Volkswagen Golf GTI 35 Aniversario 3p: Una edición muy limitada

gen_rep_gti__d3a2d1654008da8ef0f334aff.jpg
Diego Zotes16 ago 2012
Nos subimos a la edición especial que ha preparado Volkswagen para celebrar el 35 aniversario del lanzamiento del Golf GTI, el GTI 35 aniversario, que destaca por ofrecer una estética personalizada, con preciosas llantas exclusivas de 18 pulgadas o unos impresionantes asientos deportivos, y con un propulsor más potente derivado del radical Golf R que entrega 235 cv de potencia.
A los amantes de los coches más deportivos y prestacionales un coche que en todas sus generaciones ha llamado nuestra atención ha sido el Golf GTI, que cada una en su época ha dado lo mejor de sí mismo para convertirse en un coche mítico de culto para el público más joven, y el no tan joven. Por ello ahora, tras varios años del lanzamiento de la sexta generación, Volkswagen ha querido conmemorar la celebración de su 35 cumpleños lanzando una versión muy especial, la edición limitada a 200 unidades denominada 35 Aniversario sobre la base de esta sexta generación, celebrando los 35 años que lleva en el mercado este legendario modelo con un éxito sin precedentes.
a favor- Detalles interiores deportivos y muy atractivos- Exquisita combinación motor y cambio DSG- Imagen deportiva mejordaen contra- Precio alto- Reacciones quizás demasiado directas- Consumo disparado por encima de 10 litros
Desde el mismo momento de su lanzamiento, ya se ha convertido en un auténtico objeto de coleccionista, por todo lo que representa este modelo tan especial. Además sus nuevas prestaciones acompañan y justifican la elección, puesto que a pesar de que el GTI convencional ya ofrece un comportamiento muy deportivo con sus 210 cv, el 35 Aniversario sube su potencia en 25 cv hasta los 235 cv, permitiéndole entregar unas prestaciones sobresalientes y competir de tu a tu con los compactos más radicales, aunque con mayores dosis de confort. Entre sus rivales más duros encontramos el Mazda 3 MPS, el Renault Megane Sport RS, el nuevo Focus ST o incluso el Citroën DS3 Racing, con un tamaño algo más contenido.

