Volkswagen reconoce más irregularidades: En los níveles de CO2 de 800.000 vehículos

volkswagenportada_40b42c86dedfc239706ea3b92.jpg
Raúl Toledano04 nov 2015
Volkswagen reconoce que otros 800.000 vehículos del grupo pueden haber sufrido irregularidades relacionadas con la medición de emisiones (en concreto en los niveles de CO2) y cifra en unos 2.000 millones de euros el "riesgo económico" asociado a estos nuevos hallazgos.
El escándalo de los motores de Volkswagen con el software que camufla las emisiones reales de estos vehículos, también denominado DieselGate, sigue creciendo. Lo último en conocerse, después de un comunicado oficial de la compañía, es la existencia de más coches afectados por "nuevas irregularidades" en la medición de emisiones, en esta ocasión de dióxido de carbono (CO2).
"Tras las irregularidades detectadas en algunos de los vehículos diésel, el consejo de dirección de Volkswagen anunció una investigación para establecer si existen indicios de nuevas irregularidades acerca de la aprobación de los vehículos del grupo", explica la compañía. Después de "investigaciones internas", Volkswagen ha hallado "inconsistencias inexplicables" en unos 800.000 vehículos más que se suman a los 11 millones admitidos en un primer momento.Por primera vez, los niveles de CO2 puestos en cuestión
Volkswagen manifiesta que el consejo de supervisión se encuentra "profundamente preocupado por el descubrimiento de las irregularidades encontradas al determinar los niveles de CO2 para la homologación de los vehículos del grupo". La compañía dice que "el propósito es aclarar el caso en un futuro muy cercano para consultar otras medidas" y "asegurarse de que los vehículos afectados quedan clasificados correctamente en función de sus emisiones reales de CO2", al tiempo que indica que las posibles irregularidades no afectan a la seguridad de los conductores.
Esta última polémica llega apenas 24 horas después de que se filtrase una información según la cual la EPA norteamericana había descubierto más vehículos diésel de Vollkswagen afectados por las emisiones de NOx. En concreto, motores de mayor cilindrada (3.0 TDI V6), que en un principio quedaban fuera de la terna de motorizaciones tramposas 1.2, 1.6 y 2.0 TDI. Estas mecánicas en su mayoría las montan las marcas más exclusivas del grupo, como Audi o Porsche. Volkswagen desmintió la noticia horas después, sin evitar una importante caída en bolsa de sus acciones.Volkswagen desmiente a la EPA norteamericana
Recordar que las emisiones de CO2 están directamente vinculadas al gasto de carburante y son dañinas para el medio ambiente y no tanto para la salud humana, como es el caso del peligroso NOx. Y por último apuntar que, por el momento, Volksagen rechaza algunas acusaciones sobre que entre estos 800.000 vehículos afectados algunos sean de gasolina.