Volkswagen Golf GTI Cabrio, tardío pero un buen estreno:

Volkswagen Golf GTI Cabrio, tardío pero un buen estreno 1
Agencia EFE27 nov 2012
Volkswagen ha tardado 36 años en realizar un Cabrio bajo las siglas GTI, que dieron nombre genérico a los deportivo compactos,, un estreno tardío, pero bajo buenos argumentos, aunque se trate de una ejecución sobre la sexta generación del Golf, cuando ya está en escena la séptima

Que Volkswagen lo haga así, al término de la vida de una generación, es una particularidad de los Golf convertibles, para los que la marca trata de marcar un camino separado, difícil de entender en este caso porque las diferencias tecnológicas y de arquitectura entre una y otra son notables.

El primer Golf GTI Cabrio llega tras más de 1,8 millones de unidades vendidas de Golf GTI, y lo hace con una buena argumentación deportiva, dada por el motor 2.0 turboalimentado y 210 caballos de potencia bien contenido por un bastidor que ha sido mejorado en la resistencia a la torsión.

A pesar de estas mejoras, se perciben claramente pequeños retorcimientos cuando está plegada la capota y algunas vibraciones que se notan claramente en el retrovisor y marco del parabrisas, que no parecen perjudicar en las situaciones de conducción extrema.

Para reducir al mínimo estas respuestas, el fabricante ha trabajado en reforzar el marco del parabrisas y ha realizado algunas modificaciones estructurales de los bajos para aumentar la rigidez torsional, los laterales, las estriberas, la pared posterior y las puertas.

Este GTI descapotable mantiene los detalles típicos de la versión más deportiva del modelo, como la parrilla de malla de nido de abeja con perfiles de color rojo con el emblema GTI integrado, la defensa delantera, el difusor trasero, los tubos de escape cromados y ubicados en los extremos del difusor, las estriberas ensanchadas y las poderosas llantas de estas versiones.

Este GTI adopta la misma capota que el resto de las versiones Cabrio. Se tata de una cubierta textil de apertura electrohidráulica que hace la operación de apertura en 9,5 segundos y la de cierre en 11 segundos y a una velocidad máxima de hasta 30 km/h.

La ausencia de techo metálico y su condición de seguridad en caso de vuelco ha sido compensada por un sistema de protección antivuelco activo que se despliega en 0,25 segundos detrás de los reposacabezas posteriores cuando el vehículo ha superado un cierto valor de aceleración transversal o una determinada inclinación máxima admisible.

Los dos módulos antivuelco del sistema se componen de un perfil de aluminio montado fijo y de un perfil móvil pretensado por resortes.

A pesar de disponer de un sistema de protección antivuelco, el Golf GTI Cabrio ofrece una escotilla del compartimento del equipaje con un ancho de 526 y una altura de 381 milímetros, incluyendo los respaldos abatibles traseros.

En el interior no hay diferencias con el resto de la Golf de sexta generación y las impuestas por la desaparición del techo duro no crea una sensación distinta, porque un buen trabajo de insonorización de la capota articulada crea un agradable silencio de marcha.

La capota del nuevo modelo está compuesta por el varillaje, un techo interior, una estera de acolchado que cubre toda la superficie y el revestimiento de tela exterior.

Entre los marcos longitudinales del varillaje de la capota se sitúan cuatro refuerzos de techo transversales y el llamado refuerzo frontal.

El techo de lona se fija a los refuerzos mediante listones de fijación de tela atornillados, sistema que evita que la capota de lona se hinche cuando el Golf GTI Cabrio circula a altas velocidades ofreciendo grandes ventajas aerodinámicas.

El motor exhibe una acústica peculiar, con tonos deportivos cuando se exprime, y de bajo nivel y nada molesto, en el uso cotidiano. El sistema de escape es el encargado de modular el volumen y la sonoridad con un complejo sistema interno de guiado de gases.

Para aguantar los 200 caballos y transferirlos al suelo con eficacia, este Cabrio cuenta, como el resto de los GTI, con un chasis deportivo rebajado en la parte delantera en 22 milímetros y en la parte trasera en 15 milímetros.

Además, cuenta con un ajuste deportivo de la suspensión con una arquitectura del tren trasero de articulación múltiple que se encarga de que el control de estabilidad (ESP) no actúe rápidamente.

También forma parte de este GTI convertible, en el eje delantero, el diferencial electrónico de deslizamiento limitado XDS, que mejora la tracción y la utilización de la dirección.

El XDS, que es una ampliación del EDS o Sistema de Bloqueo de Diferencial Electrónico integrado en el sistema de control de estabilidad, que crea una presión de frenado en la rueda interior que contrarresta el subviraje característico de los coches de tracción delantera cuando entran a excesiva velocidad en una curva.

La versión probada cuenta, además, con el enriquecimiento del sistema de suspensión adaptativa electrónica DCC que adapta continuamente el comportamiento de los amortiguadores a los cambios de superficie y a las características de la conducción.

El DCC ofrece tres programas de ajuste, seleccionables a través de una tecla situada al lago de la palanca de cambios. Comfort, Normal y Sport, éste último con un añadido ajuste de la dirección de asistencia eléctrica para tener una mejor lectura de la posición de las ruedas.

Completa el chasis deportivo un equipo de frenos poderoso, muy resistente al uso intensivo, aunque la fatiga termina por aparecer si se abusa. Un rápido refrigerado hará recuperar el rendimiento del equipo en poco tiempo.

