Volvo P1800: ¡Con 4,5 millones de kilómetros!

a fondo Volvo P1800 1
Enrique Marco20 jul 2010
En Volvo están encantados con el señor Irv Gordon, un americano enamorado de su P1800, coche que compró nuevo en 1966. Desde entonces ha sido su coche de uso habitual, y ya en 1998 lo inscribió en Guinnes World Records.
En Volvo están encantados con el señor Irv Gordon, un americano enamorado de su P1800, coche que compró nuevo en 1966. Desde entonces ha sido su coche de uso habitual, y ya en 1998 lo inscribió en Guinnes World Records por ser el vehículo de uso no comercial con mayor número de kilómetros (2,7 millones de kilómetros). Y decimos que en Volvo están encantados con este ex-profesor de ciencias de Nueva York porque sabemos que directivos de la marca se ha puesto en contacto con Mr. Gordon para felicitarle su 70 cumpleaños y para interesarse por el cuentakilómetros de su coche. Y ¡sorpresa! Este buen hombre lleva ya 4,5 millones de kilómetros, y “amenaza” con celebrar su 73 cumpleaños con 4,8 millones de kilómetros (como lo mide y lo registra en millas, este último registro significaría la bonita cifra de 3 millones de millas).
La verdad es que parece una marca bastante razonable, ya que de media el señor Irv Gordon realiza unos 100.000 kilómetros anuales desde hace 44 años. El mismo cuenta como se enamoró del P1800 el mismo día que lo compró, y en las primeras 48 horas ya le hizo 2.400 km. A la pregunta de qué piensa hacer con el coche cuando obtenga su récord, dice que tiene sus dudas, y que ha valorado tanto llevarlo a un museo como venderlo pero “no por menos de un dólar por cada milla recorrida”, algo que, por mucho Guiness que tenga, suena más a broma que a otra cosa, ya que el Volvo P1800 se cotiza en el mercado de los clásicos entre 9.000 y 15.000 euros aproximadamente.
Pero vamos a saber algo más de este interesante y robusto coche. Volvo quería entrar en el mercado internacional, y especialmente en el americano, con un deportivo global, y vaya si lo logró. Se trata de un coche global porque la marca es sueca, el diseñador el italiano Pietro Frua, y se montó inicialmente en la planta británica de Jensen Motors. No obstante, más adelante se trasladó la producción a la planta sueca de Torsalnda, en Goteborg.
La idea de lanzar un deportivo global nació en la segunda mitad de los 50, pero el Volvo P1800 no se presentó hasta 1960. Durante ese año se mostró en el Salón de Bruselas, después en Nueva York y finalmente en Londres, para pasar a la producción un año después. Este precioso coupe medía 4,40 metros de longitud y pesaba 1.120 kilos. Inicialmente contó con un motor de 1,8 litros y 90 cv, pero en el año 66 –año de nuestro protagonista- se había efectuado una serie de mejoras en alimentación y escape para alcanzar los 103 cv. Lleva dos carburadores SU y alcanzaba los 180 km/h.
La fama llegó al Volvo P1800 por ser el coche que conducía Roger Moore en una de las series televisivas más famosas de la época: “El Santo”. En sus 12 años de producción el Volvo P1800 fue introduciendo mejoras, como la llegada del motor 2,0 litros y la inyección Bosch, con la que llegó a desarrollar 124 cv. Ahora bien, la variación más peculiar la introdujo en el penúltimo año de producción (1972), con una versión ES de carrocería tipo “Station Wagon”. Su diseño ya no era tan puro y bello, pero fue muy bien aceptado. En total del Volvo P1800 se produjeron 47.486 unidades (15.800 de ellas de una versión idéntica a la del señor Irv Gordon). El coche se caracterizó, además de por la belleza de las líneas dibujadas por Pietro Frua, por su durabilidad mecánica, algo que corrobora la proeza lograda por este veterano conductor americano.