Volkswagen no devolverá el PIVE: Dice al Gobierno que no afecta a los diésel trucados

volkswagenportada_112f81e4ac63cb00ac2d8d2a8.jpg
Raúl Toledano02 oct 2015
El vicepresidente del Grupo Volkswagen comunica al Gobierno que no devolverá ni un euro de las subvenciones directas a la compra del automóvil en España (PIVE), recibidas por las bajas emisiones de CO2 y no de NOX, el gas relacionado con el software frauduelento.
El ministro de Industria, Energía e Industria, José Manuel Soria, ha informado de que el Grupo Volkswagen sostiene que el fraude en el registro de emisiones contaminantes en once millones de sus vehículos no afecta al plan de ayudas al vehículo eficiente (PIVE), ya que la manipulación altera las emisiones de óxido nitrógeno (NOX) y no las de dióxido de carbono (CO2), que son las que contempla dicho plan.
"El software instalado en esto motores tiene que ver con emisiones de óxido de nitrógeno, las famosas NOX, pero no tiene que ver en modo alguno con las de CO2", ha declarado Soria a la prensa durante un Consejo de Ministros de Competitividad de la Unión Europea (UE), en el que se abordó este asunto.
Soria no aclara si ello implica que el Gobierno renunciará a reclamar al fabricante alemán o a sus filiales las ayudas, ya que es algo que estudia el Ministerio, tanto a nivel "técnico" como "jurídico". "Lo que les hemos pedido es documentación acreditativa de que técnicamente eso es literalmente así.Hasta que no lo acrediten no podemos decir nada", apuntó.El Gobierno renunciará a reclamar al fabricante alemán o a sus filiales las ayudas
El ministro español ha revelado que en la tarde del miércoles recibió en Madrid a una delegación de Volkswagen llegada desde Alemania y que fue en este encuentro cuando el vicepresidente a nivel mundial de la marca automovilística le ofreció las garantías sobre el impacto de la manipulación, a través de un "plan de acción" para ofrecer soluciones concretas "antes del 31 de octubre".VW se compromete a identificar por bastidor, coche a coche, cuáles son los afectados en España
Para ello, Volkswagen aseguró que identificará "por bastidor, coche a coche, cuáles son los que todavía están en España que han salido de la fábrica pero que todavía no están vendidos"."En la información que nos han transmitido la cifra asciende a unos 6.000 vehículos", comentó el ministro español, que aseguró que se ha paralizado su venta.Los coches diésel trucados en España podrían ser 6.000, y no los 3.200 que dijo el fabricante en un principio