Volkswagen Passat: Pequeño Phaeton

Diego Zotes16 mar 2005
El Passat, que nació en 1996, había puesto el listón muy alto, pero lo de la nueva berlina de Volkswagen es "para nota", pues tanto por prestancia como por equipamientos o resultado final casi parece un "Phaeton en pequeño"
Inicio
“PEQUEÑO PHAETON”

a fondo :: Volkswagen Passat 1

Falta menos de un mes para que el nuevo Passat comience a rodar por nuestras carreteras, aunque ya se han hecho públicos los precios y detalles concretos, y los concesionarios de la marca admiten ya solicitudes. El Passat que nació en 1996 había puesto el listón muy alto, pero lo de la nueva berlina de Volkswagen es "para nota", pues tanto por prestancia como por equipamientos o resultado final casi parece un “Phaeton en pequeño”.
  En la presentación internacional a la prensa pudimos conducir dos de las cuatro versiones que llegarán al mercado inicialmente, y también una tercera que tardará unos meses más. Y es que como sucede en estos casos, en primer lugar se ponen a la venta unas pocas versiones y en los siguientes meses la gama se va completando.
Los primeros serán los gasolina FSI de 1.6 litros con 115 cv y 2.0 litros con 150 cv, y los diesel 1.9 TDI de 105 cv y 2.0 TDI de 140 cv; todos ellos en carrocería sedán, caja de cambios manual, y con cuatro niveles de equipamiento disponibles: Trendline, Advance, Sportline y Highline. Los precios oscilan entre 22.540 y 30.280 euros.
Unos meses después irán llegando las estupendas cajas de cambio DSG, la carrocería familiar Variant, las transmisiones integrales 4Motion y nuevos motores: entre ellos los 2.0 TSFI 200 cv del Golf GTI, el 3.2 V6 de 250 cv y un interesantee inédito 2.0 TDI evolucionado a 170 cv (el cual tuvimos oportunidad de probar). Ya para el año que viene se habló, aunque sin dar detalles, de un diesel más grande y potente.
Enrique Marco, Autocity
15 de Marzo de 2005
Impresiones

IMPRESIONES

a fondo :: Volkswagen Passat 2


En el primer vistazo que se le echa al nuevo Passat ya se observa un claro aire de berlina de lujo, cuyos detalles estéticos recuerdan al Phaeton (con una vistosa parrilla cromada) y con una longitud por encima de la media en su categoría: 4,76 metros de largo. El resto de cotas también son generosas: 1,82 metros de ancho, 1,47 metros de alto, 2,71 metros de distancia entre ejes y un “supermaletero” de 565 litros de capacidad.

a fondo :: Volkswagen Passat 3

Sentados en cualquiera de sus asientos se percibe una gran sensación de espacio, y la postura del conductor es muy adecuada y con múltiples regulaciones. Para iniciar la marcha observamos algunas de las novedades del Passat, como el encendido del motor mediante un mando que sustituye a la llave y que hay que introducir a modo de pulsador, o como el freno de mano eléctrico y automático, que no se quita si no se lleva el cinturón de seguridad abrochado.
El modelo de acceso a gama, el 1.6 FSI de 115 cv nos sorprendió por su empuje. No es que sea “un tiro”, evidentemente, pero que una berlina tan grande se mueva tan rápido con un 1,6 litros es digno de mención. A esto ayuda mucho la bien escalonada caja de cambios manual de seis velocidades, que permite extraer todo el potencial del FSI. Por tanto –y en contra de lo que nos podía parecer a priori- para una conducción “normal o lógica” podemos asegurar que el Passat 1.6 FSI no se queda para nada corto, y si no sólo basta con echar un vistazo a las prestaciones: 200 km/h de velocidad punta y 11,4 segundos en el 0 a 100 km/h. El consumo es contenido, conformándose con 7,5 l/100 km. Sólo podríamos sacarle un “pero” a este pequeño motor, y es que al tener que revolucionarlo para ir rápido emite un sonido, que aunque es más bien bonito, a la larga puede molestar un poco. No obstante, este coche, por los 22.540 euros que cuesta, es una excelente opción muy recomendable.
Pero pasemos a los diesel, los más vendidos en la categoría. El conocido 2.0 TDI de 140 cv que montan tantos Seat, Audi, Skoda y VW funciona como siempre: de maravilla. Pero para rizar el rizo nos tocó conducirlo con el cambio de marchas DSG, que lo hace aún más eficaz. Con este motor el Passat puede acelerar de 0 a 100 km/h en 9,8 segundos, alcanzar los 209 km/h y con un consumo de 5,9 l/100 km. En la práctica vemos como por haberlos los hay propulsores con más potencia y brío; pero la finura y rendimiento de este motor TDI 140 cv es sobresaliente. El precio del nuevo Passat con este motor parte de los 25.910 euros.
Y por último tuvimos la suerte de poder conducir un nuevo motor, que va a tardar un poco en comercializarse pero que imaginamos “animará” también en un futuro muy cercano a otros modelos del grupo VAG. Se trata del 2.0 TDI de 170 cv (dicho sea de paso, el cuatro cilindros dos litros diesel más potente), el cual monta un nuevo sistema de alimentación mediante unidades inyector-bomba piezoeléctricas y un árbol equilibrador. El resultado es fantástico, ya que con sus 350 Nm a 1.800 rpm consigue unas prestaciones buenísimas: 8,7 segundos de 0 a 100 km/h, 223 km/h y sólo consume 6,1 l/100 km. En marcha es silencioso y carente de vibraciones, y ofrece un mayor “punch” que el de 140 cv. De hecho la respuesta nos pareció incluso deportiva, pues tiene una gran “patada”; tanto que si damos rienda suelta al acelerador iremos viendo a cada dos por tres el testigo de actuación del control de tracción.
Y algo común a las tres versiones probadas es su excelente comportamiento dinámico. Parece ser que se ha hecho un buen trabajo en el chasis, y también en la puesta a punto de las suspensiones. El nuevo Passat transmite confianza al volante, y además es agradable de conducir. Es muy cómodo y seguro, y da la sensación de estar llevando un “coche grande”. Con este último comentario queremos decir que se aprecia el peso y la distancia entre ejes, lo que en carreteras amplias le hace ir con un gran aplomo, pero en curvas lentas como es lógico no resulta muy ágil.
En definitiva, una berlina que se sitúa junto a las mejores del mercado, que combina estilo, rendimiento mecánico, comportamiento dinámico, espacio y calidad. Si a esto le sumamos un amplio equipamiento de serie y opcional (puede llevar luces giratorias en curva, leds traseros, sensor de distancia con el coche delantero mediante radar, neumáticos runflat que pueden rodar pinchados, etc) comprobamos como el nuevo Passat va a poner las cosas muy difíciles a los líderes del segmento.