Volkswagen Golf R: Mucho más rápido que un GTI

a fondo Volkswagen Golf R 1
Enrique Marco16 sep 2009
Volkswagen lanzará este invierno el Golf más potente de la historia, un modelo que supera en todos los aspectos tanto al anterior R32 con motor V6 de 250 cv como al actual GTI de 210 cv.
Volkswagen lanzará este invierno el Golf más potente de la historia, un modelo que supera en todos los aspectos tanto al anterior R32 con motor V6 de 250 cv como al actual GTI de 210 cv. Pero este no se conforma con mejorar los registros de cualquier modelo de la marca, sino que declara unas cifras de aceleración de 0 a 100 km/h como para coronarse en la cima de los compactos deportivos, superando incluso al bestial Focus RS de 305 cv.
Y es que, asociado al cambio DSG y con su sistema de tracción integral 4Motion, el nuevo Volkswagen Golf R de 270 cv acelera de 0 a 100 km/h ¡en 5,5 segundos! de modo que le saca dos décimas al Audi S3, cuatro décimas al Ford Focus RS, seis décimas al Mazda 3 MPS y al BMW 130i, siete décimas al Seat León Cupra R y 1,4 segundos al Golf GTI. Todavía no tenemos el dato de aceleración del futuro Scirocco R, pero mucho nos tememos que no podrá desbancar al Golf, ya que mientras el bonito coupe tracciona sólo a las ruedas delanteras, el práctico compacto lo hace a las cuatro ruedas, con la consiguiente ventaja que ello supone.
El nuevo Golf R también se podrá comprar con cambio manual, aunque con DSG se registran mejores cifras tanto en prestaciones como en consumos y emisiones. La única cifra idéntica es la de velocidad máxima, ya que se limita electrónicamente a 250 km/h. Con el eficaz cambio de doble embrague las emisiones de CO2 se quedan en 195 g/km y el consumo medio en 8,4 l/100 km, una marca fabulosa para el potencial del coche. Con el cambio manual se recogen las siguientes cifras: 199 g/km de CO2, 8,5 l/100 km de gasto medio y 5,7 segundos de 0 a 100 km/h.
La base mecánica es la misma 2.0 TSI, pero con una evolución 5 cv superior al S3 y al Cupra R logra tan magníficos resultados. Parte del secreto es un turbo que sopla a 1,2 bares de presión, que a su vez permite un par motor de 350 Nm desde 2.500 rpm. Los eficaces sistema de tracción y caja de cambios hacen el resto. También en la puesta a punto se ha trabajado de forma concienzuda, al dotar al Golf R de unos enormes discos de freno (345 mm delante y 310 mm detrás) alojados en unas llantas de nuevo diseño y 18 pulgadas (con gomas 225/40 R18) u opcionalmente de 19 pulgadas (en medida 235/35 R19). El chasis es 2,5 cm más bajo, lo que implica un cambio de muelles, amortiguadores y barras estabilizadoras; mientras que en el ESP se presenta un nueva función deportiva que permite derrapar un poco más antes de entrar en acción.
Estéticamente el nuevo Golf R de diferencia del resto por su paragolpes frontal con tres grandes tomas de aire, por sus luces delanteras diurnas, por las carcasas de los retrovisores lacadas en negro brillante, por los pilotos traseros con leds y por la doble salida de escape central principalmente. En el interior se presentan unos nuevos asientos deportivos en negro y gris con el logo R bordado en el reposacabezas, siendo el resto del salpicadero bastante similar al de otros Golf deportivos.