Volvo C30: Más carácter para el compacto sueco

a fondo Volvo C30 1
Enrique Marco09 sep 2009
Si la semana pasada presentamos el nuevo C70, hoy le toca el turno al compacto C30, que, al igual que el descapotable, recibe un frontal totalmente renovado que le aporta una imagen mucho más moderna y agresiva.
Si la semana pasada presentamos el nuevo C70, hoy le toca el turno al compacto C30, que, al igual que el descapotable, recibe un frontal totalmente renovado que le aporta una imagen mucho más moderna y agresiva. Estos dos modelos siguen así la línea marcada por el atractivo todoterreno XC60, la cual representa la nueva imagen de Volvo. El nuevo C30 se presentará oficialmente la próxima semana en el Salón del Automóvil de Frankfurt y sus ventas comenzarán poco después.
Como en todos los modelos a mitad de su vida comercial (el actual C30 nació en 2006), Volvo introduce un restyling para su compacto, aunque en este caso los cambios estéticos de su parte frontal son más significativos de lo habitual. Sin embargo, tanto su peculiar trasera como su moderno y minimalista interior reciben unos retoques mucho más ligeros. Lo mismo sucede con las llantas, ahora con nuevos diseños, o con la gama de colores,tanto de carrocería como de tapicerías, que incluye innovadoras tonalidades como la Orange Flame Metallic de las fotografías.
Por lo demás el Volvo C30 sigue siendo un original compacto de diseño deportivo cuyo rival más directo por proporciones podría ser el Volkswagen Scirocco, aunque por segmento también están cercanos los Audi A3, BMW Serie 1 o Mercedes CLC. Su tamaño no ha crecido, y continúa con sus 4,25 metros de longitud, 1,78 metros de anchura y 1,44 metros de altura; lo que no permite que las dos plazas traseras sean muy holgadas. El maletero tampoco es de los grandes, con sus 251 litros de capacidad.
Entre su gama mecánica destaca el 1.6D Drive de 109 cv con función Start/Stop, introducido hace unos meses en el C30 actual. Su mérito es el de ser el compacto de menor consumo, con una cifra récord de 3,9 l/100 km (las emisiones de CO2 son de 104 g/km). El resto de mecánicas diésel son ya algo más veteranas, como la potente D5 de 180 cv o la intermedia 2.0D de 136 cv, la cual se puede solicitar con la moderna caja de cambios de doble embrague Powershift.
En gasolina ahora el Flexifuel (gasolina o bioetanol) se basará en el 2.0 de 145 cv, en lugar del 1.8 de 125 cv; mientras que como modelo de acceso figurará el 1.6 de 100 cv y como tope de gama el poderoso T5 de 230 cv, con un motor casi idéntico al del Ford Focus ST.