Volkswagen Golf BlueMotion: Un compacto que gasta 3,8 l/100 km

a fondo Volkswagen Golf BlueMotion 1
Raúl Toledano28 abr 2010
El VW Golf BlueMotion se convierte en la variante más ecológica y ahorradora de la exitosa familia Golf, con un consumo homologado por debajo de los cuatro litros, 3,8 l/100 km
Un compacto que gasta 3,8 l/100 km
El VW Golf BlueMotion se convierte en la variante más ecológica y ahorradora de la exitosa familia Golf, con un consumo homologado por debajo de los cuatro litros, 3,8 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 99 g/km, gracias al motor 1.6 TDI de 105 cv, asociado a arreglos muy concretos para esta versión, como el sistema de parada y arranque automático del motor y el de recuperación de energía de frenado. Así, y sin perder las prestaciones de un diésel de toda la vida, que ofrece su par máximo (250 Nm) a partir de las 2.000 rpm, nos libraremos de pagar el impuesto de matriculación. Silencioso tanto al ralentí como en marcha, esta nueva apuesta de VW se venderá por un precio de 21.140 euros en la carrocería de tres puertas y 21.720 euros en el modelo de cinco puertas.
Se trata de la segunda generación del Golf BlueMotion la primera estaba basada en el Golf V, 2003-2009- y, a partir de noviembre de este año, competirá con unidades con idéntico ADN, como por ejemplo, el Seat León Ecomotive (con el que comparte elementos, aunque el compacto español resulta más barato), Audi A3 TDle o Ford Focus ECOnetic. Los cuatro, junto al Volvo C30 DRIVe, son los únicos coches con medidas entre los 4,15-4,40 metros y motor diésel en consumir menos de 4 l/100 km. Este Golf de todas formas mantiene unas prestaciones respetables, alcanzado los 100 km/h desde parado en 11,3 segundos y una velocidad punta de 190 km/h. Unas cifras mejoradas si se toma como referencia su antecesor; el primer Golf BlueMotion gastaba 4,5 l/100 km en base a una mecánica 1.9 TDI de también 105 cv.
El modelo verde de Golf está disponible únicamente con una caja de cambios manual de cinco velocidades. En Autocity ya hemos probado los modelos Ecomotive de Seat, idénticos a los de VW, y apreciamos lo sumamente eficaces que resultan el dispositivo de parada y arranque automático del motor en las retenciones o semáforos y el alternador que resta energía al motor en fases de deceleración para obtener un consumo tan bajo. A nivel de diseño, este Golf está ligeramente pulido con respecto al resto de la familia: una altura al suelo menor, paragolpes y parrilla rediseñados y un pequeño alerón trasero con beneficios aerodinámicos. Además, incluye unas llantas específicas, denominadas Wellington, montadas en unos neumáticos 195/65 R15 de baja resistencia a la rodadura y el logo BlueMotion en el portón trasero, bajo la óptica derecha. Por último, VW incluye en su gama de colores una nueva tonalidad, el Azul Glacial Metalizado.
Con un indicador en el cuadro de instrumentos para optimizar el momento del cambio de marcha, el habitáculo de esta edición BlueMotion es idéntico al resto de los modelos Golf, salvo las variantes GTI, GTD y R, con elementos específicos. Las únicas diferencias que apreciamos son el nuevo tapizado de los asientos y los paneles de las puertas, en tela Scout de colores azul y negro titanio, la ausencia de alfombrillas y el borde cromado de de los mandos de ajuste de los retrovisores. A nivel de equipamiento, este BlueMotion se podría comparar con el acabado Advance en la gama Golf. Además de la versión BlueMotion, Volkswagen también comercializará el Golf BlueMotion Technology, una versión similar al BlueMotion pero con un equipamiento opcional mayor, pudiendo incluir navegador, manos libres Bluetooth, unas llantas de aleación de mayores dimensiones o el cambio automático de doble embrague DSG, que aumenta el consumo medio en 0,3 l/100 km.