Volkswagen Sharan 2.0 TDI 140 cv DSG: El cénit de los familiares

a fondo Volkswagen Sharan 2.0 TDI 140 cv DSG 1
Enrique Marco31 may 2011
Volkswagen ofrece una amplia gama de vehículos familiares que está coronada por el nuevo Sharan, un vehículo grande, versátil, de alta calidad y con un excelente comportamiento dinámico
CONTACTO
Cuando aumenta la familia lo hacen también las necesidades de espacio, y en dicha situación lo mejor es recurrir a un monovolumen grande. En Autocity nos subimos al que seguramente sea una de las mejores opciones, sino la mejor, el nuevo Volkswagen Sharan; pues salvo porque es unos 3.000 euros más caro que la mayoría de sus rivales, nos parece que reúne unos ingredientes fantásticos con los que convencer a la mayoría de sus potenciales clientes. Para la prueba utilizamos la versión TDI de 140 cv asociada al eficaz cambio automático DSG, a nuestro juicio la opción más recomendable. Este vehículo está disponible en tres niveles de equipamiento cuyos precios oscilan entre 38.020 y 43.540 euros, aunque a nosotros nos tocó la versión intermedia Advance (40.540 ), que se diferencia por los diversos detalles cromados parilla delantera y marcos de las ventanillas- que se pueden ver en las fotografías.
Estamos hablando de un vehículo de grandes dimensiones, pues el Sharan mide 4,85 metros de largo, 1,90 metros de ancho y 1,72 metros de alto. Lo cierto es que en nuestro mercado se venden muchas más unidades del segmento inmediatamente inferior (el de los monovolúmenes compactos), ya que para la mayoría de los casos es suficiente con el espacio que ofrecen y, además, resultan mucho más manejables para el uso urbano. Finalmente, la diferencia de precio también es notable, pues por ejemplo el Volkswagen el Touran cuesta cerca de 12.000 euros menos que el Sharan a igualdad de mecánica y equipamientos.
Pero quien opte por la máxima categoría de los monovolúmenes y se decante por un vehículo como el Sharan tendrá el placer de poder viajar con la familia y todo su equipaje con una comodidad extraordinaria. No sólo ofrece un habitáculo para siete plazas en el que con cinco asientos disponibles el volumen del maletero es de 809 litros, o plegando la fila central aumenta hasta los 2.430 litros; sino que hace gala de unas soluciones muy versátiles, como las puertas laterales correderas, la fila central desplazable longitudinalmente hasta 16 cm, las diferentes configuraciones de dos o tres asientos en la fila central, los numerosos accesorios disponibles para organizar la carga, o los opcionales como el asiento para niños de más de tres años integrado (se puede ver desplegado en alguna de las fotografías).

a fondo Volkswagen Sharan 2.0 TDI 140 cv DSG 2

No sólo es amplio y versátil, el nuevo Sharan también ofrece unos acabados muy cuidados y un completo equipamiento
Al margen de la amplitud y versatilidad de este coche similar a la que podamos encontrar en sus rivales, sobre todo en el Seat Alhambra o también en los Ford Galaxy, Kia Carnival o Renault Grand Espace- el Volkswagen Sharan se destaca del resto por una calidad de acabados y un funcionamiento sobresaliente. No es un alarde de diseño, pues el gigante alemán la mayoría de las veces apuesta por la sobriedad, pero este monovolumen está muy bien hecho y terminado con materiales de calidad. Si a ello le añadimos una calidad de rodadura ejemplar desvelamos el secreto del porqué es uno de los vehículos más interesantes de su categoría.
Nuestra unidad de pruebas se correspondía con el acabado Advance, que añade a la equipación básica elementos como el cruise control, los sensores de lluvia y luz, las llantas de aleación de diseño específico con neumáticos 215/60 R16 o la iluminación con función de alumbrado en curva. No obstante, todos Sharan (desde el Edition) incluyen también los leds para la iluminación diurna, el volante de cuero, los airbags incluso para las rodillas del conductor, el climatizador o el ESP con ayuda al arranque en pendientes entre otras cosas. Entre los extras más destacados podemos citar el navegador sencillo (540 ) o el navegador completo y con cámara trasera (1.620 ), el mencionado asiento integrado para niños (225 ) o la suspensión regulable DCC (entre 795 y 985 ).

a fondo Volkswagen Sharan 2.0 TDI 140 cv DSG 3

Mecánicamente poco nuevo podemos decir de esta mecánica 2.0 TDI de 140 cv que tantas veces hemos probado en diferentes vehículos del Grupo VW, así como del efectivo cambio DSG, en esta ocasión con el sistema de seis velocidades y con levas de cambio integradas en el volante. Para un vehículo voluminoso y con un peso considerable (1.728 kilos) como este sigue siendo más que suficiente, pues sus prestaciones nos parecen sobradas tanto para el concepto de vehículo que es como para la actual normativas en materia de circulación: 191 km/h y 10,9 segundos de 0 a 100 km/h. Y lo mejor llega cuando nos fijamos en los consumos, que sorprendentemente se quedan en 5,7 l/100 km (5,4 l/100 km con el cambio manual), una de las mejores cifras de su categoría. Por su parte, las emisiones de CO2 se conforman con 149 g/km.A pesar de su volumen y peso, el Sharan proporciona una conducción precisa y de calidad
En marcha el Sharan 2.0 TDI se percibe como lo que es, un vehículo grande, pues además de sus dimensiones exteriores hay que tener en cuenta su larga distancia entre ejes: 2.919 mm. Esto se traduce en que en carreteras abiertas el coche pisa con una contundencia ejemplar, y parece ir sobre raíles, a lo que acompaña su óptimo tarado de las suspensiones. Los 140 cv asociados al cambio DSG se muestran muy notables, por lo que es posible conducir rápido y seguro, aunque llevemos bastante carga o la carretera se ponga cuesta arriba. El acertado cóctel lo completan unos cómodos asientos en los que devorar kilómetros no conllevará ni el más mínimo sufrimiento, pues este Sharan es un vehículo creado para disfrutar del viaje y disfrutarlo en familia. No es barato, eso es evidente, pero desde luego este modelo vale lo que cuesta.