Volkswagen Golf GTI: Equilibrio y eficacia

golfgtiman_portada_74919592a5703f9cf74f963ea.jpg
Enrique Marco11 mar 2014
Probamos el Golf GTI con motor de 220 cv, cambio manual y carrocería de tres puertas. Cuesta 31.380 euros y, a pesar de que hayan aparecido rivales más potentes y veloces, sigue siendo uno de los compactos de vocación deportiva más recomendables del mercado.
En la pasada primavera ya anunciábamos que pasábamos por un momento extraordinario para los amantes del “concepto GTI”, pues decenas de modelos utilitarios y compactos con prestaciones deportivas componían la mejor oferta de la historia. Las opciones se han diversificado tanto que cada conductor encontrará un coche prácticamente a su medida, pues incluso dentro del mismo modelo se ofrecen varias opciones. Este es el caso del pionero del segmento, el Volkswagen Golf GTI, que va ya por su séptima generación y ahora se puede pedir con carrocería 3p o 5p, con cambio manual o automático y con la versión “normal” de 220 cv o la “Performance” de 230 cv.
a favor-Imagen y calidad-Motor eficiente-Comportamiento ejemplaren contra-Precio respecto a sus rivales de igual potencia -Muchos extras que lo pueden encarecer notablemente
Para comprobar donde se encuentra hoy día el actual Golf GTI VII probamos una unidad que casualmente coincidía en su configuración con la que pasó por nuestras manos en la pasada generación (Golf GTI VI) : Tres puertas, manual y pintado en color rojo. Evidentemente tal y como lo podéis ver en las fotos estamos ante un coche muy atractivo y que levanta pasiones. Es el pionero del “concepto GTI”, tiene un diseño actual pero con reminiscencias del pasado, posee un equipamiento bien de serie o bien opcional envidiable, y al volante ofrece un comportamiento impecable. ¿Hay algo en lo que falle el Golf GTI actual? No, no lo hay, sólo que Volkswagen no ha querido seguir con el Golf GTI la loca carrera por ofrecer unos motores cada vez más potentes y unas prestaciones de superdeportivo (para eso tiene el recién llegado Golf R, de 300 cv y con tracción total), por lo que nuestro protagonista se ha quedado en un punto intermedio en cuanto a precios y prestaciones se refiere si lo comparamos con la competencia.
Con una gama que parte de 31.380 euros, el Golf GTI que probamos y se puede ver en las fotos tan sólo añadía las llantas opcionales de 18 pulgadas (615 €), que son las mismas que si pedimos el paquete Performance de 230 cv (1.710 € más), que además de las llantas y los 10 cv de más cuenta con un diferencial de deslizamiento limitado VAQ (el normal lleva el XDS+) y unos frenos más grandes que se diferencian por las pinzas con las inscripción GTI. Otra posibilidad que tampoco llevaba nuestra unidad es el cambio DSG (1.820 € más); o si queremos carrocería de cinco puertas, la cual encarece el precio 645 €.

golfgtiman_xdetall_8c14def0dd3a4b66e7f5d35fe.jpg

Tal cual lo probamos y en este color rojo estamos ante un coche que convence a cualquiera que le gusten los automóviles con un “algo especial”, y probablemente será el sueño de muchos jóvenes que desean un compacto de estética y prestaciones deportivas. Respecto a su predecesor, el nuevo modelo es más ancho y bajo, lo que unido a algunos nuevos detalles de diseño le aporta un aire más agresivo. Respecto a los Golf VII convencionales, el GTI tiene una menor altura de la carrocería, un paragolpes de diseño específico, parrilla tipo “nido de abeja”, un ribete rojo que se mete incluso en los faros delanteros y una trasera con dos salidas de escape, una a cada lado.Su estética combina deportividad y refinamiento a partes iguales, pues se adivina que es un versión especial sin ser excesivamente llamativa
En el interior nos encontramos con los asientos deportivos tapizados con la clásica tela de cuadros y el pomo de la palanca de cambios imitando a una pelota de golf, dos guiños a los orígenes de este modelo. Por lo demás, un agradable volante deportivo de cuero cosido con hilo rojo, un freno de estacionamiento eléctrico y una consola central con pantalla de 5,8 pulgadas (opcionalmente puede ser hasta de 8 pulgadas) completan un conjunto que mezcla sobriedad y deportividad con unos componentes de alta calidad. También es destacable el puesto de conducción, que admite amplios reglajes tanto del asiento (se puede ir sentado muy bajo, en posición bastante deportiva) como del volante, por lo que es prácticamente seguro acomodarse con la postura preferida por cada uno.

