Volkswagen prevé que 2013 será difícil para la industria automovilística:

Volkswagen prevé que 2013 será difícil para la industria automovilística 1
Agencia EFE14 mar 2013
El mayor fabricante automovilístico de Europa, Volkswagen, prevé que 2013 va a ser una año 'difícil y duro' para la industria automovilística.

El presidente de Volkswagen, Martin Winterkorn, dijo en la presentación de los resultados de 2012 que '2013 será el año de la verdad para toda la industria y esto incluye a Volkswagen'.

Volkswagen ganó el pasado año 22.900 millones de euros, un 38,6 % más que en 2011 por el efecto positivo de las opciones sobre acciones de Porsche.

La compañía germana logró en 2012 un beneficio operativo récord de 11.500 millones de euros, un 2 % más que en 2011.

Volkswagen, que agrupa entre otras las marcas VW, Audi, Skoda, Seat, Bentley y Lamborghini, informó de que las ventas subieron el pasado ejercicio un 12,3 %, hasta 9,3 millones de vehículos y superaron por primera vez los 9 millones.

La dirección propondrá el pago de un dividendo de 3,5 euros por acción ordinaria y 3,56 euros por acción preferente (3 y 3,06 euros respectivamente el año anterior).

La facturación subió en 2012, hasta 192.700 millones de euros, frente a los 159.300 millones de euros del año anterior.

Winterkorn dijo que 'Volkswagen ha comenzado 2013 con una posición de fortaleza pese a que la competencia es más fuerte y a las difíciles condiciones económicas'.

Volkswagen entregó 1,4 millones de vehículos en los dos primeros meses del año, un 8,3 % más que en los mismos meses de 2012.

'Volkswagen tiene todo lo que necesita para continuar su trayectoria de éxito de los últimos años, incluso, en circunstancias diferentes', según su presidente.

'Queremos conducir al grupo Volkswagen a la cúspide la industria automovilística en 2018 de forma rentable, sostenible y permanente', añadió.

Volkswagen prevé que la plataforma modular tendrá efectos positivos crecientes en la estructura de costes del grupo.

La compañía alemana prevé incrementar los ingresos por ventas en 2013 respecto a 2012 y mantener el beneficio operativo en el nivel de 2012, dada la incertidumbre en el entorno económico.

Volkswagen asegura que va a mantener una disciplina de costes y que la amplia paleta de modelos y la fuerte posición de mercado compensarán el incremento de la competencia en un entorno de mercado desafiante.