detalleprestaciones_5de315a04263d481a0d321ea5.jpg

Más prestaciones
El motor empleado para mover al Golf GTI 35 Aniversario es el mismo 2.0 TSI que funciona de base para el Golf R, aunque con algún caballo menos por temas de posicionamiento, es decir 35 cv menos hasta los 235 cv de 5.500 rpm a 6.300 rpm y un par motor de 300 Nm entre 2.200 rpm y 5.500 rpm, creando una impresionante relación peso/potencia de 6 kg/cv. Se trata de un motor de cuatro cilindros con turbo de alta presión e inyección directa que consigue desatar unas prestaciones sensacionales ya que tiene que arrastrar tan sólo 1.400 kilos de peso en vacío. Acelera de 0 a 100 km/h en sólo 6,6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 247 km/h. Estas prestaciones se consiguen sin ningún estrés y con un confort absoluto gracias a la combinación con el exquisito cambio automático de doble embrague DSG de 6 velocidades con levas al volante, tan rápido como confortable y económico.La mejor opción es combinarlo con el cambio automático DSG, que mejora el rendimiento y reduce el consumo
Con este tipo de cambio la melodía que emana de los escapes es todavía más excitante que con el manual, gracias también a un actuador acústico que introduce el bramido al habitáculo y nos prepara para una increíble experiencia. Para entender las bondades del cambio automático de doble embrague DSG, no hay más que reflejar que es capaz de rebajar el consumo en 0,1 litros y las emisiones de CO2 en 4 gr/km respecto al manual, con unas cifras declaradas de 8 litros a los 100 km y 185 gr/km de CO2. Bien es cierto que cuando buscamos las máximas prestaciones, el consumo real se ve algo perjudicado resultando difícil bajarlo de los 10 litros a poco que nos insinuemos al acelerador, una ligera diferencia con el GTI normal debido fundamentalmente a un cambio con desarrollos algo más cortos.
En cuanto al comportamiento, ofrece la misma docilidad y efectividad de siempre, con un aplomo envidiable y una nobleza que se agradece en toda circunstancia, a pesar de disponer de una simple tracción delantera que se apoya en un diferencial electrónico de deslizamiento limitado XDS como función del control de estabilidad, que brinda un agarre óptimo que corrige el subviraje y el derrapaje, garantizando plena seguridad y muy buenas sensaciones al volante. Ese gran equilibrio en los apoyos más fuertes se debe fundamentalmente a una carrocería rebajada en 15 mm respecto al Golf convencional y al sistema opcional de control electrónico de la suspensión DCC con tres modos: Normal, Confort y Sport con un sistema de amortiguación McPherson delantero con muelles helicoidales y amortiguadores telescópicos y un sistema de eje trasero de articulación múltiple. Esto resulta una ligera contrapartida cuando nos salimos del asfalto más limpio y se rompe ligeramente, resultando algo rígido para los pasajeros.
El Golf GTI 35 se diferencia del convencional en pequeños detalles de diseño así como con un motor 25 cv más potente
Diseño más exclusivo
El nuevo Golf GTI 35 incorpora una serie de detalles con el fin de diferenciarlo de su homónimo convencional con la intención también de mejorar aun más su imagen, destacando los logotipos de “35” en las aletas delanteras, que indican que nos encontramos ante una versión muy especial. El frontal incorpora un paragolpes con un nuevo faldón inferior totalmente negro, además de los faros bi-xenón con luz activa en curva. En el lateral resaltan los retrovisores con las carcasas en color negro, las estriberas laterales pintadas en color carrocería, rojo en nuestro caso, los cristales traseros tintados y unas nuevas llantas de aleación denominadas “Watkins” de cinco brazos en Y de 18 pulgadas con neumáticos deportivos de 225/40 mm que se distinguen notablemente de la versión GTI normal. La zaga es exactamente igual, coronada con la doble salida de escape lateral y luciendo en grandes dimensiones tres siglas tan relevantes en el mundo del automóvil, “GTI”.
En el interior pocas cosas le diferencian de sus hermanos de gama, salvo algunos detalles de personalización como los logotipos de 35 que apreciamos en el umbral de la puertas o en los respaldos de los asientos deportivos realizados en una combinación de piel y Alcántara, que además se rematan con atractivas costuras rojas, que vemos también en los cinturones de seguridad, en el volante y en el pomo del cambio. Como un guiño a la primera generación, el pomo de nuestro cambio automático DSG de doble embrague, se presenta con un curiosa forma de pelota de golf, mientras que el salpicadero presenta elegantes molduras símil carbono. El resto de elementos, como en cualquier Golf normal, son sencillos y discretos con todos los mandos de confort y ayuda a la conducción muy a mano.

detalleinterior_0365d56dd8168ebf72e44ad9f.jpg

El equipamiento de serie coincide casi exactamente con el GTI normal, con control de estabilidad, climatizador bi-zona, control de velocidad, faros traseros con iluminación de led horizontal, faros de xenón con iluminación diurna o faros antiniebla, mientras que de forma opcional se puede adquirir un atractivo techo solar eléctrico panorámico, acceso y arranque de motor sin llave, sistema de navegación con pantalla táctil, sistema de ayuda al aparcamiento con o sin cámara.
En conclusión y con los datos en la mano del GTI y de esta versión conmemorativa, por un poco más de potencia que representa pocas prestaciones más y sí un consumo más elevado, la lógica quizás nos dicte que no merezca la pena pagar 2.000 euros más para adquirir esta versión 35 aniversario, pero eso sí, si eres un auténtico amante del Golf y de toda la leyenda que le acompaña y puedes conseguir una de las 200 unidades que venían a España, el 35 Aniversaro es tu GTI.