Volkswagen Touareg 3.6 FSI: Un "básico" muy rápido

Diego Zotes22 dic 2005
El básico de familia Touareg de Volkswagen aumenta su potencia desde 241 hasta 280 cv para posicionarse mejor ante la competencia con un producto más atractivo.
Inicio
UN "BASICO" MUY RAPIDO

a fondo Volkswagen Touareg 3.6 FSI 1

Volkswagen modifica la familia Touareg al sustituir su modelo de acceso a gama en gasolina 3.2 V6 de 241 cv por un nuevo 3.6 FSI de 280 cv, de forma que posiciona al modelo básico peligrosamente cerca del siguiente escalón, el 4.2 V8 de 310 cv. Y es que las prestaciones que alcanza el nuevo Touareg FSI no parecen precisamente las de un modelo de acceso a gama (en gasolina, ya que en diesel sí hay un TDI R5 mucho menos potente y también más barato).
  La marca alemana logra así el hito de convertirse en el primer fabricante que lanza un todoterreno con tecnología de inyección directa de gasolina FSI, y con él se sitúa muy bien por precio, potencia y prestaciones frente a la competencia. De hecho, es más potente y rápido que el Porsche Cayenne y que el Volvo XC 90 T6. Mercedes quizá sea el rival más directo con el nuevo ML 350, pues es el más parecido en precio y prestaciones. Además de éstos, otros menos populares pero igualmente atractivos también se encuentran parejos con el Touareg, como son los BMW X5, Cadillac SRX, Range Rover Sport, o el híbrido Lexus 400h.
El nuevo Touareg 3.6 FSI -que “jubila” al 3.2 V6 tanto manual como automático- está disponible únicamente con cambio Tiptronic, y tiene un precio de 55.080 euros. En prestaciones brilla con sus 8,7 segundos en aceleración de 0 a 100 km/h y 215 km/h (218 km/h con suspensión neumática); aunque en consumos no es de los mejores: 13,8 l/100 km como media.
Su equipamiento de serie incluye climatronic, radio-cd con diez altavoces, ordenador y controles electrónicos de tracción y de estabilidad entre otras cosas. Como extras se pueden pedir los faros bi-xenón activos, la tapicería de piel o los controles de presión de neumáticos y de ayuda al aparcamiento. Destaca la posibilidad de llevar suspensión neumática con regulación continua de los amortiguadores, caja de cambios con etapa reductora, bloqueo del diferencial central e incluso el desconectar las barras estabilizadoras.
Enrique Marco, Autocity.
22 de Diciembre de 2005