Volkswagen Golf GTD 2013: El GTI diésel más potente y eficiente

vwgolfgtdportada_478e618a0e8bca32eecbff339.jpg
Raúl Toledano22 feb 2013
La séptima generación del exitoso Golf recibe la variante GTD, siglas que desde 1982 Volkswagen utiliza para referirse al Golf de estética y prestaciones GTI con motor diésel, un sinsentido para algunos, pero que con 184 cv de potencia y 4,2 l/100 de consumo gana cada vez más adeptos
Será en el Salón de Ginebra donde debutará el nuevo Volkswagen Golf GTD, el diésel más potente en la historia del compacto alemán. Basado en la séptima generación del Golf, este GTD adopta la filosofía de diseño de su hermano gasolina GTI pero con la eficiencia típica de un motor gasóleo, concretamente del bloque 2.0 TDI turbodiésel que, retocado respecto al Golf VI, ofrece dos escalones de potencia: TDI 150 cv (ya a la venta) y TDI 184 cv, o lo que es lo mismo, el Golf GTD, que en Alemania se comenzará a vender en marzo por un precio de 29.350 euros (no hay datos concretos para el mercado español).

LA PRUEBA DEL GOLF VI GTD EN AUTOCITY
Asociado de serie al cambio manual de seis velocidades, el nuevo Golf GTD ofrece un par motor máximo de 380 Nm, por los 320 Nm del TDI 150, lo que permite mejorar sus prestaciones hasta 7,5 segundos en la aceleración de 0 a 100 y 230 km/h de velocidad punta, sin apenas lastrar el consumo mixto homologado: 4,2 l/100 km (por los 4,1 del 150) y 109 g/km de emisiones de CO2. Opcionalmente, el Golf GTD podrá equipar el rápido y suave cambio automático de doble embrague DSG, también de seis relaciones, con el que el gasto de combustible aumenta hasta los 4,7 litros. Además del nuevo Seat León 2.0 TDI FR, con el que comparte motor, potencia, y estructura, dos posibles rivales como Mazda 3 2.2 CRTD (185 cv y 400 Nm) y Opel Astra BiTurbo (195 cv y 400 Nm) gastan bastante más que este GTD.El nuevo Golf GTD (184 cv) consume hasta 4,2 l/100 km, tan sólo una décima más que el TDI de 150 cv
En relación al Golf GTI, este GTD consume bastante menos (1,8 litros/100 km en el caso del manual) a cambio de reducir la potencia (220 cv la versión GTI “normal”), las prestaciones (6,6 en el 0 a 100) y sobre todo las sensaciones de conducción: para los más puristas de los GTI tracción delantera, un Golf GTI diésel es un sinsentido.
Por lo demás, la estética exterior que luce el Golf GTD es magnífica con detalles estéticos de inspiración deportiva que le asemejan al GTI. Por ejemplo, unas ópticas traseras oscurecidas, un alerón sobre el portón, dos salidas de escape a la izquierda del difusor, unas llantas de 17” con neumáticos 225/45, la clásica parrilla delantera con diseño de nido de abeja, y lo más importante, un tren de rodaje deportivo que rebaja la altura de la carrocería del coche. Por dentro, lo más destacable son los asientos en tapizado escocés al estilo Golf GTI.

vwgolfgtdapoyo_22c7280c111c8deec11b00be4.jpg