Volkswagen Bluesport: Alternativa Roadster

a fondo Volkswagen Bluesport 1
Enrique Marco14 ene 2009
Volkswagen presenta en el Salón de Detroit un prototipo que, de llegar a fabricarse, se convertiría en una excelente alternativa económica.
Alternativa Roadster
Volkswagen presenta en el Salón de Detroit un prototipo que, de llegar a fabricarse, se convertiría en una excelente alternativa económica frente a los Audi TT Roadster o Porsche Boxster. Se trata del Concept Bluesport, un biplaza con techo de lona que propone una configuración de lo más auténtica: propulsión trasera y motor trasero. Lo que ya no es tan tradicional para un roadster es su mecánica, pues el prototipo de Detroit incorpora un 2.0 TDI con 180 cv y diversos sistemas para reducir el consumo y las emisiones.
Más pequeño que sus hipotéticos rivales, el VW Bluesport mide 3,99 metros de largo, 1,26 metros de alto y 1,75 metros. Su frontal recuerda algo al Scirocco y, en menor medida, al nuevo Golf, pero el resto de su carrocería resulta muy agresiva y atractiva. Voladizos cortos, pasos de rueda abultados, grandes llantas de 19 pulgadas… se trata de un vehículo de dimensiones compactas pero muy musculoso. En realidad su plataforma apenas es 5 cm más corta que la de un TT, con sus 2,43 metros de distancia entre ejes.
La potencia se transmite a las ruedas traseras a través de la caja de cambios DSG de seis velocidades, y, si se llegase producir en serie, Volkswagen afirma que también tendría disponible una mecánica TSI de gasolina. Con el TDI utilizado para la muestra estadounidense se consiguen unas prestaciones y consumos excepcionales, gracias, en parte, a su contenido peso. El Bluesport de Volkswagen declara un peso inferior a 1.200 kilos, para lo que ha tenido que emplear aluminio en partes como el capó y desarrollar una capota muy ligera (sólo 27 kilos).
Este motor 2.0 TDI “Clean Diesel” de 180 cv de potencia y 350 Nm de par permite al pequeño roadster de Volkswagen acelerar de 0 a 100 km/h en 6,6 segundos y alcanzar los 226 km/h. Pero el mérito es mayor al conocer las contenidas cifras de consumo y emisiones de CO2: 4,3 l/100 km y 113 g/km. Así las cosas, el Bluesport puede recorrer hasta 1.150 kilómetros sin repostar. Una de las tecnologías empleadas para lograr tan bajos registros de consumo es la función Auto Start/Stop, mediante la cual el motor se apaga cuando el coche se detiene y, en el momento de reanudar la marcha, encenderse automáticamente.
Aunque estamos ante un coche eminentemente recreacional, se trata igualmente de un vehículo manejable en ciudad por sus contenidas dimensiones, y económico de utilizar por sus bajos consumos. De espacio, lógicamente, no va muy sobrado, pero tiene dos pequeños maleteros que suman una capacidad de 182 litros (110 litros en el cofre de la parte delantera y 70 litros en un compartimento entre el motor y las plazas traseras). A día de hoy no sabemos si Volkswagen convertirá este prototipo en un coche de calle, pero estamos seguros que, de llevarlo a cabo, se convertiría en un modelo muy apetecible y, a la vez, razonable.