Vettel dice que aunque el Mundial esté resuelto siempre 'pasa algo' en Brasil:

Vettel dice que aunque el Mundial esté resuelto siempre 'pasa algo' en Brasil 1
Agencia EFE23 nov 2013
El tetracampeón del mundo de Fórmula Uno alemán Sebastian Vettel (Red Bull), dijo hoy tras conseguir la 'pole' de la última carrera del Mundial, la del Gran Premio de Brasil, que a pesar de que el campeonato esté ya resuelto con el título a su favor, en Interlagos 'siempre puede pasar algo'.

'Parece ser un circuito en el que puedes crear algo de la nada, donde algo puede pasar', explicó a los periodistas congregados en el circuito 'Jose Carlos Pace' de Sao Paulo y aseguró que tiene 'buenos recuerdos' del autódromo.

Por ello, para el alemán que se coronó campeón mundial por cuarta vez hace ya dos carreras, el Autódromo de Interlagos 'es un lugar especial' y subrayó que 'cada vez' que corre en el circuito brasileño piensa que 'algo importante puede pasar'.

Preguntado por la 'monotonía' del Mundial 2013, en el que Vettel se ha alzado con doce victorias de 18 grandes premios, el alemán aludió a la carrera en Brasil del pasado año donde él y el doble campeón mundial Fernando Alonso se disputaron el título que finalmente se adjudicó el piloto de la escudería austríaca Red Bull.

'En el último año, llegué luchando con Alonso por el campeonato y fue una gran carrera', rememoró.

Además, la prensa local se interesó por la forma en la que el alemán tuvo de celebrar la 'pole' de hoy, ya que, al ser informado por su equipo a través de la radio el campeón gritó 'olé, olé'.

Confesó que quiso hacer llegar un mensaje que agradara al público local pero que no conocía el equivalente en portugués de la típica expresión española.

'Cuando me dijeron que había ganado la 'pole', quedé muy feliz y mezclé el portugués con el español', puntualizó Vettel tras reconocer que está 'sorprendido' con su victoria en la ronda de clasificación.

Las sesión libre y la clasificación de hoy estuvieron marcadas por la intensa lluvia que cayó en Sao Paulo y que obligó a atrasar durante cuarenta minutos la última ronda, así como a que las escuderías tuvieran que cambiar de neumáticos en varias ocasiones.

El Gran Premio de Brasil bajará mañana el telón del Mundial de Fórmula Uno 2013 con una carrera prevista a 71 vueltas, sobre un circuito de 4.309 metros, que se disputará a partir de las 14.00 locales (16.00 GMT).