Volkswagen Passat Bluemotion: Azul ecológico

Moisés Muñoz13 dic 2007
Al carro de los vehículos ecológicos se suma en posición de privilegio Volkswagen con su gama Bluemotion, a la que incorpora su berlina de referencia, el Passat. Nosotros lo pusimos a prueba.
En la carrera por frenar el cambio climático, la implicación de los fabricantes de coches ha adquirido tintes de carrera tecnológica. Desde hace tiempo, las marcas trabajan sin descanso en busca de crear vehículos poco agresivos con la capa de ozono, sabedoras de que los coches ecológicos y los propulsados por biocombustibles ocuparán un espacio importante en las carreteras en los años venideros. Al carro de los vehículos ecológicos se suma en posición de privilegio Volkswagen con su gama Bluemotion, a la que incorpora su berlina de referencia, el Passat. Nosotros lo pusimos a prueba.

a fondo :: Volkswagen Passat Bluemotion 1

a favorBajo consumo.Amplio y bien acabado.Poco ruidoso en carretera.en contraParco en equipamiento.Recuperaciones lentas.¡Volante de plástico!
Sobre la base del motor 1.9 TDI de 105 cv, la firma alemana pone en el asfalto un coche de respuesta solvente, dimensiones destacadas y respetuoso con el medio ambiente. Volkswagen coloreó de azul (en un guiño al agua y al cielo) su apuesta por el compromiso y consigue un resultado a la altura de su experiencia en el Passat. El modelo Bluemotion da una vuelta de tuerca al Passat 1.9 TDI del que deriva y con el que comparte gama, gracias a una intensa labor de ingeniería, y se posiociona en el mercado como el coche de referencia en su segmento por la relación consumo/prestaciones.
Mejoras aerodinámicas, reducción de las revoluciones al ralentí y una relación de marchas más larga le sitúa como el vehículo más ecológico y económico (en términos de consumo de combustible) de su categoría, sólo equiparable al Renault Laguna 1.5 dCi de 110 cv. Los 5,1 litros de consumo por cada 100 kilómetros en ciclo mixto mejoran las cifras del Citroën C5 1.6 HDi, el Ford Mondeo 1.8 TDCi, el Peugeot 407 HDI 110 cv o el Toyota Avensis 2.0 D4D , que requieren de un mayor gasto de combustible y son ligeramente más ofensivos con el medio ambiente, con unas emisiones por encima de los 136 g de CO2/km que expulsa el Passat Bluemotion.
Con un austero equipamiento de serie y una respuesta suficiente, el Volkswagen Passat Bluemotion, que se vende a partir de 25.640 , es un coche más racional que pasional. Si a la hora de elegir tu coche no te dejas guiar por las apariencias; si los impulsos del corazón pierden terreno con respecto a la reflexión; si buscas una imagen sobria y elegante y si te preocupa el cambio climático, tiñe tu vida de azul y prueba la berlina más ecológica de Volkswagen. Llenará tus expectativas.1Nombre: FICHA TÉCNICAMotor: 4 lín. / 1.896 ccPotencia máx.: 105 cv a 4.000 rpmPar máx.: 250 Nm a 1.900 rpm Combustible: Diesel bomba inyectorTracción/cambio: Del. / Man. 5 vel.Frenos: Discos vent. / DiscosNeumáticos: 205/55 R16 Carrocería: 4 puertasLarg-Anch-Alt: 4.765 - 1.820 - 1.472Peso en vacio: 1422 kg.Maletero: 565 l. / 1164 l.Nº plazas: 5Velocidad máx: 193 km/hAceler. 0-100: 12.1 segundosConsumo mixto: 5,1 litros EuroNCAP: 5Precio: 25.640,00Ficha Jato: http://www.autocity.com/coches/nuevos/volkswagen/passat/1.9_tdi_bluemotion/4_puertas/sedán/index.html
Recio y sin fisuras
El estilo sobrio y elegante que acompaña al Volkswagen Passat desde sus orígenes sigue presente en el modelo Bluemotion, que hereda, con leves matices, el acabado básico Trendline. Con una longitud de algo más de 4,7 metros y una anchura de 1,82, su aspecto exterior es imponente, más cercano al de las berlinas premium que al de las de gama media. La parrilla frontal cromada le da un toque de distinción a una estética fornida, a la altura de la imagen solvente de la marca y el modelo. La marcada línea de cintura, en progresión ascendente de adelante a atrás, contribuye a fomentar la robustez que exhibe el Passat Bluemotion, que redondea su imagen rotunda con unos faros traseros realmente atractivos.

