Volkswagen Passat R-Line: Refinamiento deportivo

Diego Zotes11 feb 2008
La deportividad llega al Passat de Volkswagen con la versión R-Line, que además de un aspecto dinámico con detalles deportivos, ofrece un amplio equipamiento y presenta un nuevo motor gasolina 1.8 TSI de 160 cv. ¡Precioso!
Refinamiento deportivo
La demanda en el mercado del automóvil cada vez está más segmentada, pero bien es cierto que hay segmentos más exitosos que otros, como el de los compactos o el de berlinas medias, como demuestra la gran competitividad que existe entre marcas en cada uno de ellos. La marca alemana Volkswagen es líder en ambas categorías, sobre todo últimamente en el de berlinas medias gracias al Passat, que se ha convertido en el líder de ventas del segmento durante el año 2007.

a fondo Volkswagen Passat R-Line 1

Aun así, desde la compaa se ha observado durante los ᭺ltimos años que los clientes del compacto Golf, que siempre han buscado alta calidad combinada con grandes dosis de deportividad, no han visto reflejadas sus ambiciones en el Passat cuando han requerido un coche más grande, dirigiéndose a marcas de la competencia para encontrar sus demandas en otros coches. Volkswagen, para dar respuesta a esos clientes presenta ahora su nueva línea deportiva para el modelo Passat de la mano de Volkswagen Individual, el R-Line. Esta versión, que sustituye a la conocida Sportline, se caracteriza por una estética más deportiva que el resto de la gama, un nuevo sistema de suspensión de reglajes más rígidos, un equipamiento de serie mucho más amplio y la incorporación de un nuevo motor de gasolina de altas prestaciones, el 1.8 TSI de 160 cv.
En cuanto a este nuevo propulsor de gasolina, se trata de un 1.8 litros combinado con turbocompresor que desarrolla 160 cv y 250 Nm de par, permitiéndole un comportamiento realmente dinámico respecto al 2.0 FSI de 150 cv al que sustituye. En cifras, la aceleración de la berlina es de 8,6 segundos de 0 a 100 km/h (8,8 segundos en el Variant) y la velocidad máxima es de 220 km/h (217 km/h en el Variant). Además, los consumos y las emisiones son bastante inferiores, consiguiendo un consumo combinado de 7,6 litros a los 100 km (7,8 litros en el Variant) y unas emisiones contenidas de 180 gr/km (186 gr/km en el Variant).
Entre el resto de motores encontramos otra gran novedad, que es el 2.0 TDI de 140 cv que ahora incorpora el refinado sistema de inyección directa por common rail, mejorando notablemente las suavidad de respuesta del motor. Entre los demás motores figuran los conocidos 2.0 TFSI de 200 cv en gasolina y el 2.0 TDI de 170 cv en diésel.
La verdad es que a primera vista los nuevos detalles específicos de la versión R-Line le sientan realmente bien al Passat, transmitiendo una desconocida imagen de dinamismo y deportividad, enfatizando así un nuevo enfoque deportivo. Los nuevos elementos exteriores que identifican a la nueva versión R-Line son unos nuevos paragolpes deportivos frontal y trasero con faldones aerodinámicos, faldones laterales para reforzar su imagen de potencia, un discreto spoiler trasero sobre el portón del maletero, la parrilla frontal de aluminio mate con dos lamas cromadas dobles común con las versiones deportivas GT del Golf, y los distintivos "R" ubicados en las aletas laterales. El conjunto lo completan unas llantas de aleación de 17 pulgadas exclusivas de esta versión denominadas Omyant con neumáticos deportivos de 235 mm con perfil 45 combinadas con una suspensión deportiva que rebaja la carrocería en 15 mm.
El interior del R-Line destaca por ofrecer el mismo elevado confort y calidad que el resto de la gama, aunque con detalles deportivos de aluminio sobre el salpicadero e innovadores sistemas tecnológicos de ayuda a la conducción como el Park Assist de ayuda al aparcamiento, además de sistemas opcionales de entretenimiento como el sistema de navegación con pantalla táctil con disco duro de 30 Gb con pantallas tras los reposacabezas delanteros, que se puede combinar con el sistema de sonido de alta fidelidad Dynaudio. También existe la posibilidad de optar por un techo solar eléctrico con células solares que mantienen el interior fresco.
El equipamiento de serie es del máximo nivel, añadiendo sobre el ya conocido del Sportline los faros bi-xenón direccionables, faros antiniebla, alarma volumétrica, ordenador de a bordo, volante de piel multifunción con levas en el volante para el cambio DSG y Tiptronic, apoyabrazos delantero, climatizador bi-zona Climatronic, molduras R-Line bajo las puertas, radio CD con lector de MP3 y 8 altavoces, sistema de acceso sin llave y arranque por botón Kessy, control de velocidad Tempomat, sensores de lluvia y luces y rueda de repuesto de tamaño normal con llanta de aluminio igual que el resto.