Volkswagen New Midsize Coupé

0
Después de presentar en Nueva York un restyling de la sexta generación del Volkswagen Jetta, la marca alemana muestra en el Salón de Pekín una carrocería de similares dimensiones a aquél pero reintrepretando sus proporciones, emulando una caída de techo que simula mejor los tres volúmenes tradicionales y así afianzar la opción de comercializar una versión deportiva de la berlina compacta de la casa, extremo confirmado ya por algunos medios de comunicación de manera oficiosa. De momento, lo que ha trasladado Volkswagen a la luz pública es este prototipo de nombre New Midsize Coupé, que tiene cuatro puertas y un habitáculo configurado para cinco ocupantes.

El nuevo concept car New Midsize Coupé de Volkswagen ha sido desarrollado sobre la plataforma modular MQB de última hornada que utilizan algunos de los modelos del Grupo -sin ir más lejos el Golf 7-, con una longitud de 4,60 metros de longitud, 1,84 de anchura y 1,42 metros de altura, por lo que resulta más corto que el Jetta (4 cm.), más ancho que el Passat (2 cm.) e igual de bajo que el CC, la carrocería deportiva derivada del Passat. Es por lo tanto una berlina compacta de enfoque deportivo que de llegar al mercado lo haría con intenciones evidentes de ser una alternativa a los Audi A3 Sedán y Mercedes CLA.Sería la versión coupé de cuatro puertas del Jetta, situándose por debajo del actual CC
A pesar de esta línea exterior más arriesgada respecto al Jetta, el Volkswagen New Midsize Coupé conserva las cuatro puertas y por lo tanto está pensado para ser un coche funcional como demuestran sus aprovechables cinco plazas interiores y su maletero de 500 litros, apenas 10 l. menos que el Jetta. Por dentro, la calidad de acabados general y el diseño de elementos como el volante nos trasportan directamente al Golf. Además, el prototipo ha causado gran admiración en la feria china por el espectacular color rojo cereza ‘Dragon Red’ de su carrocería, combinado con unas llantas de 20 pulgadas montadas sobre unos neumáticos de perfil bajo 245/40, unas ópticas integrales de LED, o el detalle deportivo del difusor trasero con sendas salidas de escape a cada lado.

Y el colofón, para el que con muchas posibilidades será el Jetta más deportivo de todos los tiempos, lo pone el motor utilizado, el mismo que el del Golf GTI de última generación, esto es, un bloque gasolina 2.0 TSI de inyección directa y sobrealimetado con un turbocompresor de 220 cv. Esta potencia máxima es transmitida al eje delantero a través del cambio automático de doble embrague y siete velocidades DSG, acelerando de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos, alcanzando una velocidad punta de 244 km/h y ajustando el consumo mixto homologado en 6,4 litros a los cien kilómetros.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.