Volkswagen Golf GT: TSI vs.TDI: Difícil elección

Diego Zotes12 jun 2007
Probamos lo último de la gama Golf, la versión deportiva GT con carrocería de tres puertas, la última tecnología en motores de altas prestaciones gasolina y diesel y un equipamiento de lujo. ¡Filosofía y carácter Golf!
Hace relativamente poco tiempo, a mediados del año 2006, Volkswagen presentó una de las novedades mecánicas más interesantes del panorama automovilístico actual, un motor de pequeña cilindrada que gracias a la combinación de dos sistemas de sobrealimentación, el turbocompresor y el compresor volumétrico, conseguía unas prestaciones impresionantes para un propulsor de ese tamaño. Asimismo la cifra de consumos era muy inferior a la de motores más grandes que entregaban esa misma potencia de 170 cv. Esa tecnología se ha denominado TSI y de ese mismo motor se han derivado varios grados de potencia, desde la original de 170 cv, pasando por los 140 cv hasta los 122 cv de un recientísimo motor que montará también el Golf.

a fondo :: Volkswagen Golf GT: TSI vs.TDI 1

Otra de las novedades interesantes de este año pasado fue la presentación del motor 2.0 TDI al que mediante una vuelta de tuerca le extrajeron los mismos 170 cv, 30 más que la versión original de 140 cv. Este aumento de potencia se logra mediante el ligero aumento de la presión del turbocompresor y la modificación de la gestión electrónica. Éste, como todos los motores diésel de la marca, brilla por sus inmensas sensaciones de aceleración y sus consumos reducidos, en este último apartado no tanto como sus hermanos debido a su alta cifra de potencia.
Dado el éxito que tras 33 años en producción ha cosechado para la marca de Wolfsburg el modelo compacto Golf, cada vez diversifican más la gama, destacando sobre todas las versiones las más deportivas, como el Golf R32 o el Golf GTI. Las prestaciones de estos elitistas modelos están al nivel de los deportivos compactos más radicales, pero sus precios también resultan bastante elevados para los bolsillos medios y los de los más jóvenes, que son, a la postre, los que más disfrutan de estas versiones deportivas. Por ello, Volkswagen ha querido poner al alcance de todos estos posibles clientes algunas versiones con eminente carácter deportivo a un precio bastante más asequible que se colocan por equipamiento entre el GTI y el Sportline, evidentemente también con un nivel de prestaciones algo más reducido, como son las dos versiones GT que hoy nos ocupan, ambas con motores de 170 cv, aunque con una diferencia muy notable, una con motor gasolina y otra diésel. Su competencia directa la encontramos dentro de la propia casa con el juvenil Seat León 2.0 TFSi 185 cv y el FR 2.0 TDI 170 cv o el Audi A3 1.8 TFSi y 2.0 TDI 170 cv, con un concepto bastante más aburguesado, y el refinado y deportivo BMW Serie 1 120i y 120d.
Lo que sí es cierto es que ambas versiones adoptan determinados elementos de diseño con un enfoque más deportivo que les diferencia del resto de la gama, haciendo más atractiva su imagen general. Ese espíritu dinámico y juvenil se traslada también al interior, que incorpora detalles deportivos y algunos retoques racing que ambientan más en esa dinámica y otros rasgos que potencian el lujo.
Los precios de estos dos compactos deportivos, con unos motores que representan la máxima tecnología actual del grupo Volkswagen, son algo más ajustados que los de su hermano mayor GTI, ascendiendo en el caso de nuestras unidades probadas hasta los 26.940 euros para el GT 1.4 TSI con cambio DSG y hasta los 27.660 euros para el GT 2.0 TDI con cambio manual de 6 velocidades. Unos precios algo elevados frente a la mayoría de compactos de la competencia, como es habitual en el grupo, justificables únicamente a través de un completo equipamiento y unos consumos sorprendentemente bajos.2Nombre: VW Golf GT TSI DSGMotor: 4 lín. / 1.390 cc / Comp. y turboPotencia máx.: 170 cv a 6.000 rpmPar máx.: 240 Nm entre 1.500
y 4.750 rpmCombustible: Gasolina 95 octanosTracción/cambio: Del. / aut. sec. 6 vel. DSGFrenos: Discos ventilados / discosNeumáticos: 225/45 R17Carrocería: 3 puertasLarg-Anch-Alt: 4.204-1.759-1.479Peso en vacio: 1.320 kg.Maletero: 350 / 1.305 litrosNº plazas: 5Velocidad máx: 218 km/hAceler. 0-100: 7,7 segundosConsumo mixto: 7,3 litrosEuroNCAP: 5Precio: 26.940Ficha Jato: http://www.autocity.com/coches/nuevos/volkswagen/golf/1.4_tsi_170_dsg_gt_sport/3_puertas/berlina_con_portón/index.htmlNombre: VW Golf GT TDIMotor: 4 lín. / 1.968 cc / turboPotencia máx.: 170 cv a 4.200 rpmPar máx.: 350 Nm a 1.750 rpmCombustible: Diésel "common rail"Tracción/cambio: Del. / man. 6 vel.Frenos: Discos ventilados / discosNeumáticos: 225/45 R17Carrocería: 3 puertasLarg-Anch-Alt: 4.227-1.751-1.430Peso en vacio: 1.328 kg.Maletero: 350 / 1.305 litrosNº plazas: 5Velocidad máx: 220 km/hAceler. 0-100: 8,2 segundosConsumo mixto: 5,9 litrosEuroNCAP: 5Precio: 27.660Ficha Jato: http://www.autocity.com/coches/nuevos/volkswagen/golf/2.0_tdi_170_gt_sport/3_puertas/berlina_con_portón/index.html
Motores de vanguardia
Para mover a este modelo GT de talante deportivo han destinado dos propulsores con suficiente garra para impresionar a los futuros clientes. Ambos rinden 170 cv y entregan unas prestaciones decididamente deportivas. Tanto el modernísimo motor de gasolina, que parte de la novedosa tecnología FSI de inyección directa de gasolina al que se le acoplan dos sistemas de sobrealimentación Twincharger, un turbocompresor y un compresor volumétrico, como el bloque diésel 2.0 TDI del grupo que ha experimentado un escalada de potencia hasta los 170 cv. La alta potencia de 170 cv es el rasgo definitorio de este modelo en sus dos versiones.

