Valentino Rossi asegura que se necesitan cinco o seis meses para estar al cien por cien:

Agencia EFE11 ene 2011
El italiano Valentino Rossi, en su primera aparición como piloto de la escudería Ducati de MotoGP, señaló que desde la operación del hombro derecho a que fue sometido a mediados de noviembre se necesitan cinco o seis meses para estar al cien por cien y tendrá que tener paciencia.

En su comparecencia en el Centro de Congresos de Madonna di Campiglio, dentro del programa Wrooom 2011 que reúne a pilotos y técnicos de las escuderías Ferrari de Fórmula Uno y Ducati de MotoGP, organizado por su patrocinador Philip Morris, Rossi no ha dudado en señalar que Jorge Lorenzo "se mereció el título el pasado año".

"Lorenzo ha conducido muy bien durante todo el año, ha cometido muy pocos errores y el que yo no haya podido disputar todas las pruebas no le quita ningún mérito. Ha tenido suerte, pero se lo merece", ha señalado Valentino Rossi, con su nueva indumentaria roja.

El desafío sobre el hielo que debía enfrentarle a Fernando Alonso "lamentablemente tendrá que esperar", porque todavía está "en plena recuperación".

"Conocí a Fernando personalmente el año pasado un día que fui a Ferrari, es una persona muy simpática y espero que podamos hacerlo otro año. Sentí mucho que perdiera el mundial el año pasado en la última carrera", apuntó.

Sobre su lesión en el hombro ha explicado que "cuando terminó la temporada los médicos comprobaron que era bastante mas grave de lo que parecía y por eso hubo que intervenir".

"Había que esperar cinco o seis semanas para que cicatrizasen las lesiones y luego comenzar la recuperación con el fisio. Todavía no logro levantar el brazo del todo y no puedo hacer todos los movimientos para meterme en el carenado de la moto en las rectas", explicó.

"Espero que para los primeros entrenamientos en Malasia a primeros de febrero pueda estar a un buen nivel, pero hasta abril o mayo no podré estar al cien por cien", añadió.

"Sólo tenemos tres pruebas con la Ducati antes de que comience el mundial (el 20 de marzo en Catar), es posible que no estemos al cien por cien y eso no va a ser bueno para el campeonato", admitió.

Sobre su paso de Yamaha a Ducati, Rossi afirmó: "Cuando comenzó la temporada pasada pensaba continuar en Yamaha e incluso terminar en ella mi carrera deportiva, pero a mitad de temporada comencé a hablar con la gente de Ducati, la oferta fue positiva y de forma gradual llegamos al acuerdo".

Ducati, dijo, "es muy diferente a las otras máquinas de MotoGP, las japonesas están sacadas, prácticamente, de las motos de serie y luego adaptadas a la competición, mientras que la Ducati está hecha para la competición".

"De momento vamos cambiar el puesto de conducción para estar mós cómodo sobre ella, trataremos de hacerla más manejable, pero también deberé adaptar mi estilo de conducción a sus características", dijo.

"Representa un gran desafío, como cuando fui a Yamaha. Debo poner a punto la máquina, pero primero debo ponerme a punto yo", destacó..

Sobre la posibilidad de haber adelantado su operación de hombro dijo que había dos posibilidades, "haberla hecho coincidir con la de la pierna (fractura de tibia y peroné de la pierna derecha en los entrenamientos del Gran Premio de Italia), pero entonces", dijo, "me habría quedado con todo el cuerpo prácticamente inmovilizado, o hacerlo después del Gran Premio de Australia".

"Después de Australia, me hubiera perdido los Grandes Premios de Portugal y Valencia, en los que tenía posibilidades de lograr buenos resultados y además quería probar la Ducati en Valencia, así que creo que la mejor opción era hacer la operación después", opinó..

Sobre los favoritos para el Mundial que se iniciará el 20 de marzo en el circuito de Losail, ha dicho que para él son Jorge Lorenzo (Yamaha) y el australiano Casey Stoner (Honda). "Lorenzo conoce bien la moto y comete muy pocos errores, Stoner tiene que mejorar para no hacer tantos, pero la Honda creo que es superior a las otras motos". EFE