Volkswagen E-Up: Un ciudadano eléctrico listo para 2013

a fondo Volkswagen E-Up 1
Enrique Marco15 sep 2009
Volkswagen muestra estos días en el Salón del Automóvil de Frankfurt un prototipo que tendrá listo para lanzar en 2013, el cual, gracias a su motor eléctrico, no contaminará y reducirá los costes de utilización.
Volkswagen muestra estos días en el Salón del Automóvil de Frankfurt un prototipo que tendrá listo para lanzar en 2013, el cual, gracias a su motor eléctrico, no contaminará y reducirá los costes de utilización hasta los 2 euros por cada 100 kilómetros. Se trata del urbano denominado como E-Up, un vehículo que por carrocería y concepto se parece mucho al Toyota IQ, pero que por sistema de propulsión es más comparable a los prototipos Mini E o Smart EV.
Aunque de momento el E-Up llegue a Frankfurt como prototipo, parece ser que el proyecto de Volkswagen está ya muy definido. Este urbano mide 3,19 metros de longitud, 1,64 metros de anchura y 1,47 metros de altura. Su habitáculo es de configuración 3+1 plazas (como el Toyota IQ), es decir, que tiene un asiento de copiloto adelantado que permite una plaza trasera amplia y un asiento del conductor que sólo deja espacio tras él para una pequeña plaza. En el maletero, dependiendo de cómo se configuren los espacios, puede quedar una capacidad desde 85 litros hasta 520 litros.
El Volkswagen E-Up Concept lleva un motor totalmente eléctrico que de forma continua desarrolla 40 kw (54 cv) y en breves periodos de tiempo hasta 60 kw (82 cv), siendo su par motor de 210 Nm desde 0 rpm. En lugar de caja de cambios el conductor únicamente manejará un botón giratorio ubicado en la consola para seleccionar la marcha hacia delante o hacia atrás. Pero las reacciones del pequeño E-Up son bastante rápidas, ya que aunque las cifras de velocidad máxima y aceleración de 0 a 100 km/h sean muy razonables pero discretas (135 km/h y 11,3 segundos), en los primeros instantes el E-Up responde de forma muy briosa, ya que de 0 a 50 km/h sólo necesita 3,5 segundos. A esto también ayuda su contenido peso de 1.085 kilos.
Para alimentar al motor eléctrico el urbano de Volkswagen lleva unas baterías de iones de litio ubicadas en los bajos y con sus 240 kilos de peso distribuidos homogéneamente. Son capaces de aguantar hasta 130 km sin recargar, por lo que el vehículo se mostrará válido para la mayoría de los trayectos diarios. Tras ello el coche se podrá cargar bien en puntos especiales o bien en el enchufe de casa, que si se trata de la red doméstica tardará un máximo de 5 horas en recargarse por completo. La marca ha calculado que según tarifas de luz de cada país- el coste de recorrer 100 km con el E-Up rondará los 2 . Y, por supuesto, emisiones 0.
Además de la recarga en la red eléctrica, el Volkswagen E-Up se apoya en unos paneles fotovoltaicos que ayudan necesidades como la climatización; aunque también tiene el sistema que recupera energía en las frenadas y retenciones y consigue recargar parte de lo consumido en las aceleraciones. En su interior ya no encontramos relojes analógicos, sino pantallas de información que agrupan varias funciones. La central incluye también el navegador, mediante el cual el conductor puede programar su viaje en función a la reserva de energía, los perfiles de altitud del trayecto y los puntos de recarga más próximos.