Ventas de automóviles Julio: Citroen triunfa con la gama C4

portadaventasjulio_b0d80bfa834c932960ddbd090.jpg
Enrique Marco01 ago 2014
La gama C4 de Citroen -que incluye el monovolumen Picasso y el nuevo Cactus- ha sido la más vendida en julio por delante del Seat León. El Seat Ibiza sigue en cabeza en el acumulado del año, que registra un signo positivo del 16,6% respecto a los 7 primeros meses de 2013. 
Undécimo mes consecutivo en el aumento de las ventas de automóviles en España, con un acumulado que, superado el ecuador del año, rompe la barrera del medio millón de turismos matriculados y permite pronosticar unas ventas finales de entorno a las 850.000 unidades, batiendo así los pobres registros de los tres años anteriores. No obstante, para alcanzar la barrera sicológica del millón de unidades anuales, según los expertos del sector, todavía faltan “dos o tres años”, lo cual “marcará un punto de inflexión”. 
Por marcas las cosas siguen igual en los primeros puestos, con Volkswagen distanciándose más y más, y Seat consolidando la segunda plaza, tanto en julio como en el acumulado del año. Más oscilaciones hay en los siguientes puestos, pues las tres francesas –Citroen, Peugeot y Renault- o Ford y Opel van alternándose puestos mes a mes entre los siete primeros. La única variación destacable en el top ten es que debido a la coincidencia de los discretos resultados en julio de dos marcas habituales en el ranking, como Audi (-4,7%) y Toyota (-11,4%), y a las excelentes cifras de dos firmas que gozan de buena salud, como Dacia (+65%) y Fiat (+41%); la premium alemana y la japonesa han dado paso a la low cost de Renault y a la italiana. En términos porcentuales, pero ya hablando de marcas de menor volumen, destaca en julio el +128% de Alfa Romeo gracias al Giulietta y el +155% de Infiniti; mientras que en el lado opuesto el descalabro de Chevrolet es cada vez mayor (-92% y a punto de desaparecer) y tampoco marcha bien Lancia (-20% y con un futuro nada esperanzador).

xmarcas_6f40d15c706943485e9b8ec71.jpg

En cuanto a modelos se refiere, la gama C4 de Citroen ha sido la más demandada en julio gracias a la excelente acogida del nuevo Picasso (que es el monovolumen más vendido y supera en ventas incluso al compacto) y a que la gama se ha ampliado con el original y recién llegado C4 Cactus; de modo que se afianza en el tercer escalón del podio en cuanto a acumulado de ventas del año. Tras “esta familia francesa” figura como modelo más vendido en julio el compacto Seat León, que se coloca en segunda posición del ranking anual acercándose a su hermano Ibiza. Fuera del top ten en julio encontramos como primer SUV al nuevo Nissan Qashqai, por delante de los Kia Sportage y Renault Captur. Mientras que en el segmento de las berlinas el modelo de Volkswagen sigue líder -a pesar de que pronto será renovado por un nuevo Passat- y se coloca por delante del Audi A4 y del Opel Insignia.   El C4 de Citroen es el más vendido debido a que contabilizan conjuntamente el compacto, el monovolumen C4 Picasso y el nuevo C4 Cactus
En cuanto a cifras totales, por el momento nos tenemos que conformar con las 83.223 matriculaciones en julio (el mejor julio desde 2009), lo que acumula de enero a julio 538.166 unidades (el mejor dato en estos 7 meses desde 2010). Porcentualmente hablando en julio se ha crecido un 10,9% respecto al año pasado, y en el acumulado un 16,6%. Todos estos signos positivos son gracias al Plan Pive y al empuje de las ventas a particulares, que significan más de la mitad de las matriculaciones. Los Rent a Car o alquiladores han estado estables en julio y suman 138.478 unidades (+14,1% en lo que va de año), gracias en buena medida a la buena marcha del Turismo en España. El canal de empresas mejora en el acumulado un 10,1% y suma 124.970 unidades; pero el verdadero dinamizador de las ventas de vehículo nuevo es el canal de particulares, las ventas tradicionales de toda la vida, las cuales ascienden un 21,3% respecto a los 7 primeros meses de 2013 para sumar un total de 274.718 matriculaciones.

xmodelos_56e8a79746629b763809a7d85.jpg

Todos estos números significan mucho para el empleo y la economía en España, y así lo explica David Barrientos, Director de Comunicación de ANFAC, quien afirmó que: “El incremento de ventas está teniendo un fiel reflejo en el aspecto social, las factorías de automóviles han creado en el primer semestre 6.500 puestos de trabajo nuevos y los concesionarios, en la primera parte del año ya son creadores netos de empleo también. La recuperación del empleo contribuirá a generar una mayor renta disponible y a impulsar la adquisición de bienes duraderos como pueden ser los automóviles. El mercado todavía está lejos de los volúmenes potenciales que debe tener nuestro país, pero se está afianzando el camino de la recuperación por el elemento dinamizador que supone los Planes PIVE. En el automóvil, se atisba cada vez más cerca esa recuperación económica. Las cifras de producción, exportación y ventas, así lo reflejan. Aunque todavía queda camino, estamos en la senda correcta”.