Volkswagen Golf GTI Cabrio: Los últimos serán los primeros

vwgolfgticabriodestacad_f3e9e4181eb20553c9c5dd8ff.jpg
Raúl Toledano01 mar 2012
Volkswagen culmina la vida comercial de la sexta generación de su legendario Golf con una variante pionera, no por sus tecnologías, pero sí por cómo conjuga éstas: jamás las siglas GTI habían sido estampadas sobre la carrocería cabrio del Golf
Como resultado final, la última operación de Volkswagen no tiene nada de novedoso. Simplemente ha aunado dos fundamentos triunfantes y conocidos en la gama Golf, la prestigiosa variante motriz de orientación deportiva GTI y la capota tradicional de lona para su carrocería descapotable, para dar vida al primer Golf GTI Cabrio de la historia, un modelo tan cualificado como divertido que se presentará en el próximo Salón de Ginebra.
En 2011, la marca de Wolfsburgo recuperó la versión descapotable de su mítico Golf, que había cesado de producir en 2002 con la llegada de la tercera generación del modelo. Apenas un año después del lanzamiento del nuevo modelo, Volkswagen anuncia que para junio venderá esta versión GTI a techo descubierto, con unas prestaciones muy pujantes, aunque ligeramente rebajadas respecto a las versiones de tres y cinco puertas: son 237 km/h de velocidad punta y 7,3 segundos de sprint de 0 a 100 km/h.
Sin precio todavía por confirmar, aunque presumiblemente se moverá en una franja entre los 33.000 y 35.000 €, este Golf GTI Cabrio se impulsa hacia un segmento más selectivo, y se acerca por concepto, precio y potencia a la gama de GTI’s cabrios más exclusivos del mercado, véase, Audi A3 Cabrio 2.0 TFSI (200 cv), Mini John Cooper Works Cabrio (211 cv) y BMW Serie 1 Cabrio, dejando más atrás a alternativas generalistas, todas con motores más limitados, por ejemplo, el Renault CC GT de 180 cv.Por prestigio, precio y potencia, es el Golf GTI más premium, capaz de rivalizar con Mini, BMW o sus 'primos' de Audi
El responsable de este avance técnico es el motor cuatro cilindros gasolina de inyección directa y turboalimentado TSI de 210 cv, asociado al cambio manual o al automático DSG (235 km/h de ‘punta’), ambos de seis velocidades. Los refuerzos específicos en carrocería y chasis y una aerodinámica empobrecida, ambos aspectos comunes en la mayor parte de los descapotables, le penalizan no solo en prestaciones absolutas, sino también en consumos mixtos, que según anuncia la marca será de 7,6 y 7,7 l/110 km en el manual y en el automático, respectivamente.Se presentará en Ginebra y se venderá a partir de junio
Por su parte, la capota textil debe su accionamiento automático a un sistema de apertura electrohidráulico que permite completar la operación de plegado o desplegado en 9,5 segundos, maniobra que se puede ejecutar en movimiento hasta los 30 km/h.
En el capítulo de personalización, este Golf tan divertido, tan de ‘jugón’, adopta la filosofía GTI tan seductora para el público más juvenil y pasional. Desde el clásico tapizado de los asientos en ‘tela escocesa’ de los primeros GTI, hasta unas defensas y estriberas ensanchadas, pasando por unas llantas específicas de 17” o el difusor trasero.