Volkswagen Scirocco: El compacto irresistible

Moisés Muñoz30 jun 2008
Con una estética rompedora, un equipamiento más que completo y unos motores potentes y equilibrados, Volkswagen recupera el mito del Scirocco, cuya tercera generación saldrá a la venta el próximo otoño.
El compacto irresistible
En 1988, Robert Palmer cantaba aquello de "Simply irresistible", como si fuera una profecía de lo que 20 años después Volkswagen habría de poner en marcha. La casa germana ha cerrado un trabajo excelente con el nuevo Scirocco, una reedición de uno de los coches míticos que recorrían las carreteras europeas a caballo entre las décadas de los 70 y los 90, que saldrá a la venta en España el próximo mes de octubre. Un coche sencillamente precioso, sencillamente ágil, sencillamente moderno, sencillamente eficaz, sencillamente... irresistible.

a fondo Volkswagen Scirocco 1

a favorUna imagen exquisita.Muy bien equipado.Sensaciones al volante.en contraMínima visibilidad trasera.Espacio interior algo justo.De momento, sin xenón.
Lisboa, ciudad cuna de navegantes y aventureros, fue el escenario elegido por Volkswagen para descubrir al mundo las virtudes de su ambicioso compacto con marcado carácter deportivo. Por la serpenteante costa que enlaza la capital portuguesa con Setúbal, sede de la fábrica en la que se producirá el Scirocco, tuvimos el placer de exprimir las cualidades y disfrutar del dinamismo de un coche nacido para enamorar, que llegará como competencia directa del atrevido Volvo C30 (heredero del entonces revolucionario 480 y cuya línea parece evocar nuestro protagonista), del renovado Mercedes CLC Sportcoupe, del consolidado BMW Serie 1, del vigoroso Opel Astra GTC e, incluso, del exitoso VW Golf, al que le sale un nuevo enemigo... y esta vez en su propia casa.
Su silueta, más próxima a la de un compacto que a la de un coupé, encierra unas medidas que explican por sí solas la filosofía del Scirocco. Con 4,26 metros de longitud y 1,81 de ancho, tiene capacidad para alojar a cuatro adultos, cómodamente ubicados en sus asientos deportivos, siempre que los dos pasajeros de los asientos traseros no superen el 1,80 de estatura. Pero, además, sus 140 centímetros de altura favorecen su aspecto deportivo, su verdadera seña de identidad.
Estéticamente, su línea resulta rompedora. La parrilla frontal, con el emblema de la marca sobre el capó, fluye horizontalmente hasta los faros, afilados y agresivos para insinuar el concepto "sport" que dibuja el resto del conjunto. El perfil deslumbra por la ligereza que destila y la zaga, ensanchada a la altura de la línea de cintura y con la doble salida de escape, acapara las miradas de la gente por su robustez. Una imagen que no deja indiferente, atractiva hasta para los amantes del clasicismo. En el interior, el recuerdo al Golf nos viene rápido a la cabeza, por los muchos detalles que el Scirocco comparte con él. Destaca el confort de sus asientos deportivos, que pueden ir prácticamente "pegados" al suelo y en los que resulta fácil encontrar la mejor postura de conducción.
Para que el conductor disfrute de cada kilómetro, el equipamiento del Scirocco es bastante completo. Control de estabilidad, suspensión deportiva, seis airbags, preparación ISOFIX para silla infantil, climatizador bizona, sensor de luces y lluvia, control de presión de neumáticos, espejo interior fotosensible, cargador de CDs, conexión para iPhone y un espectacular techo panorámico (para minimizar el efecto claustrofóbico que puede causar a los ocupantes de los asientos traseros el reducido tamaño de las ventanillas) son los principales elementos que trae de serie. Además, como opción, se puede montar control de crucero activo, navegador con pantalla táctil, sensores de aparcamiento o el llamado "Adaptative Chasis Control", una suspensión variable que tiene tres modos: normal, confort y sport, en función de la exigencia del conductor y las características de la carretera.

A España llegará inicialmente con tres motores distintos: el diésel 2.0 TDI de 140 cv y los gasolinas 2.0 TSI de 200 cv (que monta, entre otros, el Golf GTI) y el TSI de 1,4 litros y 160 cv. El diésel y el dos litros pueden combinarse con la caja automática DSG, mientras que, de momento, el de 160 cv sólo saldrá a la venta con cambio manual de seis velocidades. En nuestra toma de contacto, nos subimos a los dos motores de gasolina y ambos nos dejaron sensaciones positivas. El 1.4 con cambio manual nos convenció por su agilidad, carácter... y consumo. La marca anuncia un gasto en ciclo combinado de 6,5 litros a los 100 km, en un coche que te permite rodar rápido sin necesidad de sufrir reacciones excesivamente temperamentales. Se trata de una versión realmente equilibrada en cuanto a prestaciones, equipamiento y precio, ya que saldrá a la venta por unos 25.000 .
La efervescencia de las sensaciones al volante se dispara cuando probamos el motor de dos litros y 200 cv, asociado a la caja DSG de seis velocidades. Eso sí, el incremento de diversión y prestaciones se hace notar también en el consumo y el precio, unos 5.000 por encima del 1.4 TSI. De entrada, el rugido del motor, ronco y potente, te eriza la piel y cada paso por curva es una delicia cuando "jugamos" con las levas que lleva asociadas al volante. Sin exprimir, ni de lejos, su verdadero potencial, las aceleraciones te pegan al asiento y descubres un Scirocco perfecto para los amantes de las sensaciones deportivas. Ya lo dijo, 20 años atrás, Robert Palmer: sencillamente irresistible.
Versiones y precios:
VW Scirocco 1.4 TSI 160 cv: 25.340
VW Scirocco 2.0 TSI 200 cv: 28.580
VW Scirocco 2.0 TSI 200 cv DSG: 30.300
VW Scirocco 2.0 TDI 140 cv:26.780
VW Scirocco 2.0 TDI 140 cv DSG:28.400