Volkswagen Touran: En otoño llega la segunda generación

a fondo Volkswagen Touran 1
Enrique Marco12 abr 2010
En otoño la gama familiar de Volkswagen va a experimentar una importante renovación, pues casi a la vez que la tercera generación del Sharan llegará la segunda del Touran.
En otoño la gama familiar de Volkswagen va a experimentar una importante renovación, pues casi a la vez que la tercera generación del Sharan llegará la segunda del Touran. Con el Touran la marca alemana ha seguido la fórmula empleada en el Golf VI, en la que si bien se hablaba de una nueva generación, lo cierto es que se conservan muchas piezas básicas, de modo que los nuevos modelos salen con las mismas medidas y un planteamiento a nivel chasis prácticamente idéntico.
Ahora bien, el nuevo Touran que se podrán comprar este otoño, además de unos evidentes cambios estéticos, traerá equipamientos más completos y motores más eficientes. Seguirá ofreciendo la posibilidad de configurar el habitáculo para cinco o siete pasajeros, conservando un maletero con cinco plazas disponibles de 695 litros, volumen que se podrá ampliar a 1.989 litros prescindiendo de la segunda y tercera fila de asientos. No se han comunicado las nuevas medidas, por lo que apenas variarán de los 4,40 metros de longitud del Touran actual.
Con su posicionamiento un escalón por debajo del Sharan, y algo por encima (en versatilidad) del Golf Plus y Golf Variant, el nuevo Touran seguirá peleando en el mercado frente a los Citroen C4 Picasso y Renault Scenic entre otros muchos monovolúmenes compactos. Argumentos para triunfar no le faltan, y, de hecho, lleva ya 1,13 millones de unidades vendidas en todo el mundo.
La fórmula estilística para este restyling o nueva generación es la misma que en el Golf: nueva parrilla frontal y grupos ópticos más grandes y con tecnología más moderna. También el interior experimenta cambios, con el nuevo volante de la gama Golf y redistribución de los elementos del salpicadero. Pero el equipamiento es el que se ve claramente enriquecido, pues además de elementos como el asistente de parking (el volante gira por sí solo) que ya traía como opción el actual Touran, añade ahora cosas como las luces “Dynamic Light Assist”, que de forma automática adaptan el haz de luz (largas o cortas) en función a los vehículos que se acercan de frente. También incluye (según versiones) las luces de día mediante una tira de 12 leds. Como opciones más importantes podemos citar las suspensiones DCC de dureza variable, el navegador táctil o el techo panorámico.
Mecánicamente todos los Touran serán sobrealimentados y de inyección directa. Desaparece el gasolina 1.6 de 102 cv, el cual se sustituye por el nuevo 1.2 TSI de 105 cv ya visto en otros modelos de grupo. También se cambian los veteranos 1.9 TDI de 90 y 105 cv por los nuevos 1.6 TDI de idénticos niveles de potencia. Con este cambio se ahorra una media en torno a un litro de gasoil cada 100 km, o más si se elige la versión Bluemotion Tecnology, que incluye el sistema de arranque y parada Start/Stop y baja todavía más los consumos y las emisiones.
Las mejores cifras de consumo las obtiene el 1.6 TDI Bluemotion Tecnology de 105 cv, con 4,6 l/100 km y 121 g/km de CO2. Tampoco va nada mal en cuanto a eficiencia mecánica el nuevo 1.2 TSI de 105 cv, que con el paquete Bluemotion se conforma con 5,9 l/100 km y 139 g/km de CO2. El resto de motores son los ya existentes, 2.0 TDI de 140 cv ó 170 cv, y 1.4 TSI de 140 cv y, ahora también, de 170 cv. Las versiones de 170 cv, tanto en diésel como en gasolina, irán obligatoriamente asociadas al eficaz cambio automático DSG, mientras que el resto tendrán cambio manual y, opcionalmente, DSG (opción sólo para algunas motorizaciones).