Volvo C30: Compacto deportivo y de lujo

Enrique Marco24 jul 2006
Volvo coloca su deportivo compacto C30 directamente en el segmento premium, con una original carrocería de tres puertas y una atractiva deportividad respaldada por una extensa gama de motores de hasta 220 cv.
Compacto premium y deportivo
La fórmula de ofrecer un vehículo de proporciones contenidas pero con el lujo, equipamiento y tecnología de una gran berlina les ha dado muy buen resultado a Audi, BMW y Mercedes con los A3, Serie 1 (antes Serie 3 Compact) o C Sportcoupe; hecho que otros fabricantes que ofrecen un “plus” de distinción no han pasado por alto. Es por ello que ahora la marca sueca Volvo está dispuesta ya a lanzar su compacto premium C30, modelo que se verá en público por primera vez en el Salón de París (septiembre), se fabricará desde finales de año, y se pondrá a la venta a principios de 2007.

a fondo Volvo C30 1

Un anticipo del C30 lo vimos como prototipo el año pasado, pero, a falta de dos meses para su presentación en sociedad, Volvo facilita las primeras fotografías oficiales del modelo definitivo. Destaca por su imagen deportiva y carrocería de tres puertas, y por un original portón trasero de cristal. En una palabra, que se diferencia del resto de competidores, casi tanto como lo hiciese aquel curioso Volvo 480 de finales de los años 80. El C30 tiene línea de coupé, pero se asegura que en sus dos plazas traseras individuales hay un amplio espacio para dos adultos.
Mide 4,25 metros de largo, es decir, 22 cm menos que un Volvo S40, berlina con la cual comparte numerosos componentes y estilo en la parte delantera e interna. De tamaño es similar a la mayoría de los compactos del mercado, pero al tener carrocería de tres puertas y no ser muy alto es más comparable a, por ejemplo, un A3 3p, un Mercedes C Sportcoupe o un Opel Astra GTC; que no a un BMW Serie 1 o un VW Golf.
El Volvo C30 va dirigido principalmente a Europa, y sus responsables creen que un 75% de las 65.000 unidades que piensan vender al año recaigan en los mercados europeos. Por ello, y por el perfil joven de cliente que esperan, anuncian un bastidor que primará la conducción dinámica (al contrario que otros Volvo, que al estar pensados para conductores más mayores, y en buena medida de EEUU, son bastante conservadores en cuanto a calibrado del chasis).
Desde el principio contará con una amplia gama de motores, desde los más modestos 1.6 de gasolina con 100 cv, hasta el potente turbo de cinco cilindros T5 con 220 cv; muy parecido este último al del Ford Focus ST. En dieselcombinará opciones de la gama alta y baja de la marca, disponiendo tanto de los pequeños 1.6 diesel del acuerdo entre los Grupos PSA y Ford, hasta los más poderosos D5 de hasta 185 cv de las berlinas o todoterrenos más preciados. Por último, el C30 seguirá con la tendencia habitual de Volvo de ofrecer numerosos elementos de seguridad, como los resposacabezas activos “Whips” para prevenir el latigazo cervical en caso de accidente, o los espejos “Blis” para eliminar el ángulo muerto de los retrovisores y poder ver cualquier obstáculo o vehículo.