Volkswagen Beetle Dune: El embrión del CrossBeetle

vwbeetleduneportada_2bc467479a570580c4df0c25f.jpg
Raúl Toledano14 ene 2014
Volkswagen presenta en forma de prototipo el que podría ser el primer Beetle crossover, o como denomina la marca a estos modelos CrossBeetle. De nombre Beetle Dune, Volkswagen lo presenta en el Salón de Detroit con un tamaño mayor en todas las cotas al modelo normal, elementos estéticos off road, y un motor gasolina de 210 cv de potencia.
"Prototipo de diseño cercano a la producción en serie". Así se refiere Volkswagen a su prototipo Beetle Dune, presentado en el Salón de Detroit 2014, donde la marca alemana asoma la cabeza con esta versión campera del popular Beetle. El apellido Dune no es la primera vez que lo utiliza VW para un prototipo; lo hizo con el anterior New Beetle. La diferencia con lo sucedido en el año 2000 fue que entonces no había expectativa alguna sobre la evolución del concept a coche de calle, reconociendo la misma Volkswagen que aquel New Beetle Dune era un "prototipo de ciencia ficción".
Entre un "prototipo de diseño cercano a la producción en serie" y un "prototipo de ciencia ficción" han pasado trece años y una Volkswagen que en 2011 reeditó una leyenda de nombre Beetle ya sin el apellido femenino "New". En este contexto masculinizado, el Volkswagen Beetle Dune podría anticipar lo que sería una versión "Cross" del Beetle, como ha ocurrido en otras carrocerías de la marca como los CrossPolo o CrossTouran. El color "Arizona amarillo-anaranjado" que utiliza el Beetle Done es muy similar al que se usó para promocionar al CrossPolo, que pasó con más pena que gloria por nuestras vidas.En 2000 ya hubo un New Beetle Dune, pero aquel prototipo estaba mucho más lejos que éste de ser una realidad
El Volkswagen Beelte Dune prototipo o Volkswagen CrossBeetle, si llegase finalmente a la cadena de montaje con esa denominación, sería un crossover que recoge rasgos de diferentes segmentos sobre su cuerpo. En este caso, el Beelte Dune prototipo presentado en Detroit destaca por un sobredimensionamiento general de sus cotas exteriores: 4,29 metros de longitud (aumento de 1,2 cm sobre el Beetle), 1,54 metros de altura (5 centímetros más) y se ensanchan las vías con un aumento total de 4,8 centímetros a lo ancho respecto al Beetle normal, dotando a este Dune de un abombamiento de los pasos de ruedas que de otra forma no podrían dar cabida a unos neumáticos de 255/45 y con llanta de 19 pulgadas de diámetro.Ahí elementos estéticos -incluso el color utilizado- que recuerdan a las carrocerías 'cross' de otros VW
Este aspecto tan musculado lo corona un doble alerón trasero -el que llevan las versiones Sport del Beelte sobre la parte baja del portón y otro más situado sobre la luneta trasera- dando cabida a un original portaesquis, así como un techo panorámico oscurecido, unas protecciones inferiores cromadas de los faldones laterales -que según VW recuerdan a los legendarios estribos del Beetle de la primera generación- y unos respiraderos en los extremos de la parrilla frontal junto a una rejilla más prominente; detalles todos que apuntan nuevamente en una única dirección: estamos ante el embrión del CrossBeetle. Por dentro, los asientos son deportivos, las aplicaciones en el mismo color "Arizona" de la carrocería y los laterales de las puertas terminados en un material textil más transpirable que el cuero son las mayores novedades, manteniéndose intacto el diseño del panel de instrumentos y de la consola central del Beetle.
En perfecta comunión con el cambio automático de doble embrague DSG de sies velocidades, la mecánica que Volkswagen ha montado en este Beetle Dune es la de dos litros y cuatro cilindros en línea, inyección directa gasolina y turboalimentada hasta los 210 cv de potencia, la misma que utiliza el Beetle Turbo. A pesar de su aspecto de todocamino, la tracción continúa siendo delantera -la suspensión delantera de tipo MacPherson y la trasera de cuatro brazos- y también recibe otro elemento dinámico que montan Golf, Scirocco o el propio Beetle como es el bloqueo de diferencial XDS.
Monta el mismo motor gasolina de 210 cv que el Beetle Turbo