a fondo :: Volkswagen Golf GT: TSI vs.TDI 2

Comenzando por el motor de gasolina, la tecnología TSI surge de la búsqueda de un aumento de potencia optimizando las cifras de consumo, una relación perfecta que no se encontró con la creación de los motores FSI. A un pequeño motor de 1.4 litros con ese tipo de sistema de inyección de gasolina FSI (inyección directa) le ayudan con la incorporación de un compresor volumétrico que optimice el rendimiento a bajas revoluciones (el talón de Aquiles del turbo) y un turbocompresor que actúe a altas revoluciones (cuando el turbo da lo mejor de sí), logrando una aceleración contundente y lineal en todo el régimen, similar a la de un motor de 2.4 litros, mientras que las cifras de consumo se mantienen en registros similares a los de un motor atmosférico de 1.6 litros.
La potencia que entrega este sorprendente motor es de 170 cv a 6.000 rpm mientras que el par motor es de 240 Nm, ofreciendo unas prestaciones muy destacables tanto en bajas como en altas revoluciones, con una velocidad máxima de 220 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos. Mantiene el total del par motor desde las 1.750 rpm hasta las 4.500 rpm. Sin embargo, la cifra de consumo combinado se mantiene en unos recatados 7,2 litros a los 100 km. El motor TSI de serie se combina con un cambio manual de 6 velocidades, aunque se puede optar por el automático secuencial también de 6 velocidades de doble embrague DSG, como en nuestra unidad de prueba. Con esta caja de cambios las prestaciones son aún mejores que con el cambio manual, con una aceleración más rápida lograda en sólo 7,7 segundos y un consumo de combustible algo más reducido en carretera, aunque no así en ciudad que sube un poco, dejando el consumo mixto en la misma cifra.
Por su parte, la unidad diésel que luce la nueva versión GT del Golf es la conocida 2.0 TDI de 170 cv con filtro de partículas activo DPF, que disminuye notablemente la emisión de partículas nocivas al medioambiente. El resultado es, como siempre, un equilibrio perfecto entre prestaciones y consumos, de tal forma que sí es cierto que consume algo más que una unidad 2.0 TDI de 140 cv, pero también que acelera y corre mucho más que aquel, con lo que todo resulta proporcional. Las sensaciones son sorprendentes, con una patada digna de modelos deportivos. Entrega un par máximo de 350 Nm entre las 1.350 y las 2.500 rpm y acelera de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 220 km/h. Como buena unidad diésel del grupo Volkswagen, su consumo combinado es de 5,9 litros a los 100 km.
Este motor se ofrece siempre con cambio de 6 velocidades, sea manual como en nuestra unidad de pruebas, o automático secuencial de doble embrague DSG, que curiosamente combinado con un motor diésel sí que aumenta ligeramente el consumo.
A pesar de que el modelo GT del Golf se encuentra un punto por debajo del codiciado GTI, su estética deportiva salta a la vista, gracias a una serie de elementos de diseño que transmiten esa impresión de dinamismo al tiempo que refinan la imagen general de esa deportividad. Es decir, resulta más elegante que cualquier GTI, por determinados rasgos menos coloristas, aunque no deja de resultar más deportivo que el resto de sus hermanos de gama.

a fondo :: Volkswagen Golf GT: TSI vs.TDI 3

