Veintiséis muertos desde el inicio de la operación de tráfico de Semana Santa:

Retenciones en las entradas a Madrid y en Cataluña en el retorno de Semana Santa 1
Agencia EFE01 abr 2013
Veintiséis personas han muerto, tres han resultado heridas graves y trece leves en los veintitrés accidentes mortales ocurridos en las carreteras desde el viernes 22, cuando dio comienzo la operación especial de tráfico de Semana Santa, en la que el pasado año fallecieron 45 personas.

La segunda fase de la operación especial de Tráfico se prolongará hasta la medianoche de hoy, ya que esta jornada es festivo en Baleares, Cantabria, Cataluña, Comunidad Valenciana, Navarra, País Vasco y La Rioja.

A las tres de la tarde, las complicaciones en Madrid afectaban a la A-3 con importantes retenciones entre Arganda del Rey y Rivas Vaciamadrid a causa de un accidente; en la A-4 a su paso por Aranjuez y en la A-5 a la altura de Móstoles.

De entre las comunidades autónomas donde hoy es festivo, Cataluña es la que estaba registrado a esa hora las mayores complicaciones en sus carreteras.

Así, los conductores podían encontrarse con dificultades en Tarragona en la N-340 a la altura de El Vendrell, en Girona en la C-65 a su paso por Llagostera y en la C-31 en Castell-Platja d'Aro; mientras que en Barcelona las retenciones se producían en la C-16 en la localidad de Cercs y en la AP-7 en Vilafranca del Penedés.

En Cantabria había tráfico lento en la A-8 en Castro Urdiales y en Murcia en la A-30 en el entorno de la capital, sentido Albacete, y en la A-7, sentido Alicante, y en Sevilla en la A-92 en la entrada de la capital hispalense.

En Segovia las complicaciones afectaban a la N-6 entre Las Navas de San Antonio y San Rafael, mientras que en la provincia de Ciudad Real las retenciones se localizaban en la A-4 a su paso por Almuradiel.

Veintiuna personas han perdido la vida en los 20 accidentes mortales de tráfico ocurridos en las carreteras desde el viernes 22, cuando dio comienzo la operación especial con motivo de las vacaciones de Semana Santa.