La habitual excelencia alemana en la presentación y los acabados no falta en la berlina representativa de Volkwagen, con un diseño interior austero pero sin fisuras. El volante de plástico de serie, y sin mandos multifunción, desentona en un salpicadero bien rematado. La consola central, en color grafito, aporta el toque de modernidad al interior, donde no faltan los compartimentos para guardar gafas, papeles y objetos de uso habitual.

En carretera, el Passat Bluemotion ofrece sensaciones positivas, ya que a su destacado confort de marcha (a pesar de que se han endurecido las suspensiones) añade una gran amplitud para todos los ocupantes, con unas plazas traseras enormes. La ergonomía de la palanca de cambios, el volante y demás mandos favorecen la conducción, en la que el motor, que trabaja a poco régimen en velocidades de crucero (2.000 rpm a 120 km/h en quinta velocidad), es muy poco ruidoso. El cofre del maletero, con capacidad para 565 litros, es enorme e idóneo para salir de viaje con la casa a cuestas.

a fondo :: Volkswagen Passat Bluemotion 2

El equipamiento de serie es escaso, si bien Volkswagen ofrece un buen número de extras para que el comprador pueda configurar el Passat Bluemotion a su antojo. Entre los elementos que lleva de fábrica, los de seguridad son razonables, con seis airbags, preparación Isofix para silla infantil y control de estabilidad (ESP), aunque no lleva faros antiniebla ni sensor de lluvia y luces. Además, cuenta con climatizador, freno de mano automático, radio con lector de CD y un novedoso indicador de recomendación de cambio de marcha, habilitado para conseguir los niveles más bajos de consumo.
Un tiramillas tranquilo
Una respuesta solvente con un bajo nivel de consumo y emisiones de CO2. Ése era el reto de Volkswagen cuando se puso manos a la obra con el Passat Bluemotion, y lo alcanza con creces. Con una mejora aerodínamica y un retoque en el motor 1.9 TDI de 105 cv y cinco velocidades, los ingenieros de la firma germana han llevado al mercado un vehículo preparado para el futuro.

Al estirar los desarrollos se logra un ahorro notable de consumo y los 5,1 litros que necesita para recorrer 100 kilómetros en ciclo mixto son la mejor cifra dentro de su segmento, 0,6 litros menos que el Passat 1.9 TDI Trendline. También se reducen las emisiones de CO2, que bajan de 151 a 136 g/km. Además, el Bluemotion mejora al 1.9 TDI convencional en velocidad punta (193 km/h frente a 188 km/h) y no se resiente en la aceleración de 0 a 100 km/h (ambos tardan 12,1 segundos).

En marchas cortas, la respuesta del Passat Bluemotion es la propia de cualquier berlina media de gasoil. Perezoso en la arrancada y algo ruidoso, de ahí que en ciudad no resulte ágil. Es en carretera donde exhibe todo su potencial. El Passat Bluemotion es un coche preparado para devorar kilómetros (con un depósito se puede viajar desde Barcelona a Cádiz) y es poderoso llaneando a velocidad de crucero, pero tiene unas recuperaciones lentas. En quinta, necesita alrededor de 14 segundos para pasar de 80 km/h a 120 km/h, por lo que para adelantar resulta imprescindible recurrir al cambio.

La dirección es muy exacta y contribuye a dar al Passat Bluemotion una estabilidad sobresaliente, gracias también al endurecimiento de las suspensiones y al control de estabilidad, por lo que se agarra al asfalto con mimo. La misma calidad tiene en la transmisión. La caja de cambios engrana las marchas con suavidad y precisión, mientras los frenos, potentes y equilibrados, tienen un margen de error inapreciable.

a fondo :: Volkswagen Passat Bluemotion 3

Volkswagen cifra en 1.100 su giro ecológico en el Passat, cuyo precio para el Bluemotion parte de 25.640 , por los 24.540 de salida que cuesta el 1.9 TDI Trendline. El mayor desembolso merece la pena, no tanto por prestaciones, cuanto por economía de consumo y autocomplacencia. Reconforta sentirse bien con uno mismo sabiendo que contribuyes a que el planeta siga siendo azul.