Volvo pone a la venta el primer coche del mundo con airbag para peatones:

Volvo pone a la venta el primer coche del mundo con airbag para peatones 1
Agencia EFE17 jul 2012
Volvo ha iniciado la comercialización del nuevo modelo V40, el primer coche en el mundo que equipa un airbag para peatones, del que la marca sueca espera vender el próximo año 90.000 unidades en todos los mercados (85% en Europa).

El nuevo V40 es un compacto que llegará a los concesionarios españoles a finales de este mes de julio con un precio de partida de 22.950 euros, que está ajustado al IVA del 18% y que corresponde a la versión Basic equipada con el motor diesel 1.6 de 115 caballos de potencia, que también incluye el sistema de seguridad City Safety que impide las colisiones urbanas.

Un portavoz de la marca ha explicado en la presentación nacional en Asturias del nuevo modelo que la filial española de Volvo aún no ha decidido qué hacer con el nuevo IVA del 21%, es decir, si será aplicado al precio del nuevo V40 o si los tres puntos de aumento serán asumidos por la compañía.

El nuevo compacto de Volvo, que exhibe un nuevo diseño en la marca, muy cercano al de la gama 60, llega al mercado español con un objetivo de ventas hasta final de año de 1.700 unidades y de 4.000 para el año 2013.

El nuevo modelo está caracterizado por un diseño frontal bajo y ancho, hombros amplios y un perfil dinámico, ascendente, y un techo de formato coupé con una suave caída en la parte trasera que puede ser opcionalmente panorámico. La iluminación de día con dos barras LED terminan de dar personalidad estética a este compacto.

El interior, caracterizado por un salpicadero con una instrumentación digital y un panel central flotante ya característico en todos los Volvo, ofrece asientos ergonómicos con un apoyo lateral mejorado.

El V40, con el City Safety y el airbag para peatones que reduce la gravedad de las lesiones en el caso de atropello, ya es el coche compacto con más tecnología avanzada de seguridad embarcada, y, además, suma una larga lista de dispositivos de ayuda a la conducción como el sistema de advertencia de cambio de carril, el sistema mejorado de información de puntos ciegos o la alerta de tráfico cruzado para proteger las maniobras marcha atrás.

También dispone de reconocimiento de señales de tráfico, el sistema de detección de peatones (único en su categoría), control de velocidad constante adaptativo y control de distancia, control de alerta de conductor cansado y un asistente al aparcamiento con búsqueda automática de huecos para estacionar.

El airbag para peatones en un sistema formado por unos sensores en el parachoques delantero que cuando registran el contacto físico entre el coche y el peatón hacen que el extremo trasero del capó se libere y se eleve al mismo tiempo por dar paso a un airbag que cubre el área bajo el capó elevado además de aproximadamente un tercio del parabrisas y de la parte inferior del pilar A.

Así, con el capó elevado para evitar el contacto del peatón con las partes duras del motor y el airbag inflado se ayudará a reducir la gravedad de las lesiones en el peatón.

Por otra parte, el City Safety, ya utilizado en los modelos superiores de Volvo y que forma parte del sistema de advertencia de colisión y frenado automático con total potencia de frenada, llega al V40 mejorado, ya que ahora está activo hasta 50 km/h (antes hasta 30 km/h.

El coche frena automáticamente si el conductor no consigue reaccionar a tiempo cuando el coche delantero reduce su velocidad o se detiene, o si el vehículo se dirige a demasiada velocidad hacia un vehículo parado.

Estos sistemas forman parte de la estrategia de seguridad de Volvo, que se ha fijado para el año 2020 el objetivo de que a bordo de un coche nuevo de la marca en esa fecha ningún ocupante muera o resulte con heridas graves.

El nuevo V40, disponible con tres acabados -Kinetic, Momentum y Summum- además del Basic en el motor diesel 1.6 de 115 CV, se ofrece con otros dos motores diesel 2.0 de 150 y 177 CV y el motor de gasolina 1.6 de 180 caballos que configura la versión T4.

A finales de año esta variante de gasolina tendrá una caja automática y estará acompañada por un T5 equipado con motor 2.0 de 254 caballos.