Vettel sentencia el Mundial y Alonso amarra el podio en Monza:

Agencia EFE11 sep 2011
El alemán Sebastian Vettel (Red Bull) dejó sentenciado el Mundial de Fórmula Uno, que podría anotarse matemáticamente dentro de dos semanas en Singapur, al ganar hoy el Gran Premio de Italia en Monza, en el que el español Fernando Alonso (Ferrari) pudo "amarrar" el podio y concluyó tercero.

Vettel, que el año pasado se convirtió en el más joven de la historia en ganar el Mundial, también será a sus 24 años, el doble campeón más joven de la Fórmula Uno, después de haber firmado hoy, en la catedral de la velocidad, la octava victoria de la temporada.

El alemán sigue haciendo historia y ayuda a escribir la de su equipo, aupado por su talento, pero beneficiado por el excelente monoplaza diseñado por Adrian Newey, el ingeniero estrella de la F1. Vettel lidera con 284 puntos, 112 más que Alonso y con 117 sobre el inglés Jenson Button (McLaren), que hoy acabó segundo.

Hoy firmó en la catedral de la velocidad su decimoctavo triunfo en la categoría reina del motor, en la misma plaza en la que sorprendió al mundo hace tres años, al ganar con un Toro Rosso.

Al igual que en aquella ocasión, Vettel venció tras arrancar desde la "pole" -también fue primero el sábado, por décima vez este año y por vigésima quinta desde que está en F1-. Pero en esta ocasión lo hizo con un Red Bull, que, paradójicamente, nunca había logrado ni "pole", ni podio en Monza.

Alonso había anunciado durante la víspera que iba a ser casi una misión imposible repetir ante la afición "ferrarista" su triunfo del año pasado, que también había logrado en 2007, con McLaren.

El asturiano se conformó con el podio, tras aguantar la embestida final del inglés Lewis Hamilton, autor de la vuelta rápida en el penúltimo giro. Se clasificó entre ambos pilotos de McLaren, por detrás de Button, y se reservó la genialidad de una salida excepcional, en la que, tras arrancar cuarto, tomó el liderato tras arriesgar por la derecha -con dos ruedas por el céspedy entrar primero en la primera curva, la de la "chicane".

Donde se generó la montonera que provocó el australiano Daniele Ricciardo, que involucró a su compañero italiano Vitantonio Liuzzi (Hispania), al ruso Vitaly Petrov (Renault), al belga Jerome D"Ambrossio (Virgin) y al alemán Nico Rosberg (Mercedes).

Tras la magistral salida de Alonso, entró en pista el coche de seguridad, que poco después de retirarse dejó paso a un nuevo monólogo de Vettel. El alemán rebasó al campeón español y ya no cedió el liderato hasta la meta, en una prueba en la que Jaime Alguersuari (Toro Rosso) celebró el mejor resultado de su carrera, al acabar séptimo.

El catalán, de 21 años, firmó en Monza su mejor puesto en un Gran Premio de Fórmula Uno, al mejorar los octavos puestos que había logrado, también este año, en Montreal y Valencia, en una carrera en la que lo más emocionante fue todo lo que sucedió por detrás de Vettel, que podría festejar su segundo título dentro de dos semanas en Singapur.

Su compañero australiano Mark Webber quedó fuera de carrera en la quinta vuelta, tras tocarse con Massa -sexto hoy-, perder el alerón delantero y acabar accidentándose metros más adelante.

Y poco después se produjo la interesante batalla del alemán Michael Schumacher (Mercedes) -quintocon Hamilton, en un duelo al que se uniría posteriormente, y del que saldría como gran beneficiado, Button, en una sensacional maniobra de adelantamiento doble en la vuelta 16, inmediatamente antes parar en boxes.

Button les cedió el duelo a su compañero y a "Schumi", que demostró que no es séptuple campeón mundial por casualidad y aguantó muchas embestidas del inglés antes de aflojar, en una batalla que benefició indirectamente a Alonso, que paró en la 19 -poco antes de ceder la segunda plaza a Jensony volvió a poner neumáticos blandos; antes de colocar, tras la 34, los medios, con los que sufrió para mantener una tercera plaza que dio como buena.

Por detrás, también destacó el duelo del mexicano Sergio Pérez (Sauber) con el venezolano Pastor Maldonado (Williams) y con Alguersuari, que invirtió la suerte que corrió en Spa, donde firmó su mejor calificación -fue sextoy abandonó a las primeras de cambio al chocar en la primera curva con el brasileño Bruno Senna (Renault), noveno hoy.

Esta vez, Jaime arrancó el 18, pero ascendió once plazas y alcanzó su mejor clasificación desde que es piloto de Fórmula Uno.

"Checo" Pérez, que circuló en los puestos de cabeza durante más de la mitad de la carrera, abandonó por rotura de la caja de cambios cuando era séptimo. Y Maldonado, que en Spa celebró su primer punto como piloto F1, se quedó a sólo un puesto de repetir y finalizó undécimo en la última carrera europea.

El Mundial se desplaza a Asia, donde Vettel celebrará, sin duda, su segundo Mundial. Que podría festejar en la siguiente carrera, en Singapur. Si no lo evita Alonso, que cree que, de los seis circuitos que quedan, es el que más le va para intentar ganar, según explicó a Efe tras la prueba. Si no es en Marina Bay, será en Japón. Y muy mal le tendrían que ir las cosas a Vettel si no es campeón en Corea.

Adrian R. Huber