Volkswagen Sharan 2015: Más potencia y seguridad

sharanportada_134d6aaf6097c0abdc4ceb3ed.jpg
Raúl Toledano18 feb 2015
Cinco años después de su lanzamiento, la segunda generación del Volkswagen Sharan se renueva ligeramente en julio sin cambios significativos en su diseño, pero sí grandes mejoras con motores más potentes y eficientes y tecnologías de asistencia a la conducción que lo apuntalan en materia de seguridad activa.
El segmento de los monovolúmenes grandes donde compite el Volkswagen Sharan no es muy dado a los cambios abruptos. El propio Sharan estuvo presente entre 1995 y 2010 siendo renovado poco a poco sobre el modelo base y original. En 2015 toca revisión de su segunda generación desde la óptica de las mecánicas y los equipamientos tecnológicos y no tanto del diseño o las dimensiones. De hecho estas últimas no varían en el Sharan 2015, estando con sus 4,84 metros de longitud y sus prácticas puertas laterales correderas más próximo al Multivan (4,89 m) que a los Touran (4,40 m) y Golf Sportsvan (4,34 m). De hecho, como su hermano mayor, el Sharan 2015 puede montar siete plazas.
Como ocurre en este tipo de restyling, el Sharan limita los cambios de su exterior a los diseños de las llantas, los colores de la propia carrocería o unas nuevas parrilla y ópticas traseras de LED. Por dentro, poco más o menos: tapicerías nuevas para los asientos, acolchados modificados en el salpicadero e instrumentación puesta al día. En este aspecto, el Sharan 2015 hereda algunas de las soluciones implementadas en el último Passat a través de la segunda generación del Sistema Modular de Infoentretenimiento (MIB) con pantallas táctiles más precisas y con mejor resolución. Concretamente, el Sharan 2015 puede equiparse con la plataforma App Connect que incluye funciones MirrorLink, Android Auto (Google) y CarPlay (Apple) para transferir aplicaciones y datos del teléfono móvil a la propia pantalla de la consola (de 5 pulgadas Composition Colour o de 6,5" Composition Media y Discovery Media con navegación de fábrica). 

sharanapoyo_61bf2641c70d8e4d779e52e6c.jpg

También se ha renovado la oferta de motores de gasolina (TSI) y diésel (TDI), todos de cuatro cilindros, inyección directa y turboalimentados, que según la marca son hasta un 15% más eficientes y cumplen la norma europea de emisiones Euro 6. Entre los gasolina encontramos los 1.4 TSI de 150 cv y 2.0 TSI de 220 cv, aumentando en 10 y 20 cv sus cifras de rendimiento respecto a los motores del modelo saliente. En ciclo diésel, el bloque 2.0 TDI declina en tres evoluciones de potencia, de 115 cv, 150 cv (+10 cv) y 184 cv (+7 cv).Todos los motores cumplen con la Euro 6 y, según VW, son hasta un 15% más eficientes
Exceptuando el diésel de menor potencia, todas las motorizaciones pueden combinarse con el cambio automático de doble embrague y seis velocidades (DSG) que, a partir de ahora, ofrece la eficiente conducción a vela (el motor se desacopla cuando se levanta el pie del acelerador). El motor de 220 cv equipa el cambio DSG de serie. Además, el TDI de 150 cv se puede combinar con el sistema de tracción total 4MOTION.Únicamente el diésel de 115 cv no tiene posibilidad de montar el DSG
Entre los nuevos asistentes de conducción del Sharan destaca el freno anticolisiones múltiples, de serie en toda la gama. Pero éste no es la única novedad, ya que también puede montarse el sistema de observación del entorno Front Assist que se combina con el frenado de emergencia en ciudad City Emergency Brake a velocidades inferiores a 30 km/h. Por primera vez, el Sharan equipa el Control de Crucero Adaptativo (ACC) y el freno de estacionamiento eléctrico (de serie) con la funcion Auto Hold de retención del vehículo en pendiente. No faltan la última generación del asistente automático de aparcamiento, el detector y el asistente de ángulo muerto, y el sistema de salida del aparcamiento Exit Assist que, en las maniobras de aparcamiento marcha atrás, avisa al conductor de los automóviles que se aproximan por los laterales.Por primera vez, el Sharan equipa el Control de Crucero Adaptativo (ACC)