Volvo C30 eléctrico: Energía limpia para el sueco

a fondo Volvo C30 eléctrico 1
Enrique Marco18 dic 2009
Este C30 eléctrico es un modelo definitivo que Volvo llevará a Detroit y del que en 2011 se van a poner en funcionamiento una flota de 50 vehículos.
Volvo presentará en el próximo Salón del Automóvil de Detroit (del 11 al 24 de enero) su compacto C30 con motor eléctrico. Ya en anteriores muestras la firma de origen sueco llevó un prototipo basado en este modelo, pero el C30 eléctrico que podemos ver en estas fotos, y que ya adquiere la imagen del nuevo C30 tras el reciente restyling, es un modelo definitivo del que en 2011 se van a poner en funcionamiento una flota de 50 vehículos. Con estas 50 unidades de C30 eléctricos Volvo experimentará durante dos años en condiciones de tráfico real, para inmediatamente después disponer de un vehículo de estas características en su gama.
Aunque la mayoría de propuestas eléctricas las estamos viendo en el segmento de los vehículos urbanos, ya son varios los compactos que estudian este tipo de propulsión. Probablemente los primeros en llegar sean los Chevrolet Volt/Opel Ampera y el Nissan Leaf; pero tras ellos el Volvo C30 y otros muchos están al acecho. Los proveedores de baterías y la adecuación de las infraestructuras son algunos de los asuntos pendientes, pero a buen seguro se trata de aspectos que se irán puliendo poco a poco.
Este Volvo C30 eléctrico conserva su habitáculo para cuatro pasajeros y presenta unas cifras respetables: 130 km/h de velocidad máxima y 150 km de autonomía. Su agilidad en el tráfico urbano y distancias medias está asegurada, pues gracias a un motor eléctrico cuya potencia equivale a 111 cv este coche pasa de 0 a 100 km/h en 10,5 segundos. Las baterías, que pesan 280 kilos, son de iones de litio y para una recarga completa necesitan 8 horas de conexión a cualquier enchufe casero. Exteriormente apenas cambia, en todo caso por las llantas; mientras que en su interior llama la atención la minipalanca de cambios (sólo tiene una velocidad hacia delante) y el cuadro de mandos, lógicamente con diferentes indicadores respecto a los de un C3 convencional.
Durante este año que está a punto de comenzar vamos a ser testigos de un verdadero aluvión de proyectos de este tipo, e incluso a finales de 2010 se espera ya la llegada de los primeros. Veremos cómo funcionan, si realmente son prácticos y cual es su evolución y sus mejoras. Evidentemente estas cifras de prestaciones y autonomía pueden parecer un poco escasas, pero como todas las nuevas tecnologías, requieren un tiempo de estudio y pruebas hasta alcanzar su máxima competitividad. Estaremos atentos a estos vehículos que, sin duda, son el futuro a medio plazo.