Volkswagen Iroc: El futuro Sirocco

Enrique Marco28 ago 2006
Volkswagen lanzó hace 33 años un coupé de cuatro plazas de gran acogida, el Sirocco, un deportivo atractivo y asequible. Posteriormente mantuvo en su gama un automóvil semejante, el Corrado.
El futuro Sirocco
Volkswagen lanzó hace 33 años un coupe de cuatro plazas de gran acogida, el Sirocco, un deportivo atractivo y asequible que le dio muchas alegrías a la marca alemana. Posteriormente mantuvo en su gama un automóvil semejante, el Corrado, muy venerado por los jóvenes en nuestro mercado; y sin embargo, en la actualidad, cuando más oferta existe y más diversificadas están las gamas, no tienen ningún coupe que tome el relevo de éstos. Bueno, sí, el VW Eos puede considerarse un coupe, a la vez que descapotable, pero un verdadero sucesor del Sirocco o Corrado no existe hoy día en Volkswagen.

a fondo Volkswagen Iroc 1

Llevamos tiempo escuchando que entre los planes de Volkswagen está el de lanzar un coupe antes de dos años, que incluso podría llamarse Sirocco. Lo que hoy mostramos es sólo un prototipo, pero probablemente este concept car denominado Iroc tenga mucho que ver con el futuro modelo de producción. Muchos rasgos coincidirán, aunque algunos de los detalles de Iroc se quedarán en el estudio de diseño como aspectos espectaculares y nada más.
En principio no parece que tome la plataforma tal cual de ningún modelo existente, ya que declara 2.680 mm de distancia entre ejes, bastante más largo que un Golf y casi tanto como el Passat. Por medidas de carrocería, con sus 4,24 metros, es 4 cm más largo que el Golf, y lógicamente más ancho y más bajo: 1,80 metros de anchura y 1,40 metros de altura. Se asegura que el Iroc tiene cuatro verdaderas plazas y un maletero de 300 litros de capacidad, aunque abatiendo los asientos se crea una superficie de carga plana y dispone carriles guía para facilitar la versatilidad.
Para la mecánica se recurre a un motor TSI, como en el Golf GT, es decir, un gasolina de baja cilindrada con doble sobrealimentación mediante compresor y turbocompresor. En el caso del Iroc se anuncia una potencia de nada menos que 210 cv (suponemos que en el modelo de calle serán más conservadores). Y para la caja de cambios, como no, se recurre a la extraordinaria DSG. No se han facilitado datos de cómo serán sus esquemas de suspensiones, aunque sí que monta llantas de 19 pulgadas y neumáticos de 235 de sección.
De la carrocería sorprende su agresiva estampa, con un frontal muy dinámico y musculoso y una trasera que recuerda a las versiones deportivas de los Golf, aunque en este caso con mayor robustez y un difusor aerodinámico tipo competición. Hay varios detalles curiosos en su interior, como los asientos deportivos tipo backet y los arneses de competición de cinco puntos de anclaje. Varias esferas con una iluminación un tanto psicodélica, entre las que se haya una de indicación de presión del turbo; y, sobre todo, el detalle de la palanca de cambios que queda recogida y escondida cuando el coche está parado y de despliega al ponerlo en marcha mediante el botón situado en la base de la palanca.