Volvo empieza la venta en España del primer diesel 'plug-in' del mercado:

Volvo empieza la venta en España del primer diesel 'plug-in' del mercado 1
Agencia EFE28 mar 2014
Volvo ha empezado la venta en España del primer híbrido enchufable (plug-in) con motor diesel del mercado, el V60 D6 AWD, al que ha fijado un precio de venta de 60.900 euros.

La filial española de la marca sueca, en la presentación de esta versión en la localidad toledana de Oropesa, tiene previsto vender en España, en lo que queda de este año, un centenar de unidades del Volvo D6 AWD.

Dicha versión, presentada como primicia mundial en el Salón del Automóvil de Ginebra en 2011, alcanzó unas ventas mundiales de un millar de ejemplares en 2012, subió a 7.600 el año pasado y la previsión para el cierre de este año es de 10.000.

Esta versión híbrida enchufable dispone de un motor diesel convencional de 2.5 litros, cinco cilindros y una potencia de 215 CV, al que se suma otro eléctrico de 70 CV.

La conducción permite tres modalidades: eléctrica pura, con una autonomía de 50 kilómetros a una velocidad máxima de 120 km/h; híbrida, en la que homologa un consumo de 1,8 l./100 km (autonomía de 900 kilómetros a depósito de 50 litros lleno) y unas emisiones de CO2 de 48 g/km; y convencional o power, en la que su prestación más destacada es una aceleración de 0-100 km/h en 6,1 segundos.

El V60 híbrido enchufable permite la entrada en acción inmediata del motor convencional diesel ante un requerimiento urgente del pedal del acelerador, si se conduce en modo eléctrico.

Asimismo, cuenta con un programa conectable denominado Save, en el que reserva hasta 20 kilómetros de conducción eléctrica pura, si el usuario precisa de un acceso a los centros urbanos.

El programa de tracción integral AWD desdobla la actuación del motor diesel en el tren delantero y del eléctrico en el trasero.

La recarga se puede hacer en un tiempo entre 3,5 y 7,5 horas, en función de los amperios, y puede admitir un enchufe eléctrico normal de 220 voltios.

La batería permite durante su vida útil hasta 5.000 procesos de recarga, lo que supone entre 12 y 14 años.

Las baterías cuentan con un periodo de garantía de cinco años ó 100.000 kilómetros, aunque la marca sueca ofrece como opción la ampliación hasta ocho años o un máximo de 160.000 kilómetros.

En el equipamiento de seguridad figura el sistema de detección de ciclistas, la ayuda a la frenada ante una posible colisión, información sobre ángulos muertos y la alerta de cambio de carril.

El apartado de la conectividad se sustenta en las aplicaciones para iOS y Android, así como el aviso en el móvil, tanto del nivel de carga de la batería, como de una posible interrupción de la misma.

A la gama híbrida enchufable de Volvo, con el mismo sistema, se añadirá a finales de este año (en abril de 2015 en España) la nueva generación del SUV XC-90.

Volvo también anuncia la llegada de su nueva generación de motores de cuatro cilindros y 2.0 litros Drive-E, en las modalidades T5 para el ciclo gasolina, con 245 CV, y D4 para el diesel, de 181 CV.

Se anuncia una incorporación en el futuro de otros motores de la misma generación en un rango de potencias de 120 a 230 CV.

Estos nuevos motores reducen peso respecto a los anteriores entre 30 y 50 kilogramos y podrán disponer de una caja automática de ocho velocidades.

Los nuevos propulsores, de tecnología propia de la marca sueca, aportan una reducción del 30 % del gasto de combustible, de modo que el registro medio pasa de los 4,3 a los 3,8 litros a los cien kilómetros, y las emisiones de CO2, de 114 g/km a 99 g/km.