Unos 5 millones de conductores sufren situación de riesgo por deslumbramiento:

Agencia EFE06 jul 2011
Unos cinco millones de conductores españoles reconocen que han sufrido alguna vez una situación de riesgo al volante a causa de un deslumbramiento causado por la luz solar, que les ha provocado un posible atropello a peatón, una momentánea salida de la vía o una posible colisión por alcance.

Esta es la conclusión de un estudio del Real Automóvil Club de España (RACE) con el que pretende demostrar la importancia del factor de la visión del conductor en la seguridad vial, para lo que ha promovido el informe y la campaña "La protección visual en la conducción" junto a la Fundación Alain Affelou.

El director de Seguridad Vial del RACE, Tomás Santa Cecilia, ha presentado hoy en Valencia esta campaña junto al vicepresidente de la Fundación Affelou, Florent Carrière, en la que ha recomendado llevar gafas de sol mientras se conduce para reducir el riesgo de accidente por deslumbramiento y las lesiones oculares por radiación ultravioleta.

Al acto también ha asistido el coordinador de Educación Vial del RACE, Juan Antonio Sánchez, el director de la Jefatura de Tráfico de Levante, Ricardo García, y el jefe del Servicio de Seguridad Vial de la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Enrique Casquero.

El estudio del RACE, realizado a 2.400 españoles, ha concluido también que el 90 por ciento de la información que procesa un conductor la recibe por los ojos y que, de esos cinco millones de conductores, alrededor de 500.000 pertenecen a la Comunitat, lo que supone un 20 por cien de los conductores valencianos.

El 38 por ciento de los encuestados ha reconocido a su vez que no usa habitualmente gafas de sol cuando se encuentra al volante, de los que el 27 por ciento las usa en contadas ocasiones y el 11 por ciento restante jamás ha utilizado este complemento para facilitar su visión durante la conducción.

Florent Carrière ha recomendado el uso de gafas polarizadas homologadas por la Comunidad Europea (CE) y ha explicado que "llevar gafas no homologadas es peor que no llevar gafas porque la pupila se dilata al detectar el cristal, pero éste no protege al ojo de la radiación más fuerte".

Por su parte, Sánchez ha argumentado la necesidad de esta campaña porque en el estudio del RACE se ha determinado que el 59 por ciento de los encuestados "desconoce los efectos de la radiación ultravioleta en la vista y el 30 por ciento afirma que no dispone de la información necesaria".

Sánchez ha comentado que los accidentes provocados por los deslumbramientos aumentan en la época otoñal cuando los crepúsculos del amanecer y de la puesta del sol son más prolongados, aunque ha indicado que es difícil determinar con exactitud el número de accidentes causados por esta circunstancia.

Ricardo García ha añadido que muchas de las habituales retenciones se evitarían si más conductores usaran gafas de sol al volante, ya que ha señalado que la mayor parte de los atascos que se producen a primera y última hora del día viene dada por los conductores que, deslumbrados por el sol, tienden a aminorar la velocidad.