Se diferencia del resto de la gama por unas llantas BBS especiales multirradio de 17 pulgadas con neumáticos 225/45/17, que dejan ver sus grandes discos de freno,  y se puede apreciar claramente una altura de conjunto rebajada en 15 mm respecto a los básicos de la gama. Asimismo, incorpora una moldura a media altura sobre la puerta en color carrocería y su perfil deja ver el discreto alerón trasero superpuesto sobre la luneta. La zaga está marcada por las siglas GT del portón, como una de las pocas concesiones a la deportividad de esta versión, acompañadas por un pequeño alerón superior y la doble salida del escape que permite vislumbrar su paragolpes tallado al efecto, sugiriendo deportividad. Decir que el sonido que regala el doble escape en el TSI es muy potente.
El interior de ambas versiones TSI y TDI también emana deportividad con estilo, además de mostrar como en todos los modelos de la marca alemana una terminación muy buena y una alta calidad de materiales. Preside el conjunto una consola central saliente donde encontramos una pantalla central del sistema multimedia donde se incluyen los sistemas navegación y de audio, con reproductor de CD con 8 altavoces, con botones bien diferenciados para un manejo sencillo. Independientemente aparece el climatizador automático bizonal Climatronic con selectores de temperatura circulares. El volante deportivo multifunción de tres radios con detalles cromados y firmado con el logotipo GT también tiene algo que decir, puesto que actúa sobre los sistemas de audio y navegación, y permite conocer los datos del ordenador de a bordo que se muestra en una pantalla vertical, situada entre los relojes del cuadro de mandos, que en el TSI incluye un pequeño reloj para controlar la presión de sobrealimentación. La exclusividad viene de la mano de la piel en el volante, pomo del cambio DSG en forma de T combinado con cromado y en el freno de mano.
Los asientos para la versión GT son de corte deportivo, con grandes sujeciones laterales, que permiten una conducción rápida y un confort excelente gracias a sus múltiples regulaciones para conductor y acompañante. El conjunto se completa con unas elegantes molduras interiores en color negro brillante y un apoyabrazos central regulable en altura, que oculta un hueco portaobjetos donde además se deja un espacio explícito para un reproductor de MP3 de la marca iPod de 4Gb, que Volkswagen regala con el coche. El espacio para los pasajeros de los asientos traseros es bastante amplio para tratarse de un compacto y si se prefiere priorizar el espacio de carga del maletero de los 350 litros hasta los 1.305 litros, permiten ser abatidos para dejar una superficie plana.
Equipamiento Premium
El equipamiento de la versión GT tanto de diseño, como de confort o de seguridad, es completísimo con cualquiera de sus dos motorizaciones, siendo una alternativa muy recomendable frente al GTI. Como elementos de diseño y orientación deportiva, incluye de serie la suspensión deportiva rebajada en 15 mm, las llantas de aleación BBS multirradio de 17 pulgadas y neumáticos deportivos de 225/45, la doble salida de escape, las molduras laterales en color carrocería, los logos identificativos de la versión GT delante y detrás, los asientos deportivos personalizados con regulación lumbar y en altura para conductor y acompañante y el indicador de presión de sobrealimentación con el motor TSI.

