Volkswagen Golf VI: Llega a finales de año

Enrique Marco06 ago 2008
La sexta generación del mítico compacto Golf llega más completo que nunca, con ligeros retoques de diseño pero con cantidad de funciones tecnológicas como suspensión adaptativa o sistema de aparcamiento automático.
Con sus 34 años de vida y las más de 26 millones de unidades comercializadas, que le convierten en el coche europeo más vendido de la historia, el Volkswagen Golf afronta con madurez el paso de la quinta a la sexta generación, de modo que no presenta un cambio estilístico revolucionario, sino más bien conservador. No obstante, esta nueva generación, que llegará a España a finales de año, presenta unas cuantas novedades que le permiten subir varios puntos en el competido segmento de los coches compactos.

a fondo Volkswagen Golf VI 1

Cuando el Golf VI salga a la venta, habrán pasado sólo cinco años desde que el Golf V viese la luz a finales de 2003, un periodo de tiempo inferior a lo habitual, lo que da buena prueba de la tremenda competencia que reina en la actualidad. Saldrá a la venta inicialmente en carrocería de tres y de cinco puertas, y el resto irán llegando más adelante, a la vez que convivirán durante un tiempo con los actuales Golf Variant, Golf Plus o Eos.
Todavía no se han facilitado las medidas, aunque todo hace indicar que serán similares a las del modelo actual, pues se aprovechan muchos elementos de su estructura. En todo caso, el nuevo Golf parece algo más ancho, aunque probablemente esta sensación sea producida también por el nuevo frontal con una parrilla delantera (pintada en negro brillante) más estilizada y por una zaga con una marcada “línea de cintura” que le aporta un aire de mayor robustez. En el frontal y en el lateral algunos detalles y trazos recuerdan al deportivo Scirocco, mientras que la trasera posee unos enormes grupos ópticos traseros más parecidos a los del SUV Touareg. En el interior tampoco cambian mucho las cosas, aunque se habla de una mayor calidad de materiales y de un cuadro de mandos con perfiles cromados pulidos al estilo de Passat CC.
Lo mejor del nuevo Golf está en las tecnologías empleadas para aumentar su equipamiento, además de la mejora del rendimiento de sus motores. Los Golf VI más equipados podrán llevar la suspensión adaptativa (DCC), el asistente al aparcamiento que hace que el volante gire por sí solo denominado Park Assist (esto ya lo estrenó el Touran), el sistema de control automático de la distancia (ACC), un séptimo airbag para las rodillas del conductor, los reposacabezas con sistema WOKS que evita el latigazo cervical, o las luces diurnas entre otras cosas.
Inicialmente la gama de motores tampoco nos da ninguna sorpresa, aunque sí mejoran los consumos y las emisiones en la mayoría de los casos. A España llegarán a finales de año tres mecánicas de gasolina (de 102, 122 y 160 cv) y dos diesel (de 110 y 140 cv), pudiéndose combinar la mayoría de ellos con la eficaz caja de cambios DSG, de seis o siete velocidades dependiendo del par motor. Los TDI serán todos ellos “common rail” (se abandona el sistema “inyector-bomba”), y, aunque durante 2009 irán llegando más variantes, en principio únicamente figurarán los 2.0 TDI de 110 cv y 2.0 TDI de 140 cv. En los dos casos se bajan ligeramente las emisiones y los consumos, quedando el primero de ellos (que sustituye al 1.9 TDI de 105 cv) en sólo 4,5 l/100 km de media y 119 g/km de CO2.
En gasolina, de momento, se contará con el 1.6 de 102 cv y los 1.4 TSI de 122 y 160 cv. Estos últimos, combinados con la caja DSG obtienen sus mejores cifras de emisiones y consumos, pues incluso el más potente de todos se conforma con 6 l/100 km y 139 g/km de CO2. Finalmente decir que otro de los aspectos en los que más se ha trabajado ha sido el de la insonorización, pues actuando tanto en la aerodinámica como en el ajuste de puertas y ventanas se asegura que se ha logrado una calidad de marcha de la clase superior.