Volkswagen Tiguan 2016: Segunda generación del SUV medio alemán

vwtiguanportada_e78e49e5dd7295b038380a24c.jpg
Raúl Toledano29 sep 2015
Plataforma, diseño, motores, tecnología... Todo es nuevo en la segunda generación del Volkswagen Tiguan, que hasta se atreverá con una versión de batalla alargada y una motorización híbrida enchufable (GTE). Dos paquetes, Off-Road y R-Line, modifican su estética.
Después de ocho años en el mercado al Volkswagen Tiguan (2,64 millones de ventas mundiales a sus espaldas) le toca pasar por una urgente y masiva revisión. Y es que estamos hablando de un Tiguan 2016 o un Tiguan de segunda generación. Un SUV completamente nuevo. Ideado y desarrollado sobre una hoja en blanco. O mejor dicho, sobre la plataforma modular transversal (MQB) a partir de la cual la marca alemana ha dado vida a sus dos 'superstar': Golf y Passat.Otro 'embrión' de la plataforma modular de la casa
Entre uno y otro se sitúa, por concepto y dimensiones, este Tiguan 2016. Por fuera es claramente más largo (hasta los 4,49 metros en total), ancho (1,84 m.) y bajo (1,63 m.), y también su batalla crece en ocho centímetros. Y por dentro también: las dos plazas delanteras se benefician de una mayor altura libre al techo (apenas 3 milímetros), los ocupantes traseros disponen de 22 mm. más para estirar las piernas (además de poder desplazar la banqueta longitudinalmente) y el maletero pasa de 470 a 615 litros (abatiendo los respaldos posteriores esta cifra aumenta hasta los 1.655, 145 l. más que antes). En un futuro también habrá una variante de batalla alargada que casi con total seguridad albergará la posiblidad de un interior de 7 plazas (2+3+2).El maletero pasa de 470 a 615 litros de capacidad
Como véis en las fotografías el diseño del nuevo Tiguan es muy Volkswagen: es decir, reconcible y conservador, con líneas horizontales para acentuar su anchura. Sobre esta base, la marca alemana ofrece dos versiones que cambian ligeramente el aspecto de la carrocería: una más campera denominada Off-Road (paragolpes específicos, protecciones de plástico y un aumento de los ángulos de ataque de 16 a 24 grados gracias a una suspensiones elevadas) y otra más asfáltica R-Line (que entre otros elementos puede montar llantas de hasta 20 pulgadas de diámetro).
De la plataforma MQB el Volkswagen Tiguan 2016 también extrae todo su potencial tecnológico, traducido en una batería de asistentes y equipamientos que el modelo saliente no puede montar. De serie la nueva gama 2016 incluye el Front Assist con asistente de frenada de emergencia en ciudad y sistema de detección de peatones, el Lane Assist de mantenimiento de carril y el sistema de frenado anticolisiones múltiples. Como extras no faltan el detector de fatiga o el control crucero activo. En lo relacionado con el confort, el Volkswagen Tiguan 2016 apuesta por elementos como el conjunto de cámaras que proporcionan una vista cenital (Area View) para facilitar las maniobras de aparcamiento o la apertura del portón trasero sin manos (pasando el pie por debajo del paragolpes). Y si lo que quieres es confeccionar un interior premium (el diseño del salpicadero o el cuadro de mandos ya de serie mejoran en aspecto y presentación) se puede montar un cuadro de instrumentación con una pantalla digital de 12,3 pulgadas de diámetro (estrenada en el Passat).
Y con toda esta dotación, Volkswagen declara un peso 50 kilogramos inferior al actual Tiguan, lo que repercute directamente en el consumo de los motores, un 24% más ahorradores a pesar de que aumenta la potencia en todos ellos. La oferta mecánica está compuesta por ocho variantes, tres gasolina (TSI de 125, 150 y 180 CV de potencia), cuatro diésel (TDI de 115, 150, 190 y 240 CV) y, todavía en fase de prototipo, un híbrido enchufable (GTE) que, como en los Golf GTE y Passat GTE, promete una potencia máxima conjunta de 218 CV y una autonomía eléctrica de 50 kilómetros.
Todos los motores son más potentes y un 24% más ahorradores que antes