El motor ofrece un rango de utilización muy amplio. Un gasolina que se comporta como un diesel, es decir, con una entrega de par a bajo régimen que permite aceleraciones y recuperaciones similares sin necesidad de elevar el régimen de giro, lo cual es idóneo para la utilización urbana del coche, la que es, por otra parte, la que ocupará la mayor parte de su existencia.

No obstante, la fiera que lleva dentro está por encima de las 5.000 vueltas y es necesario llevar el motor a este listón si se quiere extraer el alma GTI de este Cabrio.

Bajo la personalidad GTI, este Golf descubierto muestra buenas maneras con reacciones generalmente neutras, consecuencia directa del diferencial delantero, que de forma apenas perceptible para el conductor controla las pérdidas que de otra manera serían de reacción claramente subviradora.

El trabado del diferencial electrónico es vital en el guiado del coche en curva. Permite una velocidad de paso por curva sin que se resienta la seguridad de un compacto que de otra forma puede ser delicado, especialmente cuando la superficie de contacto es deslizante.

La potencia del equipo de frenos ayuda en la gestión de una conducción deportiva como la que es capaz de ofrecer un moto que estira hasta muy arriba.

La conducción a cielo descubierto de este GTI es agradable. Se realzan los tonos deportivos del escape, sin molestar, y se puede circular confortablemente con temperaturas relativamente bajas y a velocidades de crucero, que permiten disfrutar del equipo de audio, aunque con limitaciones, y de una conversación con la compañía

Desde el punto de vista comercial, este GTI convertible se ubica en una posición envidiable entre los descubiertos, aunque sus 35.000 euros (caja manual) parezcan un precio excesivo.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

------------------------

Longitud 4.246 m.

Anchura 1,782 m.

Altura 1,423 m.

Distancia entre ejes 2,587 m.

Vía delantera 1,533 m.

Vía trasera 1,514 m.

Peso 1.533 kg

Capacidad depósito 55 l.

Capacidad maletero 250 l.

Coeficiente aerodinámico 0,34

Posición motor Delantero, transversal

Alimentación Inyección directa,

turbocompresor

e intercambiador de calor.

Cilindros 4 en línea (16 V)

Cilindrada 1.984 c.c.

Potencia máxima 210 CV a 5.300 6.200 rpm

Par máximo 280 Nm a 1.700-5.200 rpm

Velocidad máxima 237 km/h

Aceleración 0-100 km/h 7,3 seg.

Consumo medio 7,6 l.

Emisiones CO2 177 g/km

Impuesto de Matriculación 9,75 %

Dirección Asistida eléctrica (EPS)

Diámetro de giro 10,9 m

Frenos delanteros Discos ventilados (312 mm)

Frenos traseros Discos solidos (272 mm)

Suspensión delantera Estructura McPherson

con triángulo inferior.

Barra estabilizadora.

Suspensión trasera Independiente con 4

anclajes, conjunto

muelle-amortiguador

independiente. Barra

estabilizadora.

Tracción Delantera

Neumáticos 225/45 R 18

Transmisión Manual de 6 velocidades

Sistemas de asistencia

y dinámica de conducción Control de estabilidad

electrónico (ESP), sistema

antibloqueo (ABS),

diferencial electrónico

de deslizamiento limitado

(XDS), sistema de

iluminación adaptativa

avanzada (Light Assist),

control automático de la

velocidad, ParkPilot,

asistente de

estacionamiento (Park

Assist)

Precio 35.270 euros

RESTO DE GAMA

-------------

Versión Cilindrada Potencia PVP

-----------------------------------------------------------------

Gasolina:

Golf Cabrio 1.2 TSI 1.197 c.c. 105 CV 26.010

Golf Cabrio 1.4 TSI 1.390 c.c. 122 CV 27 970

Golf Cabrio 1.4 TSI DSG 7 vel. 1.390 c.c. 122 CV 29.810

Golf Cabrio 1.4 TSI 1.390 c.c. 160 CV 30.190

Golf Cabrio 1.4 TSI DSG 7 vel. 1.390 c.c. 160 CV 32.030

Golf Cabrio GTI 2.0 TSI DSG 1.984 c.c. 211 CV 37.990

Diesel:

Golf Cabrio 1.6 TDI CR BMT 1.598 c.c. 105 CV 29.230

Golf Cabrio 2.0 TDI CR BMT 1.968 c.c. 140 CV 30.440

Golf Cabrio 2.0 TDI CR BMT DSG 6 vel. 1.968 c.c. 140 CV 33.480

COMPETENCIA DIRECTA

--------------------

Modelo Cilindrada Potencia PVP

-----------------------------------------------------------------

Audi A3 Cabrio 2.0 TFSI Ambition 1.984 c.c. 200 CV 37.910

Audi TT Roadster 2.0 TFSI 1.984 c.c. 211 CV 41.540

BMW Cabrio 120i 1.955 c.c. 170 CV 36.299

BMW Z4 2.0i sDrive 1.997 c.c. 184 CV 40.650

Mazda MX-5 Roadster-Coupe 2.0 Sport. 1.999 c.c. 160 CV 33.950

Mercedes-Benz SLK 250 BE 1.796 c.c. 204 CV 46.725

Porsche Boxster 2.706 c.c. 265 CV 52.789

Renault Mégane CC 2.0 TCe GT 1.998 c.c. 180 CV 32.310

Volkswagen Eos2.0 TSI Excellence 1.984 c.c. 210 CV 40.150

Fernando A. Marqués