golfgtiman_xint_338a489ec8ffa6733a9bda14b.jpg

A nivel de equipamiento de serie contamos con faros bixenón con leds para la iluminación diurna, radio-cd con 8 altavoces, control de crucero Tempomat, iluminación de ambiente con tiras en rojo, sensores de aparcamiento o el sistema que permite seleccionar modos de conducción (Sport, Eco, Normal o Individual) para hacer, entre otras cosas, la respuesta del motor más contundente o más fina y la dirección más suave o más dura. Ya como opciones figuran las suspensiones DCC (985 €), el asistente de velocidad de crucero con radar ACC (340 €), las luces inteligentes que cambian automáticamente de cortas a largas Light Assist (140 €), el asistente de mantenimiento de carril Lane Assist (575 €), tapicerías más refinadas (tela/alcántara por 775 € o cuero integral por 2.050 €), techo panorámico (1.010 €) o navegador (440 € el que va con la pantalla de 5,8 pulgadas y 1.780 € el más completo con pantalla de 8 pulgadas).Bien equipado de serie, además de muchos elementos opcionales que pueden encarecer el precio final
Arrancamos el Golf GTI y en todo momento se percibe un gran refinamiento. El sonido que emiten sus escapes no hacen presagiar todo el potencial de coche y su dirección y caja de cambios se manejan con una suavidad pasmosa. Sí se nota si elegimos el modo de conducción sport una dirección algo más dura, así como una patada del motor algo más contundente. En cualquier caso la respuesta mecánica y curvas de potencia y par son ejemplares, pues sin brusquedades derrochan empuje en cualquier momento. El nuevo Golf GTI es 40 kilos más ligero que su predecesor (ahora 1.351 kilos), por lo que con un motor ligeramente potenciado mejora sus prestaciones hasta marcar 6,5 segundos en aceleración de 0 a 100 km/h y alcanzar los 246 km/h (6,4 segundos y 250 km/h en Performance). Además consume mucho menos que el de la sexta generación, pues reduce su cifra media homologada un 18% para fijarla en 6 l/100 km.

Conduciéndolo “al ataque”, el nuevo Golf GTI hereda las virtudes de sus antecesores y las mejora. Es noble, divertido, fácil de llevar y eficaz; y aunque no pueda superar a algunos de sus rivales en prestaciones puras ofrece un equilibrio sobresaliente. Sin duda alguna el enemigo más duro lo tiene en casa, pues el recién llegado Seat León Cupra ofrece más potencia, prestaciones y evoluciones técnicas y cuesta prácticamente lo mismo (o incluso menos si contamos con las ofertas promocionales vigentes). Del resto de rivales, o bien son más caros aunque también más potentes (para los cuales VW ofrece el Golf R) o bien el Volkswagen puede presumir sobre ellos de una calidad, equilibrio y eficacia superior. Así pues, el nuevo Volkswagen Golf GTI ¡el séptimo ya! sigue siendo uno de los compactos de vocación deportiva más recomendables del mercado, pues junto a su imagen e historia sigue ofreciendo un producto competitivo y de muy alta calidad.

golfgtiman_xtras_dae2be2bed54ad615ebb47917.jpg