Volvo gama 2014: Revolución mecánica

volvo_principal_8ee3e4a57e5886315ddf9b804.jpg
Enrique Marco20 ago 2013
La firma sueca anuncia una nueva gama mecánica de fabricación propia que sorprende por sus registros. Los nuevos motores dos litros sobrealimentados de cuatro cilindros con potencias de hasta más de 300 cv jubilarán a los de cinco y seis cilindros. Se lanza al mismo tiempo una caja de cambios automática de 8 velocidades. 
A principios de año informábamos de los diferentes cambios estéticos que experimentaba la gama Volvo 2013, principalmente en la familia S60, V60 y XC60, y de forma más discreta en los S80, V70, XC70. Ahora no nos toca hablar de imagen, sino de otra cosa mucho más importante: la mecánica. Volvo está preparando en su planta de Skovde (Suecia) una nueva gama mecánica bautizada como Drive-E que se comenzará a introducir en diversos modelos a partir del otoño y que destaca por reducir los consumos hasta un 30%.
Los dirigentes de Volvo ya anunciaron hace algún tiempo que no iban a desarrollar más motores de más de cuatro cilindros, y aunque en la gama 2014 todavía estarán disponibles algunos 5 cilindros en línea diésel y 6 cilindros en línea de gasolina; éstos ya no tendrán sustituto. En su lugar unos evolucionadísimos motores 2.0 de cuatro cilindros que, a tenor de los primeros datos homologados nos dejan con la boca abierta y superan incluso a las mejores realizaciones de Audi, BMW o Mercedes (luego lo veremos con el ejemplo de las cifras de consumos y prestaciones del XC60).

volvo_x_1bbbb8690073b5fb2d833ee86.jpg

Se trata de una exhaustiva estrategia de renovación mecánica que incluye varias unidades propulsoras de dos litros y cuatro cilindros que, en diésel, contarán con la tecnología i-Art (continua adaptación de la presión de inyección y doble turbo) y potencias de 120 a 230 cv; mientras que en gasolina estarán alimentados por doble sobrealimentación (compresor y turbo) y tendrán niveles de 140 a más de 300 cv. Además estos motores se podrán combinar con la nueva caja de cambios automática de 8 velocidades. Finalmente, decir que su arquitectura está concebida para la próxima utilización de motores eléctricos creando así modelos híbridos enchufables.La nueva caja de cambios de 8 velocidades permite optimizar el rendimiento
Pero vamos con las tres primeras unidades que llegarán a partir de otoño a los Volvo S60, V60 y XC60, las cuales se introducirán la este año junto a la nueva caja automática de 8 marchas. El diésel es un 2.0 de 181 cv que se comercializará con la denominación D4 y que convivirá durante unos meses con el veterano D4 de 163 cv y 5 cilindros en línea. Como era de esperar, el nuevo motor supera ampliamente al viejo tanto en prestaciones como en consumos, y fijándonos en el XC60 vemos que este nuevo propulsor consigue unos registros extraordinarios, tanto combinado con la caja manual de 6 marchas como con la automática de 8 relaciones.

volvo_xb_8bf4b994fb33ab3ee5c3305e8.jpg

El nuevo Volvo XC60 D4 de 181 cv acelera de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos y alcanza 210 km/h (cifras idénticas con caja manual o la nueva automática), mientras que sólo necesita 4,4 l/100 km y emite 116 g/km de CO2 (4,6 l/100 km y 123 g/km el automático). Estas cifras colocan al nuevo XC60 D4 como un SUV más eficiente que las versiones homólogas de los Q5, X3 y GLK, además que muchísimo más ahorrador y rápido que el anterior XC60 (gasta casi un litro menos de media, acelera unos dos segundos más rápido y es 15 km/h más veloz).Con la nueva mecánica D4 de cuatro cilindros y 181 cv, el Volvo XC60 declara mejores cifras que las de los Audi Q5, BMW X3 y Mercedes GLK
Y en cuanto a las dos primeras mecánicas de gasolina de esta nueva generación de motores, Volvo también adoptará las clásicas denominaciones, en este caso T5 y T6. El VolvoXC60 T5 viejo ya era un dos litros sobrealimentado y daba 241 cv, pero a pesar de que el nuevo sólo le aventaja en 4 cv para dar 245 cv, se trata de un bloque totalmente nuevo. Asociado obligatoriamente al cambio automático de 8 velocidades, el nuevo XC60 T5 de 245 cv acelera de 0 a 100 km/h en 7,2 segundos (casi un segundo más rápido) y sólo necesita 6,7 l/100 km de media (casi dos litros menos). La variante más explosiva, la T6, partirá de la misma base 2.0 de cuatro cilindros y doble sobrealimentación pero aumentará la potencia a 306 cv (2 cv más que el viejo T6 de 6 cilindros). En este caso iguala la aceleración de su predecesor (6,9 segundos de 0 a 100 km/h) pero reduce los consumos de forma más espectacular todavía, al pasar de 10,7 l/100 km a 7,3 l/100 km. Estos datos son similares en las gamas de la berlina S60 y del familiar V60, por lo que vemos claro como los nuevos motores de fabricación propia (en la base central de Skovde, Suecia) alcanzan unos fantásticos niveles de eficacia. ¡Qué tiemblen los Audi, BMW y Mercedes!

volvo_xc_6fb157d4cd17edf0f4c9c1817.jpg