VII Rally Hospederías de Aragón: Mil kilómetros de glamour sobre ruedas

portadaautocityrha_ec4772f8216b5c394ec5462ca.jpg
Enrique Marco16 sep 2013
Bugattis, Ferraris, Jaguars, Mercedes, Porsches... una colección de 30 clásicos deportivos de época de los años 20 a los 70 recorrieron mil kilómetros por tierras aragonesas en un evento turístico patrocinado por Turismo Aragón que partió desde el shopping resort Puerto Venecia, en Zaragoza.
El VII Rally Internacional Hospederías de Aragón, Trofeo Puerto Venecia, finalizó este lunes día 16 de septiembre en el hotel Hiberus de Zaragoza, donde llegaron la mayoría de los 30 participantes que partieron cuatro días atrás del mayor complejo de ocio y comercio de Europa, Puerto Venecia (Zaragoza). En la jornada del lunes únicamente se había programado un desayuno de despedida, dejando el resto del día para que los equipos regresasen a sus lugares de partida, ya que algunos de los participantes procedían de países como Francia, Inglaterra, Bélgica o Portugal.
El cambio de fechas de esta séptima edición respecto a las pasadas –de mayo a septiembre- ha sido beneficioso en cuanto a la climatología se refiere, ya que las siete etapas realizadas en tres días de rutas se han completado en su totalidad con sol y temperaturas agradables, lo cual ha sido especialmente reconfortante para los numerosos equipos que participaron con vehículos descapotables. Por su parte, el considerable aumento de kilómetros ha mejorado la percepción general del rally respecto a ediciones anteriores, aunque también ha propiciado que un mayor número de equipos hayan tenido que recurrir a los servicios mecánicos del club organizador, o bien, directamente, cambiar de automóvil.
Tres fueron las Hospederías de la red que se visitaron en esta séptima edición, una en cada provincia de la Comunidad Autónoma: San Juan de la Peña (Huesca), La Iglesuela del Cid (Teruel) y Monasterio de Rueda (Zaragoza). Además, lugares de interés como Boltaña, en el pirineo oscense, o Mora de Rubielos, en la comarca turolense de Gúdar-Javalambre, hicieron las delicias de los participantes del rally, quienes a su finalización alabaron las rutas y disfrutaron de los impresionantes paisajes de norte a sur de Aragón. Otro destino del máximo interés para un evento de estas características fue el trazado de velocidad de Motorland, donde los pilotos que condujeron los deportivos más potentes disfrutaron de la pista y quedaron asombrados por las magníficas instalaciones del conocido circuito aragonés.

xaautocityrha_e1ebce3671a943f8b01c77762.jpg

Al final del rally el club organizador, la Asociación Aragonesa de Clásicos Deportivos, entregó varias distinciones, entre las que destacaron la del vehículo más emblemático (Bugatti T-37 de 1928 de Joan Andrés Berenguer), vehículo más racing (Frazer Nash BMW 319/28 de 1937 de Andrew Blow), vehículo más elegante (Mercedes 300 SL Roadster de 1959 de Ramón Montero) o a la mejor trazada en circuito (Joaquín Cumellas con su Lotus Elan de 1966); sin olvidar las menciones especiales a la piloto femenina (Marta Ariza con el BMW 327/28 de 1939) o al piloto extranjero con mayor presencia en pruebas nacionales (el belga Walter Verwelst con el Jensen Interceptor III de 1973).Un Bugatti de carreras de 1928 y un Mercedes SL 300 Roadster fueron dos de los automóviles más admirados
Como principales anécdotas comentar que, debido a la escasa utilización de estos exclusivos automóviles que están únicamente destinados a eventos de este tipo, algún participante lo cambió a última hora por no tener a punto el coche con el que inicialmente se había inscrito, como el francés Tauzin, quien dejó en casa su Ferrari para traer un Alpine A310; mientras que otros que sí acudieron con el vehículo inscrito detectaron alguna anomalía mecánica en su máquina durante el recorrido y cambiaron de coche a mitad de rally, como Ignacio Pueche, quien mandó para casa el precioso Jaguar SS100 y continuó con un Bentley de la misma época e igual de elegante. En cualquier caso, todos los incidentes registrados en el VII Rally Internacional Hospederías de Aragón, Trofeo Puerto Venecia fueron de este tipo; pues gracias a la excelente profesionalidad de los agentes de la Guardia Civil de Tráfico, que acompañaron a la caravana durante los mil kilómetros de ruta, la seguridad estuvo garantizada en todo momento. En la cena de gala y en la posterior despedida, fueron muchos los que se interesaron por repetir en años venideros, por lo que el club aragonés, con su presidente José Manuel Bernad a la cabeza, ya se han puesto a trabajar para que en 2014 se celebre el octavo Rally Internacional Hospederías de Aragón, Trofeo Puerto Venecia.

xbautocityrha_8e58462f51811d107d2584726.jpg