a fondo :: Volkswagen Golf GT: TSI vs.TDI 4

En el plano del confort ofrece elevalunas eléctricos delanteros, espejos retrovisores regulables y plegables eléctricamente, cierre centralizado con mando a distancia, climatizador dual Climatronic, volante deportivo multifunción personalizado y realizado en piel, como el pomo del cambio y el freno de mano, radio CD con 8 altavoces, ordenador de a bordo y reproductor MP3 iPod Nano de Aple con 4Gb de capacidad.
Los niveles de seguridad tampoco se han descuidado, ofreciendo de serie elementos muy funcionales como ABS, control de estabilidad ESP y de tracción ASR, dirección electromecánica, faros bixenón y antiniebla, programa de conducción para invierno e indicador de presión de neumáticos, mientras que en lo referente a la seguridad pasiva consta de seis airbags, reposacabezas y cinturones de seguridad de tres puntos en los cinco asientos.
Comparativamente, estas dos versiones del GT con sus distintos motores obtienen unos resultados de prestaciones muy similares mediante procesos bien diferentes. Lo que verdaderamente diferencia a estos dos hermanos de diferente sangre son las reacciones de cada uno. Las prestaciones finales y una diferencia de 3.000 euros inclinan ligeramente la balanza hacia el modelo de gasolina, mientras que el menor consumo de combustible cae del lado del diésel.

a fondo :: Volkswagen Golf GT: TSI vs.TDI 5

Por la versión gasolina se podría decidir quien busque un tacto motriz más refinado y quiera un comportamiento más elástico, favorable principalmente en conducción más rápida a altas revoluciones. Sin embargo, el diésel será el preferido de aquellos que realicen a diario muchos kilómetros y se muevan habitualmente por trazados urbanos.
Como desde Autocity debemos decantarnos por alguno, lo hacemos sin duda por la versión de gasolina TSI, que obtiene cifras de consumo muy reducidas de 7,2 litros a los 100 km en ciclo combinado, que aunque ligeramente superiores a las del TDI, por la suavidad de conducción, por unas prestaciones más destacadas en todo el régimen, por una mayor exclusividad mecánica, y sobre todo, por el precio, es bastante más interesante que la opción diésel. De hecho, ofrece exactamente el mismo equipamiento que el TDI por 3.000 euros menos.
A nivel general, según las cifras expuestas, cualquiera de los dos resulta una elección muy rentable en el segmento de los compactos deportivos, puesto que por unos precios intermedios entre el segmento más premium y el más comercial, ofrece acabados de muy alta calidad y un equipamiento muy completo. Esas son las cartas ganadoras del Golf.