción muy agradable.
Junto al 2.4 de 140 cv, la gama S40 está formada por otros dos motores de gasolina y uno turbodiesel, aunque en unos meses se completará con la llegada de dos nuevas versiones de acceso 1.6 de 100 cv (desde 19.970 euros) y 1.8 de 120 cv de gasolina, y otra 1.6 diesel de 110 cv y desarrollada conjuntamente por Ford y PSA. Junto a éstas llegará la versión AWD para el potente T5. De los iniciales, en gasolina, por encima del modelo hoy analizado se encuentra el 2.4i de 170 cv, el cual ya alcanza los 220 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos. En la cumbre se sitúa el T5 con motor turbo y 220 cv; mientras que en diesel se cuenta con el impresionante 2.0 D (PSA-Ford) de 136 cv y un consumo de 5,6 l/100 km.
Enrique Marco, Autocity
12 de marzo de 2004.